Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 32 A TRIBUNA ABIERTA -MIÉRCOLES 2- 9- 87 estadística- e s e monstruo devorador al servicio de numerosas ciencias- es capaz de desmenuzar, -clasificar, subdividir y conectar cualquier objeto, cualquier concepto e, incluso, cualquier emoción. La única estadística que jamás se podrá obtener es precisamente la relativa al número de estadísticas que pueden realizarse, ya que combinándolas entre sí, comparándolas en relación a tal cosa o en función de tal otra, los resultados serían de hecho infinitos. La estadística nos despoja de nuestras características propias para adjudicarnos una fracción de las características de un determinado grupo de una determinada colectividad, demostrándonos que el ser humano aislado es tan sólo una serie de particularidades ficticias, no determinantes, que sólo adquieren un valor real al ser filtradas, analizadas, codificadas y generalizadas. su magia al desposeerlo de otros sentimientos que indudablemente también existen. Por María Manuela REINA Odio la estadística y, al mismo tiempo, me lias llamado Vía Láctea, cuyo pesó total es fascina. Entre sus apretadas columnas de cfde 3 x 1044 gramos, pero que también podría fras se ocultan las visceras de todos nosoresidir en cualquiera de las otras 10 ga- tros, el retrato- robot de nuestras costumbres laxias que se supone que existen. e inclinaciones. Resulta que cada español Estadísticamente, el ser humano dispone dispone del 0,10 por 100 de un automóvil y de una esperanza de vida cifrada en unos se- padece una renta cercana a los cuatro mil senta y cinco años. Pero claro, dólares anuales, datos sobre los luego una bomba terrorista se que, seguramente, tendrían muencarga de matar a un niño descho que objetar esos encantadopojándole de golpe de sesenta res mendigos creados por MNV años que le pertenecían, a los gote. La estadística puede deque tenía derecho. O bien ese m o s t r a r que no e x i s t e n retrovirus con nombre de canal diferencias apreciables entre de televisión privada, el HTLV- III, Einstein y un individuo de la tribu adelant en varias décadas la Asmat, de Nueva Guinea, empedesaparición de un adulto. Sin dernidos cazadores de cabezas, embargo, a nivel estadístico, taque acostumbran a dormir utiliPorque la estadística odia los datos indiviles accidentes sólo provocan zando como almohada el cráneo duales, aunque se alimente de ellos para convulsiones locales y la trama de un enemigo. Y lo peor es transformarlos en cifras globales y abrumadode la vida sigue su curso sin que que, desde cierto punto de vista, ras. Su engranaje es capaz de absorber un se produzcan alteraciones sensieso es absoluta y lamentablebosque, digerirlo y regurjitarlo en forma de bles en los índices ponderados. mente cierto. metros cúbicos de madera por hectárea en Voy a copiar dos definiciones Marta Manuela Reina Si la ciencia nos demuestra el toda la superficie de la Tierra, incluidas las del Amor, con mayúscula, ese Dramaturga fabuloso azar que encierra el zonas desérticas, y determinar así el prome- sentimiento sublime, maravilloso, Universo, la inverosimilitud casi dio anual de árboles que se pueden talar. La de cuyos resultados catastróficos absurda de la vida, la asombrosa estadística nos descubre los litros de alcohol casi nadie se ha podido escapar, El amor no chiripa de la inteligencia, ¿qué posibilidades que bebemos anualmente- aunque seamos consiste en mirarse el uno al otro, sino en mi- estadísticas existen para que se produzca abstemios- los cigarrillos que fumamos y la rar los dos en la misma dirección. Amor una mutación en el ser humano que le conprobabilidad de cáncer que disfrutamos se- significa excitación sexual en la juventud, re- vierta en lo que él imagina que es, es decir, gún el país, el sexo, la edad, la profesión... signación en la madurez y dependencia mu- en ese homo sapiens dotado de conciencia Si Universo es el concepto más amplio tua en la vejez. La primera cita pertenece a y que maneja conceptos tales como ética, que la mente es capaz de abarcar, la estadísSaint Exupery y me parece extremadamente justicia y solidaridad? ¿Qué probabilidades tica entra inmediatamente en acción para cursi, aparte de poco factible para los que pa- ha para que desciendan los índices de inculdescubrimos nuestro error. El cosmos es úni- decen estrabismo, por ejemplo. La segunda tura, agresiones, bestialidades, depravaciocamente un cierto número de partículas elese debe a John Ciardi y tampoco me gusta nes, intransigencias y corrupciones en benefimentales que han llegado a formar átomos porque la considero demasiado cínica. Sin cio de la cordialidad, e! respeto, la elegancia que, a su vez, se han combinado para formar embargo, cuando la estadística toma por su. mora! y ia dignidad? Temo que muy escasas. elementos que... etcétera. La eventualidad cuenta la palabra Amor- e n cualquiera de Hemos convertido un bello y agradable lude que el Universo que conocemos se formasus dos versiones, romántica o realista- la ra a partir de) big- bang era absolutamente transforma en un cosmos repulsivo subdivi- gar en un estercolero manipulado por hombrecillos odiosos que aniquilan, roban, miendespreciable una fracción de segundo antes diéndola en numerosos apartados. Amor por de la explosión y desproporcionadamente im- edades, por sexos, por estatus social, por ten y degradan. Hemos logrado que nuestra existencia sea un pequeño infierno. de mezprobable tres minutos después. Si a esto posturas, por aberraciones, por número de quindades, angustias, temores, maquinacioañadimos las sucesivas dificultades acumulacópulas, por duración de las mismas y un lar- nes y crueldades. Hemos edificado la catetivas en progresión geométrica que se fueron go, larguísimo etcétera. La estadística efectúa dral de nuestros códigos, nuestro arte y nuespresentando, agitadas en la batidora del azar, la autopsia del amor clasificando etológicala posibilidad de que yo llegara a existir para mente los hábitos del animal humano y ha- tra ciencia, pero hemos permitido que los cerdos se posesionen de ella. ¿Cuál es la redactar este artículo era prácticamente nula ciendo que el encuentro hombre- mujer pierda raíz de nuestro error? ¿De dónde proviene la hace una treintena de años, nulidad que, de equivocación? Un fenómeno probablemente no haberse malogrado, quizá hubiera signifitan irrepetible como es este Universo y la cado un alivio para muchos de los que se vida inteligente ¿lo somos en realidad? ha han enredado en esta lectura. Pero ya lo ven: sido desdeñado y ensuciado. ¿Por qué? en contra de todo pronóstico, heme aquí reLEG ALIVÍENTE ¿Tan difícil es alcanzar un promedio aceptadactando estas líneas, en este suburbio de llRECONOCIDO I ble de sentido común? Quizá no haya remeun Universo cuyo radio apreciable ha sido Todas las opciones dio; y la falsedad está en la catedral, no en calculado en 1,3 x 10! 0 años luz y que contielos cerdos. Quizá la segunda ley de la termone 3,4 x 1079 partículas entre las que se in Tarde precios esdinámica empuje nuestras acciones hacia el cluyen, por supuesto, las que moldean a la peciales Grupos especiales de caos y la dispersión. totalidad de los habitantes que nos debatimos SELECTIVIDAD COU con asigen este planeta entre guerras, rencillas personaturas pendientes BUP ¿Han presenciado ustedes alguna vez un nales, asesinatos, angustias fiscales, enfer tedeum solemne en San Pedro? ¿O el baimedades, controversias políticas y alteraciole de ¡as debutantes en Viena? ¿0 el especnes psíquicas. Lo confieso: cuando un probleEsparteros, 3 (Puerta del Sol) Tel. 52199 S 0 J táculo de la carroza de un embajador escoltama me abruma, cuando estoy irritada por da por los coraceros de Su Majestad camino algo o contra alguien, pienso que no soy más del Palacio de Buckingham? No se dejen enque un puñadito de partículas que se mantiegañar. Son oropeles de adorno, fuegos artifinen unidas mediante determinadas leyes físiciaJes, trampas sutiles. La verdad es que en e cas y que funcionan- mejor o peor- con SSS VENDE HOTEL fondo de todos nosotros, escondido, al acecho, arreglo a otras leyes bioquímicas. Pienso que se halla el salvaje ancestral que ambiciona dorvivo en la periferia de un enjambre de estremir sobre el cráneo de un enemigo. L CIFRAS Y ESTADÍSTICAS