Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ABC OPINIÓN Ni guerra ni política ZIGZAG Hambre en el mundo El bioquímico Francisco Gran- de Covián ha asegurado que las zonas de hambre que quedan en el mundo no se deben a la falta de alimentos, ni a que éstos sean inalcanzables para los países más pobres. Esta cuestión ha sido ya analizada en los más prestigiosos centros científicos internacionales, en los que se señala que las bolsas de miseria que aún permanecen en el mundo se deben, sobre todo, a problemas culturales y de incapacidad o corrupción de sus Gobiernos más que a la insolidaridad de las demás naciones. Un ejemplo de esto último fue la sequía sufrida por Etiopía: fueron enviadas grandes cantidades de alimentos, medicinas y otros productos para paliar las terribles consecuencias que afectaban a una gran parte de los etíopes, pero esa ayuda no llegó a los necesitados porque el régimen prosoviético lo reutilizó en la compra de armas y en enriquecer a la dase dirigente. Las palabras de Grande Covián son, a pesar de todo, una importante buena nueva para la Humanidad. MARTES 1- 9- 87 EL VENCEDOR VENCIDO O que más me impresionó durante la tarde del domingo en las transmisiones del Campeonato del Mundo de Atletismo fue la victoria de Cari Lewis y la derrota de Ben Johnson tras la carrera de los cien metros lisos. -Oiga, oiga. Me parece que usted se equivoca. Quien ganó fue Ben Johnson, que no sólo ganó, sino que batió además el récord del mundo. -L o sé, lo sé. Por eso digo que me impresionó su derrota tras la carrera cuando Cari Lewis se acercó, por dos ve ees, a saludarle y felicitarle, y Ben Johnson se hizo groseramente el sueco. -Pero al final aceptó darle la mano. -Sí, cuando los fotógrafos le forzaron a hacerlo para pasar a la historia del atletismo, pero aún entonces lo hizo con el gesto de quien otorgó un gigantesco favor. -Pero, oiga y perdone, ¿usted por qué se fija en esas minucias? ¿No le parece que en un Campeonato del Mundo lo que cuenta es la velocidad, la fuerza, la, potencia atlética? -Pues, mire usted, no. Yo debo de ser un bicho raro. Pero en un campeonato como éstos, o cuando veo cualquier deporte, me interesa mucho más lo que los atletas tienen de hombres que lo que tienen de atletas. Y atiendo más a su rostro que a sus piernas. Y me interesa más el gesto con el que suben al podio que los músculos tensos con los que llegan a la meta. Por eso me llamó la atención el rostro orgulloso con que Damilano paseó la bandera italiana por el estadio que su fea manera de marchar. Y me conmovió el rostro de muchacho de pueblo de José Marín al llegar a la meta y su levantar los puños al aire tal y como si acabase de conquistar el mundo. Y me emocionó el abrazo de la Kostadinóva con su compañera lvanova. Y tas lágrimas con las que Silke Gladisch vio subir al mástil la bandera de su Camiones Cada vez que concluyen las vacaciones o los puentes, surge en la mente de muchos la misma pregunta: ¿por qué no se prohibirá la circulación de camiones durante los días más conflictivos? Los vehículos pesados, por su lentitud, y especialmente cuando van varios juntos, ocasionan largas colas de automovilistas que acaban realizando, por impaciencia, imprudentes adelantamientos. L nación. Y me fastidió que Ben Johnson se dedicara a leer su diploma mientras sonaba su himno nacional. Y me dolieron los ojos con los que Willie Banks miró al marcador que sentenciaba lo corto de su último salto. Como ustedes verán, soy un pésimo espectador deportivo. Me emociona, claro, está la v o c a c i ó n de los atletas que invierten años y años en luchar contra un cronómetro para rebajar un segundo sus marcas o saltar un centímetro más. Pero su lucha me interesa, ante todo, por lo que tiene de humana, por lo que posee de dramático. Nosotros, la mayoría de los hombres, nos jugamos la vida a lo largo de años. Podemos corregir mañana lo que hoy salió mal. A ellos, la vida se les concentra en unos pocos segundos. Se juegan el fruto de años y años de pelea en un abrir y cerrar de ojos. Lo que hoy no consigan, ya no lo alcanzarán en los siguientes campeonatos, porque otros muchachos más jóvenes vendrán a derrotarles. La gente les llama ídolos. Pero el hombre que son aparece en el brillo de sus ojos, en su saber aceptar la derrota, en su saber vencer, sobre todo. Y así es cómo el hombre puede ser derrotado mientras lo que tiene de ídolo triunfa. POr eso yo me permito pedir desde aquí a los cámaras de televisión que no nos hurten lo que ocurre después de la carrera o tras el gol. Porque a algunos bichos raros como yo nos apasiona analizar ese gesto- que le va tan pococon el que Butragueño alza alguna veces su dedito al cielo seguro de ser el número uno, o la pirueta y los dos puños enarbolados con los que Hugo Sánchez dedica su gol no sé si al público, al cielo o a la Historia. Me pregunto si todos ellos se darán cuenta de hasta qué punto se desnudan en esos gestos. J. L. MARTIN DESCALZO Directriz Ha saltado a las páginas de otros diarios la discusión sobre el término directiva, que analizó el profesor Lázaro Carreter en la Tercera de ABC del dfa 4 de agosto. Como es sabido, la Gaceta Jurídica de la Comunidad Económica Europea en su edición castellana, adoptó e l término directiva, al que, en efecto, el Diccionario de la Real Academia concede la acepción de directriz, si bien en tercer lugar. No hay duda de que como señalaba el profesor Lázaro, directriz debe ser siempre preferido. Son abundantes los argumentos: directiva significa que tiene facultad o virtud de dirigir, aplicado a perUniversidad sonas lo que hace ya algo forSe aproxima el nuevo curso zado su empleo referido a noruniversitario, y con él una nueva mas o instrucciones. Pero es tanda de negociaciones para la que además directiva conserva reforma de la enseñanza, que el su origen adjetivo, que no oculta año pasado comenzó el Consejo su transformación en nombre. de Universidades. Para evitar los De ahí que. oír hablar de Jas dianteriores conflictos estudianti- rectivas y no de las directrices les, él secretario de Estado de de la CEE tenga algo de chiUniversidades e Investigación, rriante. Y no vale señalar que se Juan Rojo, ha anunciado que ha rehuido el uso de directriz esta vez invitará a los estudianporque ésta se refiere a instructes para que expongan sus rei- ciones o normas generales. No vindicaciones. Una vez comprootra cosa son las directrices, de bado él cumplimiento de la oferla CEE o de cualquier otro orgata, manos expertas deberán nismo: conjunto de instruccioestudiar si las jóvenes proposines o normas generales para la ciones son viables: la labor con- ejecución de alguna cosa sejunta de estudiantes, profesorado gún dice el Diccionario de la y funcionarios beneficiará a la fu- Real Academia Española. tura Universidad. ti Ertyjkee eljtia m me. Tarifas de suscripción Mes Ptas. Trimestre Ptas. Semestre Ptas. Anual Ras. 23.870, Madrid 2.325,6.480, -12.460 y y. syr -r B