Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ana García Obregóñ, juez de Los últimos discos de rock belleza por una noche Ibiza. Cecilia Galbis La noche en Ibiza es larga, larguísima. Se estira lo indecible hasta qué consigue enganchar al fin con las primeras luces del alba. Los veraneantes flegan aquí con sus reservas de espíritu festivo concentradas y en guardia, y aprovechan ia mínima oportunidad para dejarlas no ya libres, sino en superlativo, libérrimas. Precisamente por esta razón, por la liberación y unión solidaria de tanto espíritu festivo y con ganas de juerga, se comprende que diariamente haya tal cantidad de personas en las discotecas hasta la aurora. No se sabe qué aguardan, pero seguro que tienen la secreta esperanza de conseguir ser más felices. En definitiva, todo se convierte en una declaración de guerra al sueño. Iñigo Cavero y su esposa, Belén Martínez Campos, pasean por los sitios animados del puerto después de cena? Han tenido un intenso día marinero, y se retiran a una hora prudente, no sin antes echar un discreto ojo a su hija Lola, que sobre un alto taburete charla con sus amigas. La gente, ante el anuncio de la elección de Miss Ku, comienza a encaminarse hacia esta discoteca. Todos esperan ansiosos el desfile de las bellas. Se comprenden sus ganas de espectáculo cuando se sabe que la entrada vale 3.000 pesetas, y que esta cantidad no da derecho ni a asiento ni a copas, Dos vetos que originan muchas discusiones que, entre otras muchas personas, últimamente han tenido como protagonistas en noches diferentes a un diputado y su esposa y a dos subdirectores de un periódico nacional. El desfile, presentado por Juan Suárez, comienza pasadas las tres de la madrugada. Entre otras personas, forman parte del jurado Ana García Obregón, que va vestida con minifalda de tul, toda roja y negra, y lleva tacones de catorae centímetros; el batería de Queen, Roger Taylor, y Román Polanski, que ha tenido el mal gusto de venirse de París sin Harrinson Ford, su primera estrella en la película que rueda en la actualidad. En la discoteca, esta noche se encuentran el joven abogado Conrado Truhán; el propietario de La Casera, Juan Serra; el periodista José Luis Gutiérrez; el empresario, Joaquín Villalón Esteve; Javier Villalón, dueño de las conocidas ópticas madrileñas Santa Lucía y unas cuatro mil personas más. La experiencia, madre de la ciencia reza el refrán, lleno de sabiduría popular. Una vez más, este principio se ha visto hecho realidad. Una jovencita de dieciséis años, casi recién salida del colegio, y la totalidad del resto de las candidatas, son vencidas por la experiencia, en este caso de Monike Evans, que tiene más edad y también muchas más tablas. Aunque nadie lo cuenta ni lo anuncia, Monike es una de las mejores modelos de Brasil. Ahora trabaja en Madrid, y de vuelta a Río le espera una película. Cosas de la vida, el año pasado se presentó a este mismo concurso y no consiguió saborear las mieles del triunfo. En esta ocasión, además de su tipo y su belleza, ha impresionado al jurado que entrara gateando en el escenario, y por qué no, su coleta postiza de casi un metro de longitud. Palma de Mallorca. Santigc Castelo Ayer la Familia Real echó la tarde a compras. Salieron en dos grupos y, luego, como cualquier familia más, quedaron citados en el centro de Palma para tomarse un refresco en una cafetería y regresar a Marivent. Quizá la mayor sorpresa de esta tarde ha sido la adquisición por parte de la Infanta de unos discos. centro de Palma cada grupo se repartió a su aire. La Reina y su cuñada Ana María visitaron unos grandes almacenes de ropa. Vestía Doña Sofía falda y blusa; de color marrón y beige y se sujetaba el cabello con un ancho cintillo a juego. Por su parte, la Infanta Cristina, su tío Constantino y sus primos se fueron hacia el paseo del Borne. Allí entraron en una joyería y, más tarde, pasaron por el carrer de la Constitución, ante Teléfonos, Correos y el Gobierno Civil, para mirar los escaparates de las tiendas de la calle de Tous y Maroto. Volvieron después hacia el Borne. La Infanta Cristina llevaba pantalón y camisa blancos y playeras del mismo color. En la cabecera del paseo se pararon en ei popular quiosco de periódicos, donde hojearon algunas revistas. Y por Jaime l arriba, paseando, llegaron hasta Galerías Preciados. Constantino de Grecia compró una barra de jabón de afeitar; su hijo Pablo, un maletín, mientras la Infanta Cristina y su prima Alexia miraban las colecciones últimas de los discos de rock Por fin se decidió por los dos álbumes de The Watherboys, uno de los cuales contiene la canción A pagan place de las más escuchadas este verano en las discotecas. El Rey Constantino se compró más tarde un portafolios y, como los jóvenes no volvían, optó por esperarlos en la puerta de Galerías. Luego, todos juntos, se dirigieron de nuevo al Borne, donde en una cafetería se unieron a las Reinas y tomaron tranquilamente café y refrescos, mientras comentaban las compras que habían hecho. Así estuvieron durante veinte minutos. A continuación cada grupo regresó a sus coches y todos volvieron a Marivent. Ya hemos comentado en alguna otra ocasión la alegría y el hondo orgullo que estos recorridos regios producen en el ánimo de los mallorquines. Se sienten íntimamente felices de ver a la Familia Reai como unos ciudadanos más. Infanta Cristina Pero no de unos discos cualesquiera, no, sino dos de larga duración del grupo británico de rock The Waíherboys. La historia fue, poco más o menos, así. Sobre las seis de la tarde salían de Marivent la Reina y su cuñada Ana María de Grecia. Viajaban en un automóvil que conducía la propia Reina. Poco después, en un coche blanco, a cuyo volante iba Constantino de Grecia, lo hacían la Infanta Cristina y sus primos Sos prínci- pes Pablo y Alexia. Ya en el Cuando cenar es una ceremonia de famosos en torno a ía misma mesa Benidorm. Manuel Ballestero Vicente Sabater fue el primer español que Nevó el pabellón gastronómico valenciano a Londres, donde se mantuvo bastantes años para luego trasladarse con su restaurante a Benidorm. Ahora es una de las mesas que más famosos reúne para cenar. Una de sus primeras dientas muchos, muchos, muchos, pero fue Carmen Cérvera, hoy baroque muchos años a Benidorm, nesa Von Thyssen, cuya fotograporque es amigo de hacer cámfía, junto con la de Rocío Jura- ping y cree que el mejor de Esdo, forma parte del álbum de la paña es el camping de la Cala casa. El restaurante Tiffany s pegadito a la casa donde nació es, sin duda, en Benidorm, la Lola Forner, la Miss España mesa donde más famosos se de Benidorm. concentran para cenar. Si hace Hay gente que prefiere cenar unos días era Lola Flores, ahoen casa. Norma Duval vino a ra han sido los integrantes del descansar al hotel Cimbel, y dúo Sacapuntas los que han paaunque visitó distintos sitios de sado por allí y nos han contado la noche de Benidorm, prefirió lo que le deben a televisión: quedarse a cenar en el hotel y Todo. En metálico nada, que asistir a los toros. En la barrera hasta ahí podíamos llegar con lo la saludó Espartaco y departió que cobramos. Pero en el plano con ella brevemente, concitando artístico todo la atracción de todo el coso durante el descanso. Manolo Sarria lleva viniendo