Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 23- 8- 87 IBEROAMÉRICA A B C 23 principio del totalitarismo España? ¿Por qué no se mira el ejemplo de Mario Soares en Portugal, un líder socialista que estuvo en una época a favor de la estatalización y está ahora de vuelta, de regreso, de ese mito absurdo que sólo ha traído ineficiencia, corrupción y dictadura a los países. El ejemplo mexicano Los mexicanos, que tienen mucho sentido del humor, han dicho que el Gobierno del PRI es el Gobierno de una dictadura atemperada por la corrupción. Y Octavio Paz, ese gran escritor mexicano, ese gran pensador de libertad, ha criticado al sistema del PRI. y lo ha llamado el ogro filantrópico ¿Es ése. entre todos los ejemplos del mundo, el modelo que queremos para nuestro país? ¿Queremos en nuestro país elecciones amañadas ritualmente para hacer creer al mundo que hay democracia? ¿Queremos presidentes de la República que saidrán del poder multimillonarios? ¿Queremos que, como en México, la institución más sólida de nuestro país sea lo que ellos llaman la mordida y nosostros la coima? Naturalmente que no queremos ese ejemplo; queremos que nuestra democracia sea genuina. sea auténtica, y para que nuestra democracia sea genuina y sea auténtica es importante que el Estado peruano no crezca más. Quien les habla, queridos compatriotas, no es un político ni aspira a serlo; es un escritor que ama la libertad y que ha salido a la calle a defender aquello que ha escrito y predicado. La vida me ha deparado la oportunidad de conocer muchos países que sucumbieron al totalitarismo. Y lo que he visto en esos países yo no quiero verlo en mi país. Yo he visto la apatía. y la grisura en que se convierte la vida cuando una burocracia política confisca todas las prerrogativas y cuando el Estado se apodera de todos los medios de producción. Yo he visto la mediocridad de la existencia cuando los hombres pierden el incentivo para crear riqueza y trabajar. La igualdad comunista es un mito. La igualdad comunista existe sólo en la retórica, en la demagogia, en los discursos y en las fantasías de ciertos idealistas. En la práctica, la burocracia del partido único que controla toda la riqueza, todos los medios de expresión, goza de unas prerrogativas que la ponen a una distancia verdaderamente austral del ciudadano común. Yo no he visto en los países capitalistas, donde hay tantas desigualdades, en efecto, prerrogativas semejantes. Y es por eso que esta noche estoy aquí. Estoy aquí para decirles que mi experiencia intelectual en parte, sobre todo vital, me ha llevado a un convencimiento íntimo, profundo: que la única manera de combatir la pobreza, de disminuir las tremendas desigualdades que hacen sufrir todavía tanto a los peruanos, es la libertad. La libertad no es una palabra hueca. Y esta noche en esta fiesta cívica magnífica todos estamos sintiendo cómo esa palabra está cargada de sustancia y de verdad. Esa palabra, libertad, hay que usarla hasta sus últimas consecuencias. Hay que usarla a fondo en el campo político, dando a todos, absolu- tamente a todos, la oportunidad de expresarse y defender sus ideas. Pero la contrapartida de esa libertad está en el campo económico. Allí también hay que abrir espacios a la libertad, y para ello hay que destruir los privilegios. Y el peor, el más terrible de los privilegios, es el de los monopolios. Es ese poder que permite arrollar y destruir a los demás. Eso es lo que debemos combatir y destruir: los monopolios del sistema económico de nuestro país. Y el dueño, el amo y señor, del mayor número, del inmenso número de monopolios económicos de nuestro país, no es una empresa privada. Es el Estado. Es nuestro ogro filantrópico Defender la democracia La democracia que tenemos es todavía imperfecta, pero es un buen comienzo. Es importante que la consolidemos. Es importante que defendamos y que no permitamos que la resquebrajen, la deterioren, como ocurriría si se aprobase esa ley de estatización en el Perú. Esa es la razón de nuestras protestas. Y esa es la razón de que estemos reunidos aquí, esta noche, en la plaza de San Martín. Esta democracia la vamos a consolidar y la vamos a limpiar. Esta experiencia difícil tiene, sin embargo, un lado positivo: ha servido para que estemos aquí; ha servido para que el presidente Somos muchos miles y miles de peruanos que estamos decididos a salvar nuestra democracia y hacer crecer la libertad en el Perú. Nosotros hacemos una invocación al Senado. A ese Senado que es la Cámara de la ponderación y a. serenidad, para que detenga el proyecto totalitario. Nosotros hacemos una invocación a todos los senadores apristas porque sabemos que entre los apristas hay auténticos demócratas como el diputado Alfredo Barrenechea y el senador Torres Vallejo. Nosotros queremos que el APRA esté con nosotros, esté con los peruanos democráticos. Nosotros no queremos que el APRA, como tampoco lo hubiera querido Haya de la Torre, sea el caballo de Troya del comunismo en el Perú. Si esa ley fuera aprobada no nos van a derrotar. Vamos a usar todos los recursos de esta democracia incipiente, y de esa manera a esa democracia la vamos a enriquecer, vamos a ir al poder judicial, donde hemos visto que todavía hay jueces independientes que no le temen al Poder. Oponerse a la estatalización es defender losintereses de los más pobres del Perú Hay que impedir que el APRA se convierta en el Esperanza en la libertad caballo de Troya del coLa libertad, como el árbol, tiene sus raíces munismo en Perú en la tierra, es decir, en la vida cotidiana de de la República y el partido gobernante vean que la democracia es una realidad en el Perú, y que por lo tanto nadie, ni el jefe del Estado, ni el partido gobernante la va a atropellar. Esta experiencia habrá servido también para que quienes alientan sentimientos antidemocráticos sepan que cuando nuestra democracia está en peligro surge inmediatamente un movimiento de solidaridad entre los peruanos. Y una de los cosas hermosas de estos días ha sido ver que peruanos de muy distinta posición política y muy distinta condición han cerrado los brazos y han salido a la calle juntos gritando Libertad Es un movimiento hermoso y esperanzador, y yo quisiera que esta noche ustedes me ayuden a sellar esta hermosa fraternidad entré. las mujeres y los hombres libres del Perú. Vamos a aplaudir a los partidos democráticos que han salido a defender nuestra democracia contra el proyecto totalizador. Y no es verdad que creamos ser unos cuantos banqueros y unos cuantos pitucos. las gentes humildes. Pero ella como el árbol no sube hasta arriba, hacia la copa, hacia esas alturas donde tradicionalmente los hombres han visto lo ideal, lo noble, la divinidad, lo altruista. Y como el árbol, la libertad nos da frutos, nos da sombras, nos da fuerza para protegernos contra la adversidad. Pero esa libertad hay que cuidarla como el machilinga cuida su árbol, porque en cualquier momento nos la pueden hachar. Ya sé que no. Ya sé que la vamos a cuidad porque esa libertad, ese árbol ya lo tenemos entre nosotros desde 1980, desde que nos dieron esa Constitución pluralista y democrática. Es todavía un arbusto pequeño, frágil, pero ya tiene savia y está cargado de promesas. Es importante que lo cuidemos y lo hagamos prosperar, porque cuando esa libertad prospere, prosperaremos todos los peruanos, y así y entonces nuestro país será por fin esa tierra justa, esa tierra próspera y esa tierra libre que queremos todos lo peruanos. ¡Viva la libertad! ¡Viva el Perú! Mario VARGAS LLOSA