Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ABC ESPAÑA EN VACACIONES DOMINGO 23- 8- 87 Noches en la ciudad La Sierra de Madrid Escalofríos Madrid. Pedro Narváez Imagínese que un escalofrío recorre Madrid. Agosto, mes de antonomasias, sestero y caluroso, avanza trazando cuchilladas de sudor tras el halo de su termómetro. El cristal se ha instalado en el nervio ideal de los que se quedan: a mitad de la estación de los soles en muchos empieza a nacer la melancolía, y con ella, la búsqueda de otro verano que aún puede suceder. Regresemos, pues, al viaje- iniciático- de los primeros días de las vacaciones. Según se piensa, a partir de hoy todo será distinto o al menos no será todo igual. Compartamos con agrado la esperanza de desalojar de las noches terraceras la precipitada morriña de un verano todavía presente, mezclado en cóctel fatal con la libidinosa envidia de mares más profundos que este de la Costa Castellana de cada día. Madrid, a estas alturas, tan sólo a no sé cuántos metros sobre el nivel del susodicho en Alicante, deja de ser prosopopéyica como en otros tiempos, precisamente por la cruel y grata soledad a la que, dicen, está predestinada. Abandonada ahora por los dioses, maldita por ello, la ciudad inventa escenas donde moverse explorando sus rincones a la espera de la compañía oportuna. Con todo, la capital- a pesar de su actual aspecto provinciano- -ha vencido una vez más a los ojos difusos del curioso estudioso de turno (así, pronto veremos una tesis profunda sobre el fenómeno de las terrazas y ¡otra! sobre la evolución de la no bien llamada posmodernidad) mientras ella- t a n ancha- se pavonea ante su miseria y se hace célebre en su agonía, que, por otra parte, resulta un rentable negocio, si no, que pregunten a dibujantes, directores de cine, escritores y demás retratistas del lado oculto de la capital, incluido el cottaging Y este calor, que atrae la crónica negra como abeja a un panal de rica miel Desde la primavera que anunciara el fin pacífico de Rita Hayworth hasta Clarence Brown, perdido en un recuadro de esta Prensa cazadora de serpientes, incapaz en esta ocasión de festejar al áspid que mordiera a la Garbo para crear El demonio y la carne como si los antiguos no tuvieran mejor cosa que hacer, en época sudorosa, que abandonarnos. Y no menciono nombres por no atraer al fatal desenlace, pero una lista curiosa aguarda darnos la sorpresa antes de que aparezca el equinoccio. Prodigioso calor que hace equivocar las mientes del más pintado. Habría que esperar que a un despreocupado ejecutivo se le ocurra promocionar en los templos nocturnos de la modernidad la negra agua de cebada por aquello de calmar la sed con casticismo de corrala incorporado. Y es que cuando el surrealismo tenía sentido, Madrid, seguramente en agosto, era una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las estadísticas del momento) y Dámaso Alonso oía gemir al huracán o ladrar los perros o fluir blandamente la luz de la luna. ¿Cuántos serán, seremos ahora? Cercedilla: Mozos, Mozas y Casados acuerdan arrojar al alcalde al Caño de los Rincones Cercedilla. Isabel Montejano En este pueblo y en fiestas puede ocurrir de todo. De momento. las sociedades de Mozas, Mozos y Casados, así como la Peña Zirilos, se les ha ocurrido que si en otros pueblos tienen la costumbre de tirar al señor alcalde a un pilón para celebrarlas, ¿por qué no lo van a hacer ellos? Y ya lo tienen todo dispuesto para el remojón, que será, Dios mediante, en el del Caño de los Rincones, pero no saben cuando, si por la noche o de madrugada. Seguro que lo tiran. Hecho este previo anuncio, que Enrique Espinosa puede ir tomando como aviso, pasamos a la crónica actual de Cercedilla, que está viviendo plenamente su veraneo. La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Comunidad ha montado, con la colaboración del Ayuntamiento, un servicio de Sendas Guiadas, con cuatro itinerarios por el monte, que están a cargo de Cristina Velázquez, de la colonia de veraneantes; Consuelo Gómez, la chica de Wenceslao Esther Martin, la sobrina de la Maxi y Roberto Montalvo, el chico de Ezequiel que así son todos conocidos y están controlados. Estos chicos que son parraos porque Cristina la veraneanta también se considera, guían a través de las sendas a quienes deseen conocer el monte y la Naturaleza. El clamor generalizado entre los mozos cercedillenes es que las tres chávalas son una monada y los excursionistas han dicho que no hay nada como ser guiado por estas estrellas del bosque, por la mañana y por la tarde. El estrello Roberto también lo hace muy bien. Cristina asegura que así ganan todos porque la gente conoce mejor la Naturaleza y sus problemas, porque, además, les cuentan la historia del Valle de la Fuenfría. Los mozos, exclaman: ¡Es que hay que ver cómo cuentan estas chicas la historia del Valle! Y todos van a que se las cuenten. Hablando del mocerío parrao se aproximan las fiestas y están dispuestas a todo. Tomás Montalvo, que aunque ya no sea concejal sigue siendo el factótum festero, los ha reunido en el Kein, la cervecería más popular de la sierra, donde Alfonso ha perdido el sombrero tirolés, por lo que ahora se le ve toda la calva, que es, pues eso, toda la cabeza. En pasadas verbenas celebradas en el Parque de Pradoluengo, a base de fino, roderas y sevillanas y ole, fue elegida la reina de las fiestas, Yolanda Rubio, sus madrinas; estas son por orden de aparición en escena, María del Mar Rubio, Raquel Dorda, Mana Sol Barajas, Cristina López, Almudena González y María Roan. Pero las mozas, que son la mar de listas, se habían adelantado y ya tenían elegidos a sus padrinos, honor que ha recaído en Alvaro Díaz y Santiago Moran. ¡Un acierto, un acierto, porque somos ios mejores! aseguran los muchachos. Ellas se han fijado mucho en lo de la simpatía, en que les van a ayudar a preparar las fiestas y, sobre todo, en que sean guaperas También deben ser padrinos finos, elegantes y distinguidos. A ellos lo de la belleza, que a lo largo de todo el año venimos observando les ha impulsado mucho, con lo que se produjo un pequeño conflicto de elección, porque chicas guapas en Cercedilla y la colonia, las hay a manojillo, ésta es la verdad. A las de Mozas y Mozos se une la Sociedad de Casados con su presidente a la cabeza y una representación de la Peña Zirilos. Todos juntos, presidente de ellas, María del Mar de Andrés; de ellos, Juan Antonio Pedregal; de Casados, Marcial Imaz, y de Zirilos Antonio García Serrano, más Socorro Camino, más Elena Martín, más Tomás Montalvo, en fin, una suma interminable, preparan un conciliábulo para programar Los Zirilos continúan la idea de la creación de la peña, es decir, em... peñarse en que no haya día para que se aburran los niños. Aunque de paso nos podemos morados con las celebraciones gastronómicas que hacemos, por aquello de distraernos, lo que tenemos que conseguir sobre todo es que a los pezqueñines no les falte de nada afirma García Serrano, el presidente, que delega mucho para que todos arrimen el hombro. Para incordiar un poquito al señor alcalde, le van a pedir dinero, y en eso está de acuerdo con ellos la Sociedad de Casados, porque están en déficit total, asegura Marcial Imaz. Bueno, pues se pueden poner de acuerdo y a lo mejor evitan que los mozos y mozas le echen al pilón, don Enrique. -A. TIENDA DE FABRICA Marcas francesas GRAN LIQUIDACIÓN POR FIN DE TEMPORADA Todo a 1.000, 2.000, 3.000, 4.000 pesetas ¡VEN A VERLO! Horario lunes a viernes, 10- 2 y 4- 8; sábados, 10- 2. Calle Ramírez Arellano, n. 19. Autobuses: 70,11, M- 7, M- 13 CENTRO MEDICO ESTOMATOLOGÍA Juan Montalvo, 8, MADRID Teléfonos 254 48 89- 234 38 71- 253 48 01 Comunica que durante AGOSTO mantendrá abiertas sus consultas de: ODONTOLOGÍA ADULTOS ORTODONCIA El martes: Guadalix de la Sierra.