Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
De las nochecitas mexicanas Mallorca: Brisas rinde un que así cantaba el marbellí homenaje a la Familia Real Marbella. Elvira Yebra ¡Estas son las nochecitas que cantaba el marbellí y en el día mexicano te las cantamos a ti. Despierta, Gunilla, despierta, mira que ya empezó la fiesta, ya los mariachis cantan y las nubes se levantan! Que sí, que no, que así no es la canción, pero en Marbella todo es posible, y más en una noche dedicada a México. queño, más de uno cantó: Este amor apasionado anda todo alborotado por Cancum, Acapulco y sus clavados... Y volver, volver, volver a tus playas otra vez. Francisco García, el director de Puente Romano, se acercó a nosotros para comentarnos que Santana y Orantes ganaron el partido de dobles en el torneo de tenis La Dorada, y que Francis Franco y Félix Cabeza hicieron lo propio en el partido tié; aficionados. También a ritmo de corridos, Juan Jiménez Aguilar, los condes de Moriles, la baronesa Camps y Marino Amaya, que días antes colocó estratégicamente sus esculturas por el jardín, de tal manera que ya habían formado cuerpo con la vegetación exhuberante. Antes de irnos a soñar nos pasamos por el Marbellla Club. Allí; recién llegados de una cena entre amigos, estaban los Lataliste, Fermín Bohórquez, el brocker americano George Smura, el abogado Horacio Oriva, el portugués Miguel Quima y Elionor Rochefaucaud. Palma de Mallorca. Santiago Castelo Brisas fue el título de una revista literaria bellísima, que Lorenzo y Miguel Villalonga, los grandes escritores mallorquines, crearon en los años treinta. Ahora, Pedro Serra ha rescatado ese nombre para el suplemento dominical de sus diarios Ultima Hora y Baleares Al frente ha puesto a Carlos Garrido. Carlos Garrido es un magnífico profesional del periodismo. Hombre de pluma, alterna los trabajos anónimos en la Prensa diaria con la publicación de artículos llenos de gracia y sensibilidad. Su libro Mallorca mágica sobre los mitos, leyendas y miste! ios de la isla es uno de los más vendidos este verano. Pues bien, el semanario Brisas acaba de sacar un número extraordinario, dedicado a la Familia Real española y a sus estancias veraniegas en Mallorca. Con ello han querido rendir homenaje a la Familia Real, que se convirtió, por voluntad propia, en una familia mallorquína más, sin privilegios ni estridencias Junto a espléndidas fotografías de Tomás Montserrat, se publican trabajos de Gabriel Cañellas, presidente del Gobierno autónomo de las Baleares; Jerónimo Albertí, presidente del Parlamento balear; Baltasar Porcel, Lorenzo Capellá, Catalina Serra, Suso Roselló, Eugenia Planas y Alejandro Vidal. Tras un editorial titulado La Mallorca de los Reyes se recogen unas palabras del Rey extraídas del libro Mallorca y Estrada Villarrasa en las que el Monarca expresa su afecto y el de su familia por Baleares. M, Carmen Rossk Especialmente emotivas son las páginas del álbum familiar, donde ei Príncipe de Asturias y las Infantas Elena y Cristina van creciendo al paso de los años a orillas de este mar, y con la lejana y siempre presente silueta de un castillo de Bellver inalterable. Los testimonios de Josep Alcover, el hombre que, siendo presidente de la Diputación, decidió la conversión de Marivent en residencia real, o de la escultora Remigia Caubet, una de las pioneras en hacerle un busto a Don Juan Carlos, están llenos de calor humano y fuerza expresiva. Un magnífico homenaje, pues, a una Familia entrañable que devolvió a España las libertades y a Mallorca su viejo rango de Real Sitio. Y vamos con otros asuntos de este fin de semana nublado y tormen- Manolo Santana A los jardines de Puente Romano le salieron flores de papel, recortables de colores y sombreros de ala inmensa; no podía ser de otra manera. La noche tenía sabor mexicano. El Ayuntamiento de Marbella y la Oficina de Turismo de México decidieron patrocinar una gala a beneficio de ASPANDEN. La secretaria de esta organización, Remedios del Río, con un vestido de lentejuelas con escote, palabra de honor se pasó toda la noche danzando de un lado a otro, incluso formó dúo con la Prensa en el concurso de rancheras. María Luisa Sánchez Guzmán, directora de Turismo de México, vestida con un traje de charra, salió a bailar con Antonio. El bailarín quedó sepultado por el enorme sombrero que le colocaron. Entre los numerosos asistentes a la cena pudimos ver a los duques del Infantado, a la duquesa de Arión, marqués de Várela San Fernando, Teresa Quintana, Pedro Rodríguez, la infatigable Dina Cosson y Linda Echevarría, que junto con Ceci lia, ayudaron a montar el cota- rro; las hermanas Tejera, Virginio Alvarez, de Aeroméxico; que hizo entrega a los ganadores de rancheras de un viaje al país centroamericano. Gracias a la fabulosa cena servida por el restaurante Méxicolindo, de Madrid, pudimos deleitarnos con un estupendo ceviche preparado al estilo acapul- Fraga y Cela, invitados de honor en la Fiesta de la Empanada Bandeira (Pontevedra) Treinta empanadas participaron en la XIII edición del concurso de la Fiesta de la Empanada que contó con la asistencia de Manuel Fraga y tuvo como pregonero de excepción a Camilo José Cela, quien resaltó el carácter popular y tradicional del festejo. Camilo José Cela añadió bromeando que los hombres y las mujeres decentes suelen comer empanada para hacer las cosas mejor En el concurso, se concedió el primer premio a una empanada de angulas presentada por María Teresa Folíente, que en la sub a s t a p o s t e r i o r a l c a n z ó las 145.000 pesetas. El galardón a la originalidad lo recibió una empanada presentada por la confitería Ankar de Santiago. Además de Cela y Manuel Fraga, asistieron a la fiesta el presidente de la Diputación provincial y alcalde de Lalín, José Cuiña Crespo, y alcaldes y concejales de la comarca del Deza. Antes de comenzar el festejo, Fraga descubrió un monolito en una calle dedicada a Cela y que el escritor no pudo inaugurar por retrasarse. toso: Carmen y Jean Marie Rossi han abandonado la isla. Con ellos se han marchado los hijos de él, Federico y Clotilde; el de ella, Luis Alfonso, con escayola y todo, y la de ambos, Cintia. Durante una temporada fueron la guinda del verano y descubrieron, no sé si con asombro o con satisfacción, que Mallorca no puede ser jamás un centro de la jet set Que esto es otra cosa. También ha pasado unos días en Mallorca Lucía Mera y Martín de Prado, y ayer llegaron el embajador de los Estados Unidos, Regina! Bartholomew, y su mujer. Los esperaba Tummy Bestard y el embajador eludió hacer declaraciones.