Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 A B C INTERNACIONAL DOMINGO 6- 9- 87 Bagaza intentó en vano recuperar el Poder enBurundi Nairobi. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter El recientemente depuesto presidente de la República centroafricana de Burundi, Jean Baptiste Bagaza, abandonó ayer la capital de Kenia con destino a París, tras intentar infructuosamente regresar a su país para recuperar el poder. El coronel Bagaza fue destituido el jueves tras un golpe de Estado ocurrido mientras él se hallaba en Canadá. Jean Baptiste Bagaza asistía a la segunda cumbre de países francófonos en Quebec, Canadá, cuando tuvo lugar el golpe militar que supuso su fulminante destitución. Al tener conocimiento de la noticia, Bagaza viajó a Nueva York, para desplazarse luego a París. Desde la capital francesa, el coronel se trasladó al continente africano para intentar entrar en su país, Burundi, y hacerse de nuevo con el mando. Ayer, Bagaza regresó a Francia, tras fallar en su intento de recuperar la presidencia usurpada que él, a su vez, también consiguiera mediante un incruento golpe de Estado el 1 de noviembre de 1976. En estos momentos, al frente del país se halla el mayor Pierre Buyoya, miembro del Comité Central del partido gobernante en Burundi y figura popular entre las Fuerzas de la Armada, que frecuentemente ha hecho públicas sus discrepancias con el depuesto presidente. Al igual que Bagaza, Buyoya pertenece a la tribu de los Tutsi que excluye a los miembros de la etnia mayoritaria de los Hutu de toda posición de influencia. Radio Burundi informó que, en las últimas horas, el país respiraba una tensa calma. Aunque la comunicación con Bujumbura sigue bloqueada, fuentes diplomáticas en contacto con sus embajadas en la capital declararon que no se habían recibido noticias sobre posibles disturbios o actos de violencia en el país. Horizonte REFERENDUM EN TURQUÍA Hoy, domingo, se celebra en Turquía un curioso referéndum, en el que participarán unos veinticinco millones de turcos, para decidir si un centenar de políticos cesantes pueden volver o no, legalmente, a la actividad política normal. Ese centenar de personas fueron puestas en offside por la Constitución de 1982, consecuencia a su vez del golpe militar de 1980. Lo que estaba previsto es que los políticos y los partidos anteriores a 1980 no volviesen a la política hasta noviembre de 1999. Probablemente, esa fecha fue elegida para que los viejos políticos del antiguo régimen, declarados responsables del caos que hizo inevitable el golpe militar, hubiesen abandonado este valle de lágrimas, o bien no estuviesen en condiciones de reanudar su vida política. Si ahora, no obstante, se celebra ese referéndum, es porque se ha producido en Turquía, en los últimos años, una aceleración por sus dependencias internacionales. No se olvide que Turquía aspira a ingresar cuanto antes en el Mercado Común. Se tiene en Ankara una conciencia clara- de que en Europa occidental sólo hay respetabilidad para la democracia como sistema de Gobierno. Esto lo saben muy bien el partido gobernante, Madre Patria, y su líder, el primer ministro Turgut Ozal. Entre el centenar de políticos afectados por el referéndum, dos son los que verdaderamente importan: las dos figuras del ancient regime para muchos responsables de la situación del país antes de 1980, cuando se vivía en el mismísimo filo de la guerra civil y el terrorismo reclamaba un promedio de veinte vidas diarias. Me estoy refiriendo, por supuesto, a) ex primer ministro conservador, Suleymán Demirel, y a su eterno rival el gran hombre de la izquierda turca, Bulent Ecevit. Ambos llevan una vida política muy activa, aunque ilegal. Alguna vez les he hablado de ella, de vuelta de mis viajes a Turquía. En este país, como en todos, los papeles y formalidades van por un lado y las realidades de cada día por otro. Por ejemplo, la reincorporación de los políticos licenciados en 1980 a su viejo oficio, hoy sometida a referéndum, como queda dicho, ya fue aprobada en mayo de este año por la mayoría del Parlamento turco. Albarda sobre albarda, pues. Pero Turgut Ozal pensó entonces que esa cuestión no era tanto para someterla al Parlamento como al pueblo, y eso es lo que se hace, no sin cierta confusión del cuerpo electoral, según nos cuentan. La idea de Ozal parece más democrática. Los parlamentarios están a su juego, pero el pueblo vivió más en carne viva el caos político y económico del país antes de 1980, y sobre todo el terrorismo. Los encantos que pueda tener la elocuencia de Ecevit los sabe apreciar más un parlamentario que un trabajador. Cualquiera que sea el resultado del referéndum, Turquía habrá dado un paso importante hacia la plena democratización, que es lo que desea el pueblo turco y también los amigos de Turquía. En los siete años transcurridos desde el golpe militar, el país y sus gentes han tenido tiempo de reflexionar sobre los peligrosos vicios del antiguo régimen, que personificaban Demirel y Ecevit. Mientras ambos padecieron ostracismo, gozaron de mucha polularidad, pero ahora las auscultaciones de la opinión pública nos dicen que esa popularidad se está desvaneciendo. La gente, dígase lo que se quiera, no desea volver a las andadas, y eso probablemente se reflejará en las urnas de hoy. Manuel BLANCO TOBIO Triunfo conservador en Dinamarca, según los sondeos Estocolmo. Carmen Villar Mir Lo más remarcable de esta campaña electoral es que ha sido poco interesante dijo Poul Schluter, primer ministro danés, durante la rueda de Prensa que ofreció a los representantes internacionales de los medios- de comunicación el pasado jueves en Christianborg, sede del Gobierno. Todo es cuestión de opiniones, pero el efe del Gobierno conservador danés se equivoca. La corta e intensa campaña electoral es una de las más apasionantes que ha vivido este reino. Es apasionante porque pone el punto final a una era política, reafirmando la ¡dea de que la idea liberal es la única alternativa de poder para una nación moderna rica y de progreso. La socialdemocracia se ha quedado sin fuerza y sin argumentos dijo Schluter, que aseguró que las ideas reaccionarias que ya están pasadas de moda no les sirven a los daneses: La sociedad danesa se ha transformado y pasa de las ideas de izquierdas. Todas las encuestas de opinión vaticinan la victoria del conservador Schluter y anuncian la gran derrota de los socialdemócratas, que tal vez pierdan hasta cinco escaños parlamentarios. Turquía decide hoy, por referéndum, la vuelta a la actividad de más de cien políticos Ankara. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter Veinticinco millones de turcos con derecho a voto decidirán en el referéndum que se celebra hoy en Turquía si se levantan las prohibiciones establecidas en la Constitución contra la actividad política de aproximadamente un centenar de dirigentes de los partidos políticos, que existían en el país antes del golpe de Estado militar de 1980. El primer ministro turco, para salir bien parado de este plebiscito que se presenta como una auténtica prueba de fuego, tanto para él como para su Gobierno, ha realizado una extensa campaña en la que ha recordado a los turcos la estabilidad conseguida por su Gabinete; Gabinete que formó tras unas muy restringidas elecciones en 1983, y las mejoras económicas y sociales logradas en estos últimos años. El Gobierno del Partido de la Madre Patria, ANAP ha solicitado a los ciudadanos que opten por el no si no quieren volver a los días de las restricciones, del mercado negro y de la anarquía advertía el primer ministro en un mitin celebrado el pasado día 27 de agosto: Ozal hizo hincapié también en la incapacidad de los anteriores Gobiernos para resolver los problemas del país y recordó que gracias a su mandato Turquía ha aumentado su credibilidad en el exterior. Aunque las elecciones generales están previstas para el próximo año, Turgut Ozal, ha sugerido la posibilidad de adelantarlas, si en. este referéndum los votos afirmativos supe? ran el 40 por 100, convirtiéndose de esta manera la consulta en un voto de confianza al Gobierno y a su política, ya que el resto de los partidos con representación parlamentaria solicitan el sí a los votantes.