Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S iÍ Tl- i w X TRAS EL MITO DE FERRARI J O U Y en Jtisa- s es un pequeño A us S 9 años, F. nzo F e r r a r i s una de tas rij uras míticas del pueblo cercano a Bic Tes, a mundu moderno. Sólo el haee arle de un objein funciúruil como pociK kilómetro de la capi- e un aulomüvH- Su espíritu de superación le hace estar presental francesa donde la primera tir- fe. desde bace wsenla anos en Indas las competiciones y. de le n a de joyería del mundo Iiene 3 a 1947 con sus p r o p i o s automóvlJes, que son los más bellas del sede de su fundadón dedicüda a mundo. L a Fundación Cartier rinde un homenaje en F a r ü a una la promodón del ane conlempo- f i g u r a que a ú n en vida ya f o r m a p a r l e de n u e s i r a H i s t o r i a ráneo. Una gran finca presidida p o r u n magnífico palacio v en cuj D recinTo. ademas üe un gian p a r q u e hay otras edificaciones como varios chaléis e incluso un gran bunker que pcrlcneciú a lt s alemanes en la semmda a n ueHU. Es un foro donde continuamente Sí celebran convenciones v exposiciones siempre girando aíreoedro det arte actual. La Fundadón C? nier organiza cada año una gran exposición monográfica de unos Eres meses de duradón. Para est ¡t primavt ra se eü íi 3 conao lema nioiio; 4 fico la vida y la obra de Eozo Ferrari, La mpucsta del público ha ido tan e peaacuLar que los organizadores tuvieron aue ampliar las feclias de duración de la mm slra. Nunca ranla ecnic y de Tun tl jlmtos países seliatüa acercad hasla Jouy en Josas lo que demuestra d interés que ha deüperl do un acoDiedmicnto cuya calidad ha XT renciJdo lanio al mundo de no. Andree Putman. el gran di- e rojo de Ferrari y el verde de! rector de escena de toda la e po- parsajc. Varias realizaciones del arte como al del molor. ciont ha sabido iuj; ar m ravillo- constructor italiano aparecen ant n primer lugar por su entor- ramenre con Jo colores fuertes: cladas al suelo, pero como sus 42 pendidas por grandes globos aerosiaticos de un blanco btillanie. El bunker no se ha desaprovechado tampoco. V sus opaco bloque de hormigón armado guarda celosamente a los monoplazas que escribieron los í n d e triunfos de la escudería de M ó d e n a en la Fórmula Uno. Finalmente, a uKxIo de capilla g i a d u un ran pirámide ile lona enCícrrd el T ¿ri tesoro de la firma d f l Cavallino Rampanle. L m biplazas vencedores de grandes canreras como Le Maní. Sebring, Mille Míí lia, Panamericana, Targa Tlorio, e t c U n espectáculo único. En manos de particulares Fia sido una ocasión irrepetible que esiara durante toda la vjdA en a mente de los afíeionados que hayan tenido la ocasión de pCíder conlempbíla. Porque serí d i f i d l rx í! cr repetir un acontecínucjjio a m e l a n t e ya que muchas de las piezas no están en el mu i de la íábrica de automOviloí ituada en tajaDello. La mayoría de estas joy: is mecümcas w n de coleccionistas particulares que han sido coniaciados ooi Cartier para esia ocasión. Solo en cpuíos, el desembolso ha tenido que ser muy unporianie-