Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-TÍC 3 T 3 S í EL LARGO T GALID 1 I- i 1. Kt vnitkii! un fjir jii si- rii- Kir. i ln furiTns. I n (li; i rii LIIÍIIj tiit r piiniii I K- Lir W- t jr i. iii il imi it, Mvuhi vii Li- 1 liiTTM -iriil. is %ilii uii i ili (j lilhi- i i un i3i.i nTn- Siin ni ¡ili l.i ui i.iii ik- iU rmiiKTlit cii iK- roimirin n i iniLm 11 l EM iit; iiLi jjLir o; i tiirrulLm ik- Uiov Eiu -iirr. iv i in. illcrn. tii vi i uiiJiiar MI TJÍ mh i il m u il inmi nii. ii ill ir tnrri -ilninluil vil i- l i úrii i tlt iTr. i rlcjiínihp MIH (lL jncíN i n Ui ni. iii ix ikl nin n ilt i p, ul. i f iW in. ihjiiivr. i ik- niiviiihruH cJv i ¡vii- ulnll- i IJUL- IUL L- II i- rck i ik- l LIIIUN i (Mis únicos hijos son mis hermanos a Los que tengo que mantener! luego. La Llegada n una de 135 muchafi ciudades o p u e b l o s de n u e s i r a piel de nrn. El tTempo justo para dormir unas horjis v descansar de ajetieo del rrasLaJo. Se ha llegado de madrugada y hacia el mediodi i a sonar eJ leJéfono con Las llamadas de la Prensa local para cubrir sus infonnadoncs con cntrcvislas. D e i p u í s la visiia de los b a n d c i i i k í o s que regresan del apañado donde se han sorteado loá (oros que van a sakar a La arena por la larde: Tc han toc a d o Los mas bonilos dicen- como en una letania. Ucgará pronto el almucfío frugal y oiro breve suave descanso; -Es la hora- dirá hacia las cinco el moío de espadas, y comenzará el rito de vestirse de torero con una liturgia callada y ceremoniosa, sabiendo que en cualquier momenlo puede llegar el holocausro. Visiian la habitación los amibos, los admiradores, los curiosos, los pelmazos. Los peiiCionario- i de entradas y hasta Las fans- femeninas. Algunos toreros como Julio Rob l e s no q u i e r e n vcT m u j e r e s antes de la corrida. Los últimos rezos del loiern se postran ante el altar ambulante lleno de es- Por José Luis SuareZ Guanes Y ülllUiil ii 111111 iC