Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 8- 9- 87 OPINIÓN ZIGZAG ABC 13 Escenas políticas Jugar con TVE Estudiar Humanidades La crónica de nuestro corresponsal en Estados Unidos, José María Carrascal, sobre el desconocimiento de la Historia de ios estudiantes de esa nación, pone de nuevo en entredicho los planes españoles de educación que intentan reducir drásticamente los estudios de Humanidades. No hay, probablemente, lugar donde se mantenga una educación más técnica y especializada que en norteamérica, pero, en cambio, más de un tercio de los estudiantes desconocen la fecha del Descubrimiento de América, la de la Independencia de su nación o la de la Guerra de Secesión. Los datos de esta encuesta han creado lógica preocupación entre sus precursores, que consideran que este olvido de la Historia puede ser peligroso para el futuro americano. En España, donde se intentan arrinconar las Humanidades, sería bueno que se tomase nota de estos datos: se puede evitar que la sociedad española caiga en ellos dentro de unos años. A los aficionados al automovilismo, Televisión Española les ha proporcionado un nuevo programa de juegos que cada vez está más extendido. Se reúnen varios amigos ante el televisor durante las transmisiones de los grandes premios de Fórmula- 1 y van sumando un punto por cada error que comete el comentarista de turno. Este domingo, el ganador que más gazapos cazó llegó a tener varias docenas de puntos. Eso sí, algunas veces hay que limitar las reglas. Por ejemplo, la vuelta de campana que supuestamente dio Philippe Alliot quedó fuera de concurso. El fallo era de parvulario y ni siquiera merecía ser contabilizado. Estadísticas Un reciente estudio del Lloyds Bank ha revelado que en Gran Bretaña se falsean las cifras del paro debido a redefiniciones estadísticas o programas especiales del Gobierno. Chirstopher Johnson, asesor jefe de Asuntos Económicos, ha asegurado que él número de desempleados, oficialmente, es de 3,9 millones de trabajadores- más del 14 por 100 de la población a c t i v a mientras que la cifra real sería de 800.000 parados más. En España también se ha dado el caso de un descenso del desempleo cuando no ha aumentado la población ocupada: a finales de junio había 55.800 parados menos que a finales de marzo, según la Encuesta de Población Activa (de! INE) porque variaron los criterios sobre qué se entiende por persona parada y por persona ocupada. La otra cara de estos datos, que intentan un lavado estadístico, es que alguno de los parados reales pero no oficiales, no logre acceder, por no estar en las listas, a un puesto de trabajo. OVIDiO Fumar en Bélgica Innovación en toda Europa es, por el rango legal que posee, el decreto real que desde el día 1 de septiembre ha entrado en vigor en Bélgica: la prohibición absoluta de fumar en lugares públicos. Como en España, la medida no cuenta con muchos adictos entre los fumadores, aunque los que por pasiva lo son muestran, como es lógico, su entusiasmo. Y como en esto de los hábitos sociales los belgas vuelven a sacarnos ventaja, proliferan en las calles de! Reino cientos de carteles que recuerdan esta prohibición, lo que empieza a resultar algo más que efectivo. De cualquier forma, tres meses tienen los belgas para acostumbrarse a la ley antes de que se castigue al incumplidor. COLEGIO Educamos para el Internado selecto y mediopensionado ambos sexos Preescolar. E. G. R B. U. P. C O U PLAN INDIVIDUAL PARA CADA ALUMNO Enseñanza de la Informática desde E. G. B. a C. O. U INFORMACIÓN LOECHES (M idnd) Inglés cómo en los colegios británicos. Teléis 91 885 10 12 885 10 37 885 13 77 885 13 78 -Abados y festivos ti a 14 horas Transporte Escolar con la Supervisión de Nuestros Profesores AY que reconocer que don Gonzalo Puente Ojea nos ha amenizado con sus declaraciones estruendosas al regreso de las vacaciones, que siempre resulta fastidioso y desangelado. Lo que ha hecho el señor embajador no ha sido destapar la caja de los truenos ni encender la mecha de la traca de fin de fiesta. Lo de don Gonzalo ha sido una máseletá Eso no es un embajador. Es un pirotécnico del coloquio político. No se ha conformado con tirar cohetes y lanzar buscapiés. Le ha prendido fuego a la santabárbara. A mí, don Gonzalo me tiene obnubilado y patidifuso con esa exhibición de fuegos verbales de artificio, y eso que uno ha nacido al pie de Levante, donde no hay fiesta sin barril de pólvora, que seguramente la culpa es de los árabes, aquellas gentes que a mi tierra vinieron. Cuando creíamos que a don Gonzalo ya no le quedaba nada por decir, ni bombazo que soltar, el embajador le ha dicho en Roma a Pilar Urbano, y Época lo publica esta semana, algo por lo que no paso. Entre otras muchas bravas cosas, ha declarado el embajador: Puedo hacer volar la cabeza de Fernández Ordóñez. ¡Ay, señor embajador, que a mí eso me parece una jactancia de tomo y lomo! ¿Volamos la cabeza, sir Paco? ¡Vano empeño! como dirían los de! XIX. Me parece que usted no sabe con quién se juega los cuartos. Mire usted, embajador, a sir Paco no hay guapo que le vuele la cabeza. Ni guapo ni partido, ni sistema, ni Gobierno, ni revolución más o menos pendiente, ni carga de pólvora, ni cartucho de dinamita, ni nitroglicerina, ni cabeza nuclear. Al contrario: para cabeza nuclear, la de sir Paco. Ríase usted de los Pershing La cabeza de sir Paco ha cruzado, sin moverse de encima de los hombros de su afortunado poseedor, por todos los avatares de nuestra última Historia. Ha atravesado el franquismo, aupada en presidencias y subsecretarías. Salvó los desfiladeros del tardo- franquismo, antes de Laureano, con Laureano y después de Laureano. Sobrevivió a don Luis Carrero, a. quien no sólo le volaron la cabeza, sino el tronco, las extremidades y el coche oficial, o sea, que según la teoría del cardenal Enrique y Tarancón, a don Paco Ordóñez no pudo volarle la cabeza ni la Providencia. Penetró así don Paco, con la testa inseparada, en los albores de la democracia, y la mantuvo firme en la Federación Socialdemócrata. Se trasladó en ella a la UCD, y- se sentó con ella en la poltrona del Ministerio de Hacienda y en la de Justicia. Cuando le volaron la cabeza a don Adolfo Suárez, sir Paco ya la había puesto a salvo en el refugio de urgencia del partido de Acción Democrática, y la instaló más tarde en el PSOE, justo cuando los socialistas iban a ganar las elecciones, y, en este momento, ahí la tiene, en el paiacio de Santa Gruz. Ya puede usted echarle a sir Paco a Salomé o a Judith. Apliqúese su Excelencia a cortar la cabeza del Bautista o la de Holofernes: organice el señor embajador una nueva Revolución Francesa, y rodarán cabezas como granos de trigo en la tolva del molino, hasta que por fin vuele la del mismísimo Robespierre. Traiga a los más expertos cortadores de cabezas de las tribus más especializadas. Vuele usted todas las cabezas de turco que encuentre por ahí, hasta no dejar rastro del Imperio otomano. Acabe con todas las cabezas de chorlito, que ya es difícil. Corte, como Hércules, las siete cabezas de la Hidra. Descabece a gigantes, cabezudos y a todos los toros de iberia, incluso los de Guisando. Intente dejar sin la suya al doctor Cabezas. Vuélvase, a este retablo de las Maravillas, y entre en él, a mandoble limpio, hasta no dejar títere con cabeza. Pero nada podrá contra la cabeza de sir Paco. Volviera a este reino Ramiro II el Monje, y la campaña de Huesca quedaría incompleta, a falta de ella. La cabeza de sir Paco, calva será, pero definitivamente inconmovible. Jaime CAMPMANY