Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El juez Arrieta investiga la posible intencionalidad en el incendio de los Almacenes Arias Tres focos de fuego distintos fueron La fatalidad parece cebarse con nuestra vistos por varios testigos y bomberos empresa asegura Isidro Arias El edificio tenía las medidas de seguridad exigidas por la Ley La ya trágica historia del incendio de los Almacenes Arias comienza a tomar tintes aún más dramáticos, cuando aparece una hipótesis que poco a poco se va haciendo más palpable: la posible intencionalidad del incendio. El juez de Instrucción número 11 de Madrid, Andrés Martínez Arrieta, que instruye la causa inAsí lo afirmaba a última hora de ayer e! primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Luis Larroque, según informa Europa Press. Larroque afirmó que de las imágenes de dicho vídeo y de los informes del Servicio de estinción se puede deducir que ai parecer hubo tres focos de fuego distintos, dos en el inmueble número 31 de la calle Montera y otro en el inmueble del número 29, ambos edificios ocupados por Almacenes Arias. Luis Larroque añadió que los tres focos se hallaban en el mismo nivel, a la altura de la tercera planta. Sobre la hipótesis de que el incendio pudiera haber sido provocado, indicó que es algo que debe determinar el juez, quien ya ha solicitado al Ayuntamiento una amplia información sobre el suceso, así como informes sobre otros incendios sufridos por los Almacenes Arias. Por lo que se refiere a la posibilidad de que los siniestros anteriores hubieran condicionado el derrumbe del edificio, Larroque dijo que, de momento, los técnicos municipales han comprobado que se trataba de materiales nuevos y resistentes, aunque precisó que será necesario someter los restos de la estructura a análisis químicos. Mientras los trabajos de desescombro continuaban durante toda la jornada en busca de los bomberos que aún permanecían sepultados bajo las ruinas de los almacenes, sus propietarios, los diez hermanos Arias, se encontraban reunidos en su establecimiento de la plaza de la Paz. De nuevo la desgracia se ha posado sobre una familia que se considera perseguida por la fatalidad El de Montera es el cuarto incendio que asóla alguno de sus trece establecimientos a lo largo y ancho de la geografía española. Por muchos medios que pongamos, contra la fatalidad nunca podremos luchar con garantías de éxito se lamentan. La desgracia nos persigue declaró a ABC Isidro, Arias, gerente de los almacenes Arias. No existe otra explicación; sólo la fatalidad, que parece haberse cebado con nuestra carrera empresarial. Isidro es uno de los diez hermanos propietarios de la empresa, a la que él gusta llamar familiar que en la actualidad cuenta con siete establecimientos abiertos en Madrid y otros seis en otras ciudades del resto de España. Al parecer, y según declaró una de las empleadas, la empresa Arias atravesaba dificultades económicas, lo que le había obligado a una reestructuración de la plantilla durante los últimos meses. El último es el cuarto incendio que asóla alguna de estas dependencias. Una publicación ha llegado incluso á insinuar que se había provocado el accidente para cobrar el seguro. Esto es una barbaridad afirma Isidro, indignado. El seguro que tenemos suscrito con FIATC Madrid. vestiga ciertas informaciones facilitadas por testigos presenciales y bomberos que aseguran que el fuego se inició en tres puntos diferentes. En este sentido, el vídeo grabado por un aficionado en los primeros momentos, que ya tiene el juez en su poder, parece ser una prueba clave que avala los citados testimonios. -añade- no llegará, desde luego, a cubrir todas las pérdidas. Aún no se ha hecho una valoración de las pérdidas a las que van a tener que hacer frente, pero sí puedo decir que, al ser principio de temporada, habíamos adquirido mucho género nuevo que, naturalmente, ha desaparecido bajo el pasto de las llamas Isidro, como el resto de sus hermanos, asegura tener la conciencia muy tranquila en lo que respecta a sus posibles responsabilidades en el siniestro. El edificio principal, el de Montera, 29, disponía de todas las medidas de seguridad que nos exigía la ley. Esto es, un equipo de mangueras y extintores. En el anexo sólo disponíamos de extintores. También es cierto que no disponíamos de springlers 1 pero es que estos medios sólo se exigen a los edificios de. nueva construcción. El portavoz de los hermanos Arias niega también que en la estructura metálica del edificio correspondiente al número 29 de la calle Montera hubiese partes recuperadas del anterior incendio, en 1967. Esto es absolutamente, falso asegura Isidro. Cuando a q u e l l o s u c e d i ó- d i c e- el bloque entero quedó convertido en un solar y tuvimos que levantarlo desde cero. Ni una sola viga se aprovechó para la nueva construcción. Además, la instalación de escaleras mecánicas en todas las plantas nos obligó a disponer de una estructura metálica completamente nueva. Aunque las autoridades municipales aún no se han pronunciado, Isidro Arias afirma que el edificio anexo, el correspondiente al número 31 de la calle Montera, también destruido por el fuego, contaba con las licencias municipales preceptivas Las dos primeras plantas permanecían abiertas para la venta a público y el resto eran para repuesto Los hermanos Arias permanecen reunidos casi todo el día en los almacenes de la plaza del Ángel, en compañía de su abogado, Fernando Abellán. Han convertido una pequeña oficina en su cuartel general. Estamos a la espera; tranquilos dicen. Hasta ahora- dice Isidro- la única declaración que hemos prestado ha sido en la Comisaría del distrito de Centro, la misma noche del siniestro. Fue a la una y media de la madrugada. Nos fuimos- con el incendio prácticamente, apagado y cuando regresamos nos encontramos con ¡a tragedia. Con esta frase, la desgracia nos persigue cierran casi todos sus comentarios. Creo que se ha demostrado- dice Isidroque nuestra gente actuó con toda la diligencia del mundo. En cuanto la chica que colocaba unas cajas de ropa en la planta segunda del edificio anexo descubrió un foco de humo, varios de sus compañeros acudieron con extintores. r Los Reyes, informados de las labores de rescate permanentemente Madrid Los Reyes se han mostrado en todo momento interesados por la situación en a calle de la Montera. Ayer visitó el lugar el jefe de Protocolo de la Casa del Rey, Alberto Escudero. Los Reyes enviaron un telegrama a Juan Barranco expresando su consternación El texto del telegrama de los un interés permanente por las laReyes dice lo siguiente: Profun- bores de extinción y dé rescate. Ayer por la mañana, en nomdamente conmovidos por el trágico incendio de los Almaceners bre de Sus Majestades visitó el Arias, nos unimos al sentimiento lugar de la catástrofe Alberto Esdel pueblo de Madrid, y le encar- cudero, jefe de Protocolo de la gamos haga llegar nuestro pésa- Casa del Rey, quien además de me más sincero a los familiares informarse sobre los hechos, transmitió al alcalde de Madrid, de las dos víctimas rescatadas. Juan Barranco, el pésame de los Desde que se produjera el si- Soberanos por el fallecimiento niestro, los Reyes han mostrado de los bomberos