Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 31- 8- 87 NACIONAL ABC 17 Cuatro atentados en cadena contra firmas comerciales de Santander Uno de ellos, próximo a una gasolinera, pudo causar una catástrofe Santander. Agencias Cuatro artefactos estallaron durante la madrugada de ayer en tres establecimientos de la capital cántabra. Aunque no hay que lamentar daños personales, uno de los atentados pudo causar una auténtica catástrofe al encontrarse próxima una gasolinera y unos depósitos de Campsa. Las acciones no han sido reivindicadas, pero todo apunta a que ha sido la banda ETA, aunque sin descartar la hipótesis de que haya podido ser el Grapo. blecimientos durante el sábado o el viernes, La primera de las explosiones tuvo lugar a en horario comercial, y posteriormente, dulas cuatro y veinticinco de la madrugada en la rante la madrugada del domingo, fueron acparte posterior del inmueble de la empresa cionadas mediante un mecanismo de relojeSancho Motor, concesionaria de la firma de automóviles Ford, situado en ia calle Castilla. ría. Esta es la sexta ocasión que se registran El artefacto había sido colocado en el suelo atentados con explosivos en Cantabria. El prientre una vía del ferrocarril y el edificio. La mero y más importante fue el perpetrado por explosión afectó a una máquina y un vagón la banda terrorista ETA el 11 de noviembre de tren que se encontraban estacionados en de 1979, mediante la colocación de dos artedicha vía, así como a los escaparates del comercio, aunque no afectó a la estructura del edificio. Las consecuencias pudieron ser mucho peores, ya que frente a! concesionario se encuentra instalada una gasolinera y a unos cien metros los principales depósitos de Campsa en la capital cántabra. La segunda explosión se registró cinco minutos después en las instalaciones que la empresa Pedro Gutiérrez Liébana, concesionaria de Renault Industrial para Cantabria, tiene en el kilómetro ocho de la carretera Santander- Torrelavega. El artefacto había sido colocado en la parís posterior del inmueble, al parecer en ia sección de recambios. Su explosión afectó a ia estructura del edificio, ya que dejó prácticamente seccionada una de las columnas que! o sostienen. El propietario de la empresa, Gutiérrez Liébana, declaró que es la primera vez que esta firma sufre un atentado en Cantabria. Cinco minutos antes de ias seis de la mañana estallaba otra bomba en la sección de camping de los almacenes de! a firma Pryca, situados en el barrio santanderino de Peña Castillo. Diez minutos más tarde, cuando funcionarios policiales realizaban una inspección de los daños causados por la explosión, otro artefacto hizo explosión en el departamento de pinturas de estos mismos almacenes, originando un incendio que fue inmediatamente sofocado por los propios servicios automáticos de extinción con que cuenta, el establecimiento. El delegado del Gobierno en Cantabria, Antonio Paüars, visitó los establecimientos afectados y puso los hechos en conocimiento del presidente del Gobierno regional, Juan Hormaechea. Pailars declaró que en las investigaciones se trabaja sobre! a hipótesis de que haya sido la banda terrorista ETA, aunque no se descarta la autoría de algún grupúsculo de! Grapo, al coincidir ¡a facha con el aniversario de la muerte de uno de ios dirigentes de este grupo terrorista. Para la Guardia Civil, s. n embargo, todos los indicios apuntan a ETA, ya que los artefactos que han utilizado ios terroristas estaban cargados con unos dos kilos de amonal, explosivo que utilizan desde hace unos meses ios etarras y que fue ei que usaron para el atentado contra los almacenas Hipercor, de, Barcelona. Por otro lado, se estima que las bombas habían sido colocadas en los esta- La utilización de amonal parece indicar que ha sido obra de ETA tactos cargados con 50 kilos de goma- 2 cada uno en la nave central de una empresa de equipos nucleares. El 2 de octubre de 1981 una bomba de mediana potencia estalló en la línea de flotación del barco Marqués de la Ensenada atracado en la bahía de Santander. No hubo víctimas personales, pero constituyó el primer atentado que sufría la Armada española desde hacía cincuenta años. El 20 de agosto de 1983, un artefacto lanzado contra la casacuartel de la Guardia Civil en Laredo ocasionó heridas de gravedad a una niña, hija de unjiúmero de la Benemérita. El 27 de septiembre de ese mismo año, un explosivo destruyó la casa del guardamuelles de la localidad de Castro Urdíales. El 23 de marzo de 1985 estalló un artefacto de escasa potencia en el casco del buque petrolero Camponegro P A L A C I. C VICTORIA EüGENi; M O N T J ü I C H BARCELONA M O K T J U I C H BARCELONA Ttfi HOMBRE VERANO 5 31 DE AGOSTO, Y 2 DE SEPT. 87 DE DISEÑO Y IV. ODA. MINISTERIO DE ¡NDUSTftfA Y ENERGÍA.