Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 26- 8- 87- OPINION ANTE EL 92 TA es una banda criminal que ha declarado la guerra a España, empleando todas las armas que la técnica terrorista pone hoy a disposición de los asesinos esparcidos por el mundo. Esta es una vieja evidencia que sólo recibe funerales confirmaciones diarias en la información nacional. Pero como la estrategia terrorista se adapta a las posibilidades técnicas del armamento en el mercado negro del crimen, España viene asistiendo, en los últimos tiempos, a una evolución de la ofensiva. Después de haber practicado el tiro en la nuca del agente del orden, del militar, del civil, empieza a emplear métodos de otra dimensión que se extienden entre la explosión de Hipercor en Barcelona h a s t a los a t a q u e s a l a s casas- cuartel de la Guardia Civil, con objeto de atemorizar a las familias de los números que se encuentran destinados en el País Vasco. La posibilidad de emplear el coche- bomba y el dominio de la técnica del lanzagranadas parecen abrir un nuevo período en la táctica etarra, mucho más sofisticado, para buscar en el ataqué a las casas- cuartel ese salto técnico del terrorismo, que ciertamente había sido empleado previamente por la banda, pero nunca con la frecuencia con que lo lleva a cabo desde poco tiempo atrás. Uno de los n u m e r o s o s doctrinarios del terrorismo escribió hace algún tiempo que el terrorismo tiene como propósito aterrorizar absolutamente es decir, provocar el desmoronamiento moral del adversario. Todo esto se incluye en el catón de los etarras y no hace falta repetirlo, salvo para comprobar que ÉTA sigue a esos doctrinarios del crimen con rígida obediencia. La táctica terrorista consiste, por su propia naturaleza, en sacudir de la manera más fuerte posible la sensibilidad de la sociedad. La muerte de un niño es, desde este atroz punto de vista, mejor objetivo que la de un agente del orden, porque representa el asesinato del perfecto inocente: La moral de los hombree de la Guardia Civil- -que, por fortuna, siguen incluidos en el área militar de nuestro esquema administrativo- -resulta inquebrantable. Por ello, ETA ha comprendido que el ataque contra sus mujeres y sus hijos podría debilitar su moral mucho más que el combate directo. Frente a tanta resolución para luchar en nombre de España, la táctica etarra parece orientarse ahora en atacar a los familiares y a los seres queridos, indefensos en sus viviendas, y así estamos asistiendo a la multiplicación de bombardeos con lanza- granadas, de explosiones de coches- bomba del terrorismo indiscriminado, para doblegar el ánimo de la Guardia Civil. El asesinato del indefenso ha sido siempre el más odioso crimen del terrorista. Esta es la nueva táctica de ETA en 1987. HICAGO ha renunciado V definitivamente a la organización de la Exposición Universal de 1992. La renuncia se ha producido por problemas de financiación, al no encontrar la Muestra el necesario patrocinio de la empresa privada, indispensable en los Estados Unidos. Con esta renuncia, que ya era previsible desde hace algún tiempo, Sevilla será la única ciudad organizadora de la Exposición Universal. La retirada del competidor americano es, en cierto sentido, una buena noticia: Chicago habría sido un enemigo temible por la capacidad organizativa y financiera americana y por la cuña cultural que el mundo anglosajón habría introducido en una empresa tan genuinamente h i s p a n a y l a t i n a como fue la del Descubrímiento. Pero no conviene echar las campanas al vuelo: Genova organizará un gran certamen sobre técnicas de navegación, con el prestigio mítico- -fundado o no, es cuestión distinta- -de ser la cuna de Cristóbal Colón. La competencia italiana, anunciada ya el año pasado, puede ser peligrosa, Con todo, el peor enemigo está en casa: en las lamentables luchas intestinas que han tenido lugar estos años en la misma ciudad de Sevilla, entre facciones del Partido Socialista enfrentadas por más que discutibles motivos domésticos. La remodelación que se produjo hace unos meses, con el nombramiento como personalidad ejecutiva del ingeniero Pellón y la presencia del presidente del Gobierno en el Comité de Dirección de la Expo, debe dar pronto los frutos apetecidos. Pronto es decir ya, que es el único modo de recuperar el tiempo perdido. Y ciertas voces de campanario, que empiezan a sonar en algunas otras ciudades andaluzas, ante el centralis- mo sevillano potenciado ahora por la Expo, han de cesar inmediatamente. Sobre Sevilla recaerá el protagonismo de un acontecimiento que no será ni sevillano, ni andaluz, sino español. 1992 puede ser el punto de partida de la España del siglo XXI, que en la ciudad sede deberá tener, un importante centro cultural y de comunicaciones, dos circunstancias imprescindibles y legítimas por su tradición histórica y su situación geográfica. Lo demás es indentificar la Expo con una provinciana feria de muestras del cincuenta. Todo ello sin perjuicio del papel que les corresponda a otras ciudades and a l u z a s que t a m b i é n estuvieron implicadas en el Descubrimiento. Bien harían sus diferentes autoridades en aunar esfuerzos para que los núcleos urbanos del sur dejen de ser como son hoy los más peligrosos en delincuencia callejera. Con el tirón convertido en rey de la calle, no habrá Expo que resista. Si la Expo fracasa, el fracaso será de España, pero la responsabilidad, y aun la culpabilidad, le pertenecerán por entero al Partido Socialista Obrero Español, que ha tenido en sus manos todas las riendas. IPQSÍBLE NEGOCIACIÓN L OS anuncios que se están realizando estos días, muchos de ellos con el fuerte olor de una operación propagandística tras intereses poco claros, sobre unas presuntas negociaciones entre el Gobierno y la banda terrorista de ultraizquierda ETA, han sido desmentidos por cualificados miembros del Gabinete y del Partido Socialista. Ayer mismo, Felipe González, tras su entrevista con Francois Mitterrand, confirmaba que el Gobierno no admite la negociación con ETA, si bien estaría dispuesto a dialogar con los terroristas, sin contrapartidas políticas, para que estos entreguen las armas. Es bueno que esta rotunda negativa haya sido realizada con rapidez. Ante un problema de tanto calado debe despejarse cualquier ambigüedad desde el principio. Admitir concesiones, aunque sólo sean verbales, provocará nuevas reclamaciones. El Gobierno, es claro, no debe negociar con criminales. Y los únicos contactos que puedan producirse tienen que estar encaminados a que los terroristas entreguen las armas, sin otras condiciones o acuerdos. Hablar de negociación sólo favorece las tesis de los etarras, porque. es admitir componentes políticos que no poseen los criminales, con su rastro de sangre, víctimas, extorsiones y secuestros. La negociación con ETA es imposible. ABC Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemérn Subdirector: Antonio Burgos Subdirectores Darío Valcárcel, Joaquín Vila, José Javatoyes, Manuel Adrio, Joaquín Amado Jefes de Redacción: J. A. Gundín (Contauidad) J. C. Azcue (IntemadonaJ) B. Berasátegui (ABC literario) A Fernández (Economía) J. I. Q. a Garzón (Cultura) A. A. González (Continuidad) R. Gutiérrez (Continuidad) L z. Nicolás (Reportajes) C Mantona (Continuidacl) J. L. Martín Descalzo (Sociedad) J. Olmo (Edición) L I. Parada (Suplementos Económicos) L Prados de la Plaza (Continuidad) C. Pral (Dominical) Santiago Castelo (Colaboraciones) Secciones: J Rubio (Arte) J M. Fdez. -Rua (Ciencia) A Garrido y J Espejo (Confección) J. C Diez (Deportes) A. Yáñez (Edición Aérea) J Badia (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J. Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra internacional) C. Navascués (Madrid) J. A. Sentís (Nacional) M, A. Martin (Sanidad) D. Martín e z- l u j á n (Sociedad) R Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: i. Laguna. P. Datos: V. Peña R. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L. Escolar. Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45, 435 60 25 y 43 S 31 00 Télex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 19- 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 Prensa Española, S. A.