Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 24- 8- 87 OPINION ABC, póg. ASESORES EN COMUNIDADES L A posibilidad de libre contratación de asesores- pues no existe norma reguladora- ha permitido a los Gobiernos autonómicos colocar, aunque fuere por la vía de una contratación temporal sin repercusiones laborales, a militantes del partido dominante en la Comunidad autónoma o a amigos políticos del mismo. El PSOE, en los Gobiernos autonómicos formados con base en su destacada mayoría, ha usado y abusado, según los datos conocidos, de esta posibilidad de recomp e n s a r o favorecer a su clientela política, al parecer descaradamente en algunos casos, como en el de la Comunidad Autónoma de Madrid, cuyo Gobierno ha llegado a tener nada menos que doscientos asesores, si no está equivocada la información de la oposición. Son demasiados para una sola Autonomía, con territorio, además, tan reducido como el de la madrileña. Que hasta ahora, por otra parte, no ha afrontado problemas, que se sepa, de más envergadura que fastuosas restauraciones de edificios- destinados a albergar servicios suyos- y obras análogas. No ha sido, sin embargo, el Partido Socialista el único que se ha excedido en este asunto, pues en el País Vasco- -como recuerda el reportaje que publicamos hoy- se ha admitido el pago de indemnizaciones por cesantías a los asesores. El cambio político que han generado las últimas elecciones autonómicas en la formación de los Gobiernos de algunas Comunidades permite anunciar a los partidos no socialistas una decidida actitud contraria a los abusos en la contratación de asesores y favorable a. la actuación, para los mismos fines, de los funcionarios técnicos, de los pertenecientes a escalafones administrativos, con la fundamental y loable finalidad de reducir, en beneficio de los contribuyentes, el exceso de gastos presupuestarios. Y es lo cierto que, hasta ahora, los Gobiernos autonómicos gest i o n a d o s por el c e n t r o derecha han sido mucho más austeros a la hora de contratar asesores. El Gobierno de Galicia no ha tenido ninguno y uno solamente el de Cantabria. Sucede además que la carga presupuestaria de estos asesores resulta notoriamente gravosa porque la Administración central no se ha reducido al tiempo que se inició la formación y expansión dé las Administraciones autonómicas, ni en proporción siquiera a las competencias transferidas. Así, el conjunto administativo que gravita sobre los contribuyentes se muestra duplicado en no pocas funciones, provocando la consiguiente agrayación del sacrificio fiscal de los ciudada- nos. Semejante exceso o duplicación administrativa no produce ningún beneficio de mayor eficacia o agilidad, sino el beneficio particular de quienes prácticamente se ocupan de la misma función en dos planos cuya necesidad carece de justificación. Y si a ésta ya de por sí anómala situación se añade todavía la contratación de asesores, por meros motivos políticos, queda justificada la agresiva calificación- de presupuestívoros -por comedores o devoradores de presupuestos- que se aplicó, por escritores políticos, al exceso de burocracia en tiempos en los que no se hubiera creído posible su proliferación actual. En la duplicación administrativa, y en los enormes gastos presupuestarios que acarrea, se basan muchas de las críticas que se hacen a las Autonomías; e, incluso, algunas de las opiniones contrarias al sistema autonómico. Es acertado, por esto, reducir al mínimo los asesores. Tanto como la reducción general que sería posible en todo el conjunto de la Administración. EL ESPAÑOL EN MARRUECOS E SPAÑA y Marruecos han firmado un acuerdo de cooperación mediante el cual la televisión de ese país emitirá a partir de ahora programas íntegros en castellano, con el fin de que los telespectadores marroquíes hispanohablantes tengan ocasión de practicar los conocimientos de esta lengua según reza el texto de este importante acuerdo. La noticia debe ser acogida en los mejores términos; la directora general de Radiotelevisión Española, Pilar Miró, se ha apuntado un tanto importante. Hay que destacar, además, el vigor con el que ha defendido, durante todas las conversaciones previas, la necesidad de que los programas seleccionados se. emitan íntegros y sin cortapisas de ningún tipo. El aplauso no puede impedir ciertas consideraciones. Es un acuerdo oportuno pero que llega hasta cierto punto para sancionar una realidad de facto: amplias zonas del norte de Marruecos recibían ya las emisiones de Televisión Española. Y, sobre todo, se produce como un fenómeno aislado, fuera del marco de una política global de defensa de la lengua española, como la que. tiene Francia para su idioma. Precisamente esta falta de política- una carencia de muchos años- -ha sido la responsable del serio retroceso que el español ha sufrido en Marruecos. Fue, como el francés, idioma del Protectorado; desde la independencia (1956) pasando por la cesión del Sahara (1975) no ha hecho sino ir hacia atrás, eñ tanto que la lengua gala añanza cada vez más su dominio en los medios de comunicación, en la enseñanza y en la cultura, hasta haberse convertido en el segundo idioma del Reino alauita. Hay algo o bastante de dramático en el hecho de que los tres millones de hispanohablantes de Marruecos- una cifra que puede considerarse respetable- -puedan ahora practicar el español con las emisiones de Televisión Española. Poco o nada ha quedado de las instituciones que España creó en Marruecos durante muchísimo tiempo. No hay ya Prensa ni medios de comunicación que utilicen el castellano en el vecino país; no hay tampoco establecimientos educativos o culturales que conserven mínimamente sus antiguos atractivos. Por eso este acuerdó; que se ha firmado con visible retraso frente a las emisiones del canal francófono y de la RAÍ (televisión italiana) ha de ser bienvenido fundamentalmente en la medida en que pueda inscribirse en un proyecto de amplio alcance, que dote a la lengua española de los necesarios órganos de apoyo y defensa. Sin ellos no habrá auténtica política exterior de defensa de nuestro idioma en los territorios donde tradicionalmente se ha hablado. No es ésta la menor de las asignaturas pendientes del palacio de Santa Cruz. En Marruecos, nación con la que tenemos un pasado en común- reciente y remot o- intereses conjuntos y también puntos de fricción, España y su cultura deben estar presentes, pues sólo ventajas se derivarán de ello. Sería imperdonable dejar al español languidecer en el norte de África. Y no es éste el único punto del gran continente donde el castellano sufre embates de gravedad. Ahí está Guinea Ecuatorial, con su lenta pero implacable gravitación hacia el área francófona, que, de no ponerse los medios para impedirlo, puede dar al traste allí con nuestro idioma en pocos años. Lo señ a l a m o s c u a n d o aún es tiempo. Como lo es todavía en Marruecos, aunque sólo por la inercia de la historia, no por nuestros méritos, que han sido bastante escasos. ABC Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos Subdirectores Darío Valcárcel. Joaquín Vila. José Javaloyes. Manuel Adrio, Joaquín Amado Jefes de Redacción: J A. Gundín (Continuidad) J. C. Azcue (Internacional) 8. Berasátegui (ABC literario) A. Fernández Economía) J. I. G. a Garzón (Cultura) A. A. González (Continutíad) R. Gutiérrez (Continuidad) L Lz Nicolás (Repórtales) C. Mantona (Continuidad) J L Martin Descalzo (Soaedad) J. Orno (Eaoónl. L I. Parada (Suplementos Económicos) L Prados de la Plaza (ConínuidacJ) C. Prat (torinical) Santiago CastetófColaboradcines) S e c c i o n e s J Rubio (Arte) J M. F d e z- R ú a (Ciencia) A. Garrido y J Espejo (Confección) J. C. Diez (Deportes) A. Yañez (Edición Aérea) J Badia (Educaciónj. E R Marchante (Espectáculos) J Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración; M. Salvatierra (internacional) C Navascués (Madrid) J A. Sentís (Nacional) M. A. Martin (Sanidad) D Martínez- Lujan (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. ZaOala (Toros) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Externas: J Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L, Escolar. T e l e f o n o s C e n t r a l i t a (t o d o s l o s s e r v i c i o s) 435 84 4 5 4 3 5 6 0 2 5 y 4 3 5 3 1 00 Télex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18- 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 Prensa Española, S. A.