Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 1- 9- 87- ESPECTACULOS ABC, pág. -59 Lo bien que está Malle y las infumables barbas delgran turco, llegaron a Venecia Au revoir les enfants la penitencia francesa a concurso Venecia. E. Rodríguez Marchante, enviado especial Lo había anunciado uno de los personajes de Louis Malle: No es tabaco lo que fumo, son las barbas del gran turco Y eso mismo tuvo que ser lo que nos hizo aspirar a los espectadores uno de los grandes del cine turco, Omer Kavur, con Hotel Madrepatria de sabor enrarecido y sucio como una mala resaca. Todo lo contrario que Au reél recuerda y con unas situaciovoir tes enfants primer título nes que, respetando el solomillo francés en la competición que firde la narración, ha reconstruido ma el viejo nuevaolero Louis Made la forma más conveniente lle. para servir a Au revoir les enEn esta película, Malle se ha fants no de su recuerdo. -Este, dejado llevar nuevamente por un se nos escapa; la película, en soplo en el corazón. Se ha sacacambio, queda como un paisaje do el argumento de un remoto bien hilado, realizado con el merecuerdo de los once años, jor gusto francés (que es cierto Louis Máfle cuando, en plena segunda gran que escasea, pero a veces... Yilmaz, dejando al sufrido especguerra y estando internado en un Con reflejos bressonianos y mitador con un palmo de narices, y colegio, uno de los jóvenes que nuciosos toques documentalisun final ya ensuciado por un par atendían él comedor denunció a tas, género que Louis Malle ejerde horas de cortometraje. La petres niños judíos a las fuerzas de ce mal o bien habitualmeñté y lícula, que arranca tal que un luocupación, que los hicieron deque se le cuela por el objetivo. nes, no para de contarnos práctisaparecer para siempre. Pues ha venido Louis Malle camente lo mismo hasta el jue Au revoir les enfants es más hasta Venecia con su película, ves de la semana siguiente, que o menos una espinilla extraída con su ligero y secreto sentido se suicida el personaje; y, puesde la memoria; y se nota. Como de culpabilidad y con Candice to que se veía venir a los dos se nota en Louis Malle un hasta Bergen (probablemente su días, bien se podría haber decihoy inconfeso sentido de culpamayor logro en los Estados Unidido antes, digamos el jueves de bilidad por aquel suceso, que dos) Los dos primeros no ha teesa misma semana, se habría purga en la película el personaje nido inconveniente en airearlos ahorrado tiempo y dinero (no que le representa (el pequeño ante la Prensa, en lo que se remucho, porque está hecha con Julián, quien con una indiscreta fiere a Candice Bergen, ha sido cuatro perras) mirada denuncia la identidad de un poco más difícil verla. El ambiente del hotel, donde uno de los niños judíos, su mejor transcurre casi toda la acción, es amigo) Ayer confesó el director Una pringosa película sofocante como esos primeros que esa escena, admirablemente turca días de agosto que se pegan al descrita, sutil la mirada, sutil la alma, y ésta es pringosa, extraAdemás de esta película, la purga, ocurrió tal y como el la ña, sucia, como un churro (no le competición deparó un obra excuenta. Por lo demás, el filme refalta, de hechc, referencias butraña, la turca Hotel Madrepazuma la sensación de que todo ñuelianas) En fin, que sale uno tria que tiene un comienzo geestá idealizado por los cuarenta pringado del hotel. nial con su protagonista, Serra años que separan la anécdota dé su recuerdo y, lo que es más definitivo, la distancia que existe entre aquel Louisito Malle y el de la actualidad, lo que hacen que todo se deslice de puntillas entre el fango, apenas rozándolo: la guerra es algo que aparece en Barcelona. Efe forma de bocinazo que les manCataluña es la comunidad autónoma que cuenta con mayor númeda de las aulas a las bodegas ro de salas cinematográficas, según un informe facilitado por el para un recreo extra; la amistad gabinete técnico del departamento de Cultura de la Generalidad, se consigue en su mayor grado en un estudio referido a 1986 y al primer trimestre de este año. con un buen sopapo detrás de En el mismo se indica que Catas por persona, frente a las doslas orejas y con una mofa a destaluña cuenta con quinientas tres cientas ochenta y tres que se tiempo; la traición es algo liviano salas en activo, de las que dosgasta en Madrid. que se puede ejercer con la cacientas sesenta y nueve perteneEn relación al número de sabeza alta, un dedo estirado o cen a la provincia de Barcelona, las, tras la provincia barcelonesa una mirada de reojo; el bien y el ciento nueve a la de Tarragona, se sitúa la de Madrid, con dosmal tienen la calidad y la consissesenta y seis a lá de Lérida y cientas sesenta y ocho, aunque tencia de un chicle en la boca de cincuenta y nueve a la de Gerosi el análisis comparativo se reun escolar. na. Barcelona es además estadís- fiere tan sólo a las capitales, MaTodo esto, el autor, más maticamente la provincia española drid cuenta entonces con mayor leado que su reflejo protagonisque cuenta con más salas de censo de cines. Mientras en Mata en el filme, lo ha depositado proyección y ser el área en la drid capital funcionan actualmenen un ambiente de aula y- de pa- que el espectador dedica más di- te unas ciento cuarenta salas, en tio, con unos personajes que no nero a este espectáculo, con una Barcelona esta cifra se sitúa en se diferencian apenas de los que media de trescientas ocho pese- más de ochenta y cinco. Alan Parker: Rourke y De Niro, dos perros boxer frente a frente Madrid. José Arenas El director británico Alan Parker, del que el público español ha dado buena cuenta en las taquillas con películas como El expreso de medianoche, Fama y El muro, llegó ayer a Madrid para presentar su último trabajo: El corazón del ángel. El filme está basado, en una adaptación bastante libre del propio Parker, en la novela Falling Ángel, escrita por William Hjortsberg. Se dice que es el thriller más esperado del año, que la magia, el satanismo y los ritos vudüs se mezclan como elementos de un buen cocido para disfrute de los paladares aficionados a las sensaciones fuertes. Mickey Rourke y Robert de Niro son los protagonistas: dos tipos distintos de actor, uno clásico y otro tremendamente natural: Rourke. Me gusta su forma de actuar. Cuando se han establecido las reglas de lo que se pretende hacer, es un ser dócil, humilde, con el que se puede dialogar como si fuera un niño. Estudia su papel, no necesita el método del actor que tiene que hablar constantemente sobre su personaje, y se limita a interpretar Parker asegura que una de las facetas importantes del carácter de Rourke es la dé no darte demasiada importancia a su celebridad: A pesar de haberse convertido en una auténtica estrella con Nueve semanas y media, sigue comportándose como un joven de su época. En cuánto a la relación dé los dos grandes el director británico dice que el encuentro, la química que desprendían, fue muy interesante, pero no hubo durante los ensayos ni camaradería ni risas: en el estudio, ambos sé miraban como perros boxer rabiosos En Estados Unidos se ha estrenado El corazón del ángel en una versión reducida diez segundos: En América té dejan pasar cualquier escena violenta, pero en cuestión de sexo son puritanos. Tuve que suprimir una escena de amor entre Rourke y la protagonista; de no haberlo hecho la hubiesen calificado X Esta calificación no es buena para la carrera comercial de un trabajo cinematográfico. Parker afirma qtie el cine sobrenatural no- contaba con un filme como el suyo: La fusión de dos géneros, el clásico de detectives y el sobrenatural, es perfecta. Cataluña, la comunidad con mayor número de salas de cine