Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 A B C LA MAYOR TRAGEDIA DEL CUERPO DE BOMBEROS DOMINGO 6- 9- 87 Los familiares protagonizaron escenas de tensa emoción a pie de la catástrofe ¿Han visto a mi marido... Ustedes le conocen? decía una mujer Madrid. Mientras equipos de bomberos continuaban sus denodados esfuerzos por encontrar los cuerpos de sus compañeros, los familiares de las víctimas protagonizaban escenas de dolor a pie de la tragedia. Mujeres destrozadas, rostros desencajados, padres y hermanos de los bomberos sepultados bajo los escombros desfilaron ante el desolador panorama que ofrecía el edificio de los almacenes Arias, completamente derruido y todavía humeante. Los primeros familiares de las hombre que apenas acertaba a víctimas de la tragedia comenzacalmarla musitaba tímidas palaron a llegar al lugar de los hebras de consuelo. La mujer inchos poco después de las nueve quirió sin descanso a quienes de la mañana. A esa hora, se encontró a su paso. ¿Han visto conocía ya la identidad de algua mi marido... Ustedes le cononos de los hombres que habían cen? Nadie supo contestarle. quedado bajo toneladas de esAnte la mirada de todos, un mécombros, en el segundo sótano dico consiguió apartarla del capó del edificio. Sin embargo, toda de una ambulancia, sobre el que información quedaba reducida a había roto a llorar. enrevesados rumores, datos aisComo medida urgente, se lados que unos y otros recabatomó la decisión de apartar a las ban en aquellos momentos de personas más afectadas de las confusión generalizada. preguntas de los informadores y La incipiente claridad del día del desolador panorama que servía de prólogo a escenas de ofrecía el edificio de los almacedolor que durante toda la mañanes Arias, completamente derruina habrían de presenciar bombedo y todavía humeante, refugiánros, asistentes sociales, autoridadolas en una cafetería de la des e infeíinadores que llevaban zona, que quedó cerrada al púlargas horas en vela. Poco desblico y protegida por algunos pués de que la fachada del viejo agentes de las fuerzas del oralmacén, contiguo al edificio siden. Era incesante el ir y venir niestrado, se derrumbase, una de familiares y amigos, de la camujer de unos treinta años de fetería a la acera de enfrente, en edad irrumpía como una exhalabusca de aquella información de ción en la calzada de la calle de última mano que pudiera avivar la Montera. Asido a su brazo, un la esperanza... Cuando la mayoLas principales incógnitas sin resolver son las que siguen: No se sabe cuáles eran las medidas de seguridad de los almacenes siniestrados y si estaban dotados de Springlers estas duchas que se disparan automáticamente en caso de que se produzca una llama, en caso de siniestro. Porque parece que, en principio, el fuego fue de pequeña intensidad, aunque luego se extendiera. Es cierto que e) primer coche de bomberos llegó a los pocos minutos de comenzar el siniestro. Pero también lo es que las dotaciones de refuerzo, que podrían haber frenado la propagación del fuego, tardaron en dar la ueita hasta la parte trasera de os almacenes, en la plaza del Carmen. 3 Se desconoce si faltó presión ¡e agua o no para apagar el fué- jo. Pero pudo observarse que ría de las mujeres, padres y hermanos de las víctimas se encontraban reunidos en el interior del bar, pudo escucharse desde fuera una voz que decía: ¡Han sacado a uno con vida! En ese momento, los familiares se precipitaron en tromba hacia la calle y se produjeron los instantes más duros y tensos. Las mujeres, abrazadas, gritaban, preguntaban todas al tiempo, pero pronto se desvanecieron de nuevo las ilusiones, al desmentir el rumor un miembro de Protección Civil. A mediodía se dispuso que los familiares de las víctimas fueran trasladados al Ayuntamiento de Madrid, donde se organizó un servicio de atención permanente para estas personas, supervisado por dieciocho médicos municipales y varios asistentes sociales. En algunos casos fue necesario suministrar calmantes a las esposas y novias de las víctimas, visiblemente excitadas. El propio alcalde aseguró que los familiares eran permanentemente informados de las tareas de búsqueda que se realizaban en el lugar de los hechos. Sin embargo, aunque procuraban no crear falsas esperanzas entre los allegados, tampoco se les comunicaba con total veracidad las cada vez más desalentadoras Jesús Espelosín noticias que llegaban de la calle de la Montera. En la casa de Cisneros de la Plaza de la Villa se vivieron momentos de mucha tensión durante toda la tarde de ayer. En este sentido, el tercer teniente de alcalde y gerente de Urbanismo, Jesús Espelosín, manifestó en improvisada rueda de Prensa que aunque la preocupación de todos es la de sacar a esos hombres del sótano, ha sido necesario volar el torreón, pues no podíamos arriesgarnos a que ocurriera otra desgracia, ya que existía el temor de que se desplomasen ías dos últimas plantas Finalmente, son rescatados los cuerpos sin vida de Armando Juárez Dado y Miguel Azuera, y las esperanzas de las familias angustiadas se hunden definitivamente. sólo una manguera de tipo cañón atacaba con presión suficiente a las (tamas. El resto eran corrientes, cuya presión más parecía destinada- a regar que a estructura era insegura. Pero, en todo caso, el Ayuntamiento y el Cuerpo de Bomberos tienen, o deben tener, técnicos con la capacitación suficiente para decidir si los bomberos deben entrar, o Una vez pasados los hechos deben investigarse una serie de inantes debe derribarse la estruccógnitas que han quedado sin resolver. Una cosa ha sido la ejemtura de un edificio siniestrado. plar labor del Cuerpo de Bomberos, y otra muy distinta las especia El descombro de la zona siles circunstancias en las que se ha desarrollado su trabajo. niestrada, cuando se buscaban otra cosa. Si las tuberías de esta las casas que podían quedar los cadáveres de los accidentacalle comercial no tenían la preafectadas por el siniestro tue dos, se realizó a mano en capasión suficiente, existe un fallo imrealizado de forma desordenada zos. Soto pasada la una de la portante. Se recuerda que una y sin explicaciones de ningún tarde se aportó una cinta transde las causas de la falta de éxito tipo. El único incidente desagraportadora de una empresa paren apagar el fuego de almacedable que tuvo el alcalde que ticular. Se hablaba de la convenes Arias en la ocasión anterior dio ejemplo pasando toda no- niencia de su intervención desde fue precisamente la falta de preche al pie del siniestro- fue prehacía una hora. Hasta entonces, sión del agua en la zona. cisamente con un vecino, con el los trabajos fueron realizados por En todo caso faltaron medios que sus nervios en tensión saltalos bomberos, mano a mano, y organización. Los testigos preron cuando éste le pidió explicahasta llegar at agotamiento. senciales del siniestro oyeron a ciones por el hecho de que te A las cinco y cuarto de la tarvarios bomberos comentar: habían desalojado y estaba en la de todavía no se había decidido Gracias a Dios que no ha habicaite sin que nadie fe hubiera como derribar el torreón que imdo viento. De otro modo hubiéraofrecido la menor explicación No pedía et descombro del edificio mos tenido que correr todos, y era er alcalde quien deoia dar con seguridad, y si habría que mucho. Los bomberos, que traesas explicaciones, sino alguien dinamitarte o no. A esas horas bajaron de modo encomiabfe, s que no actuó como debía. había bomberos oue se quejaencontraron claramente desasis. No se sabe quién d ¡o la orden ban de que (levaban cuafro liotidos en el aspecto técnico. de que los bomberos entraran a ras parados en espera de que trabajar en un lugar en eí que la se tomara una decisión. El desalojo de los vecinos de Quedan varias incógnitas sin resolver en este caso