Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO POR PRENSA ESPAÑOLA SOCIEDAD ANÓNIMA 29 DE AGOSTO DE 1987 FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA ONVIVO estos días en la Residencia de La Granda (Aviles) de la compañía siderúrgica Ensidesa, con un grupo de expertos en nutrición que participan en un curso sobre Progresos en alimentación y nutrición organizado por la Escuela Asturiana de Estudios Hispánicos en homenaje al profesor Francisco Grande Covián. Este es el último de una serte de cursos que desde hace nueve años vienen celebrándose cada verano organizados por la Escuela Asturiana de Estudios Hispánicos cuyo inspirador es el presidente de la Fundación del mismo nombre, el ex rector de la Universidad de Oviedo, Teodoro LópezCuesta. El director de los cursos es el prestigioso economista Juan Velarde. Estos cursos cubren una extensa área del conocimiento y actividad humanas. Este año, por ejemplo, los cursos han versado sobre temas tan variados como Políticas comunitarias del carbón y del acero La incidencia en las economías regionales de la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea Los puertos asturianos en el sistema europeo de infraestructuras de transporte La emigración interior La libertad informativa y el derecho a la imagen El proceso de hiperinflación en América Latina y el curso sobre nutrición más arriba mencionado. Es ya tradicional en los cursos de La Granda que la última semana esté dedicada a temas biológicos. Estos cursos contribuyen de un modo destacado a la actividad cultural española y, sobre todo, a la de la región asturiana. Francisco Grande es desde hace años una figura señera de la intelectualidad española y su renombre y prestigio en el campo de la nutrición son de envergadura internacional. Siempre me es grato hablar de Paco Grande con quien me vincula una estrecha y calurosa amistad desde hace muchos años. Nos conocimos hacia el final de los años veinte en la Residencia de Estudiantes de Madrid, cuando yo cursaba mi tercero o cuarto año de Medicina y él llegaba a iniciar el estudio de la misma. Por aquel entonces trabajaba yo en el Laboratorio de Fisiología dirigido por don Juan Negrín y creo haber tenido alguna influencia en que las aficiones de Grande se encaminaran por los mismos derroteros que las mías. Lo cierto es que nos encontramos muy pronto colaborando en trabajos de investigación en el laboratorio de la Residencia y de aquellos años son varias publicaciones c o n j u n t a s s o b r e t e m a s de Q u í m i c a muscular aparecidas en revistas alemanas. No debe olvidarse que aquellos eran nuestros años formativos. Yo había pasado ya unos años en Berlín y Heidelberg con Otto Meyerhof, premio Nobel de Fisiología y Medicina del año 1927 por sus brillantes descubrimientos sobre la química y energética de la contracción muscular. Más tarde, en época en que Paco Grande estaba también ampliando estudios en el extranjero, estuve yo en Inglaterra. Quizá es este el momento de decir que Paco me atrajo no sólo por su ABC REDACCIÓN ADMINISTRACIÓN TALLERES- SERRANO, 61 28006- MADRID c FRANCISCO GRANDE COVIAN cedió en el Instituto que Jiménez Díaz restableció en un edificio de la calle de Granaenorme simpatía y su carácter franco y da. Paco había contraído ya matrimonio; aquellos años son difíciles por la estrechez afectuoso, sino por su extraordinaria intelieconómica en la que el matrimonio se degencia y por su gran cultura científica, litesenvolvía, por lo que fue preofeo desarrollar raria, histórica y musical. El ser ambos asuna actividad suplementaria en el Instituto turianos posiblemente contribuyó al estreIbys. chamiento de nuestra amistad. En el año 1952, los matrimonios Grande Fue característico de Paco Grande el ady Ochoa se encuentran en París con motiquirir una formación muy amplia. En su pevo de la celebración del II Congreso Interríodo de formación posdoctoral, de varios nacional de Bioquímica. Al finalizar el congreso nos encaminábamos a Asturias y a años de duración, trabajó no menos que en nosotros se unieron Paco y Gloria Grande cuatro laboratorios incluyendo estudios con en un viaje inolvidable, tanto por las visitas G. Klein sobre temas de hemodinámica en a algunos de los famosos castillos de La la Universidad de Góttingen, sobre fisioloLoire como por las incidencias a que dio lugía de los capilares con August Krogh en gar nuestro cruce nocturno de los Pirineos. Copenhague, así como con T. Thunberg en Pocos años más tarde, los Grande con temas de enzimología en la Universidad sus dos hijos se trasladaban a la Universisueca de Lund. Creo, sin embargo, que el dad de Minnesota en los Estados Unidos, a período posdoctoral, que más contribuyó a donde Grande fue invitado por el profesor la formación científica y la dirección ulterior Ancel Keys para colaborar en sus estudios de Grande fue el de varios años de estudio sobre la influencia de la dieta en los niveles de colesterol sanguíneo, cuya elevación faen Londres bajo la dirección de Lovatt vorece el desarrollo de la arteriesclerosis y Evans, profesor de Fisiología en el Univerla propensión a la angina de pecho. Estos sity College, sobre el metabolismo cardiaestudios que Grande ha continuado hasta co. El tiempo del que hablo ahora estaba el presente contribuyeron mucho a su re ya desgraciadamente muy próximo a la nombre y prestigio internacional. Grande es guerra civil española que, con la emigramiembro de varios Comités internacionales ción de mi mujer y mía al extranjero, puso para el estudio, entre otros, de los problefin por bastantes años a mi contacto persomas que se derivan del consumo de grasas y azúcares. En los Estados Unidos tuvimos nal con Grande, aunque no así al epistolar. muchas ocasiones de renovar nuestro conFue durante el sitio de Madrid cuando el nombre de Francisco Grande empezó a re- tacto. En un par de ocasiones esto se debió a visitas que mi mujer y yo hicimos a sonar con intensidad no sólo en el desvenMinneapolis. Además nos reuníamos anualcijado y espiritualmente empobrecido ámbimente para asistir a las reuniones de la Feto nacional sino, lo que es más importante, deración Americana de Sociedades Biológien el internacional. Esto se debió a sus cas que en aquellos tiempos se celebraban siempre en Atlantic City, unos 200 kilómebien conocidos trabajos sobre las enfermetros al sur de Nueva York, pues Grande vodades carenciales, notablemente avitaminolaba de Minneapolis a Nueva York y de allí sis, consecuencia de la desnutrición a las a Atlantic City íbamos en coche. Durante que el sitio de Madrid dio lugar. las reuniones celebrábamos una cena de biólogos españoles que, residiendo en EsAl finalizar la guerra civil, Paco Grande tados Unidos, asistían a las mismas. Creo fue encargado por don Carlos Jiménez que tanto Paco como yo recordamos vivaDíaz de dirigir la Sección de Fisiología del mente en ellas al tempranamente desaparecido neuroquímico catalán Jordi Folch Pi. Instituto de Investigaciones Médicas, puesto que yo había ocupado durante unos meA su retorno a España, hace ya unos ses en la Ciudad Universitaria antes de la quince años, Grande se incorporó al deparguerra. Como la Ciudad Universitaria había tamento de Bioquímica de la Facultad de quedado prácticamente destruida, esto suCiencias de la Universidad de Zaragoza y en ella continúa su actividad docente e investigadora, formando numerosos discípulos que se añaden a la ya larga lista de los formados por él en Minnesota. También recorre constantemente España, aunque esto es entrecortado por frecuentes viajes al extranjero, predicando literalmente el evangelio de la nutrición. Es difícil comprender cómo puede sostener su ingente actividad EOICION INTERNACIONAL con el entusiasmo y energía con que lo hace a una edad ya no temprana pero, eso Para hacer llegar sus mensajes sí, pletórica de salud. Que siga disfrutando comerciales a todo el mundo. de ella durante muchos años para que a nuestra vez sigamos disfrutando de su amistad y de su sabiduría. Severo OCHOA