Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 A B C ESPAÑA EN VACACIONES MIÉRCOLES 26- 8- 87 Costa de Almería La sierra de Madrid Polémica en torno a las obras de restauración de La Fuente Mojácar. Martín Navarrete Quién iba a decir hace cincuenta años, por ejemplo, que La Fuente, uno de los lugares más típicos y turísticos de Mojácar, se habría de convertir en elemento de discordia veraniega para la población. Pues así es. El recinto, con sus trece caños y sus lavadoras laterales, donde se entrevistaron el último alcalde moro, Alavez, y el capitán Garcilaso de la Vega, enviado de los Reyes Católicos para acordar la rendición de la plaza, es ahora motivo de polémica por su próxima restauración. De un lado, encabezados por el director de cine Silvio Narizano y el actor Char. les Baxter, están los partidarios de que La Fuente conserve su estructura tradicional, y de otro, el Ayuntamiento, que ha hecho suyo el proyecto redactado por la Junta de Andalucía, sin ajustarse- aseguran- a las características arquitectónicas de la zona. Ha habido manifestaciones en contra, debates y opiniones para todos los gustos, mientras dieciocho millones de pesetas esperan ser invertidos en una mejora que ya resulta inaplazable, porque La Fuente amenaza ruina y el día menos pensado su muro frontal puede venirse abajo. Y para demostrar que en verano hay tiempo para todo, citaremos el caso del profesor Bernard Vincent, de la Universidad de París, experto en historia del sudeste peninsular, que aprovecha sus vacaciones para arrimar el hombro a las tradiciones almerienses en el proyecto que va a dirigir, patrocinado por la Diputación, con motivo de los actos del V Centenario. Vincent cuenta estos días con tá colaboración del catedrático de Historia del Arte de. la Complutense madrileña Antonio Bonet, que acaba de llegar de Galicia con su esposa, Monique, y del investigador mojaquero Clemente Flores Montoya. En estas fechas, cuando agosto ha enfilado ya su cuesta abajo, son muchos los rostros conocidos que se han dado cita también en Mojácar. En la casa de Paco Alarcón y Juana Torres se reunían Pedro González y el presidente de la Diputación, Tomás Azorín, acompañados de sus esposas, Isabel y Estrella, respectivamente. Otro de los participantes en esta especie de tertulias ha sido e! ministro de Cultura, Javier Solana, quien iba siempre acompañado de su esposa. Entre los nombres propios que hemos visto por aquí en las últimas jornadas hay que citar, asimismo, al ex embajador de España en Roma, Gabriel Cañadas; a Gabriel Martínez Balastegui, secretario del presidente del Real Madrid, Ramón Mendoza; al doctor José Enrique Frieyro, colaborador médico del programa televisivo de Jesús Hermida; a Frank de Sotomayor, de la Secretaría de la Casa Real; al fotógrafo catalán Ramón Masats, y al cámara de Televisión Española Porfirio Enríquez, que pasan sus vacaciones en el hotel Indalo, y al doctor Manuel Cervantes, que cenaba en El lobo de mar con Jacinto Soler y Juan de Haro, acompañados de sus esposas. Ei Boalo es el más tranquilo, refrescante y simpático enclave veraniego serrano El Boalo. Isabel Montejano Los boaleños y ios veraneantes, que unos son para todos y todos para los otros, pueden estar satisfechos. La verbena que anunciaban a bombo y platillo el pasado fin de semana les ha salido redonda y han movido el esqueleto hasta caer exhaustos. Pero no sé lo que tendrá este pueblo, que se reaniman enseguida y el sábado organizaron lo del concurso de bebedores de cerveza en El Domo, frente a la mejor lechería, miren ustedes por dónde. Se celebraron hasta cien concursos y tanto el pub Yedras, que se había adornado con farolillos y banderitas por todas partes, como el Y yo que sé, la terraza de el Don Baco y todos los otros lugares de comercio, bebercio y diversión, no dieron abasto en toda la noche. ¡Qué noche la de El Boalo! podríamos decir. Todavía no he comenzado a hablar con los boaleños de nacencia cuando me invade la alegre juventud- entre dieciséis y diecinueve años- de la pandilla de los mejores. Alvaro Morí, Jorge el Pullar Miguel el Patas Nacho, David E. P. Fernando Quillo Juan Consuegra y Ernesto el Tito están empeñados en darme su versión. Pero en éstas que llega un carroza Alberto Gutiérrez, y dice que él, también. Porque yo entre la gente joven me siento otra vez de quinceañero. Ellos me respetan y yo también. Aunque ya digo, integrado con la alegre juventud. Bueno, pues todos integrados. Lo que quiere decirme el mocerío, es decir, su formidable representación, porque son muchos más y están en las piscinas o dándole al pedal, es aplastante. Veraneamos aquí de siempre y nos consideramos boaleños. Es un pueblo tan divertido y encantador que no lo cambiamos por otro. Pregunte, pregunte. ¿N ¡por el divertidísimo y alegre Benidorm? ¡No! Esto es más divertido y más alegre. ¿Ni por el ambientazo de Marbella? ¡No, ambiente como el de El Boalo, en ninguna parte! ¿Y por las chicas guapísimas de... ¡Qué no! Oiga, pero ¿usted se ha fijado en las boaleñas? Hombre, si acaso en los boaleños, que tampoco están mal. Intento hablar con los carrozas que han acudido a la llamada de nuestro anfitrión, Ángel Rodríguez, pero en ese momento me invaden los pézqueñines Los hay de cuatro a doce años y los capitanea Natalia, a la que siguen Félix, Yolanda, Ana, Luis, Carlos y Juan, de la saga de los Palomino; Alfredo, Edgard, Alberto y otros cien revolerillas que, sin darme opción a preguntar, me cantan aquello de ¡El Boalo, El Boalo mejor que la playa, vaya donde vaya! Bueno, pues ya lo saben ustedes, y si además lo recetan los médicos como lugar bueno y sano, habrá que quedarse. Así lo hicieron hace muchos años, el que menos veinte, y no vino antes porque se entretuvo en otros lugares de la sierra sin acertar, Ángel Rodríguez que puso Don Baco; Santiago Ruiz, el de el Yedras, Carlos Alcalde, Alberto el carroza- juvenil José García, Purificación Cabrero Meirín, presidenta de la Comunidad Monte- Boalo; Germán Palacios, que va a todas partes con su cámara de vídeo; Alfredo Wunsch, santanderino y todo; Ana Martín, conocida por Aniuska, que enseguida me habla de un forofo boaleño como es el buen amigo y periodista Joaquín Merino que ha venido por aquí mil veces Pepe Peinado o Pepillo el del chiringuito más simpático y marchoso de por aquí; Juan de la Torre, un caballero andaluz instalado en este pueblo castellano para toda la vida; Matilde Sanz, comercianta del lugar, encantada con la clientela, y Martín Bueno, quien da fe de que la nieblina tormentosa de hace unos días no ha afectado en absoluto nuestro amor por este pueblo y sus entes, que son buenos, generosos y recios como Dios los hizo Así da gusto, porque en El Boalo, todos están de acuerdo. Hemos elegido este pueblo por su tranquilidad, por la cordialidad de sus gentes, porque continúa siendo, sobre todo, un pueblo, con olor, sabor y color a eso, a pueblo. Para muchos el problema surge cuando un fin de semana cualquiera del año, no podemos venir. Vivimos tan a gusto, aquí, que sin renunciar a nada nos gustaría que no se hablase de boaleños y veraneantes, sino de todos en unos. Porque el El Boalo ya es nuestro pueblo. Cuando tantos nacidos en jgs grandes ciu- dades echamos de menos eso de poder decir yo soy de pueblo contar con uno como éste debe ser muy hermoso. Son 15.000 los ciudadanos del asfalto que se asientan aquí durante los veranos, entre la capital del municipio y sus agregados de Cerceda y Mataelpino. Pero los más felices somos nosotros afirman, a coro, Ips veraneantes boaleños. LOS JARDINES DE VILLALBA 3- 5 dormitorios, garaje, buhardilla, piscina, antena parabólica... etcétera I n f o r m a c i ó n y venta: PROINVERSA, en la urbanización o en teléfonos 254 68 50 y 253 95 93. De 8 a 3. (COLLADO VILLALBA) CHALETS CON PARCELA INDEPENDIENTE -5 A- Mañana: El Mar de Castilla