Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ABC OPINIÓN Panorama DOMINGO 23- 8- 87 i EMBARAZO H éSlANi LAS REV ¿SF S. ÍNTERES? NDRA ¡DEL CbPAZóN, P 0? 0 AL ODB A A M MARi DO DE SOLO A SOLIDARIO (I) E L hombre esta hecho para la alegre y fecunda solidaridad humana. Entonces ¿por qué ha de empeñarse en vivir, en torpe soledad? He dicho torpe porque le bastaría una cosa para convertir su soledad en solidaridad: procurarse amables diálogos. Pero es áspero y largo el camino que conduce a un correcto diálogo. El hombre siempre ha tenido miedo a estar solo, pero hoy ese miedo es cerval, y se ha generalizado como un contagio. Eso explica las aglomeraciones, la huida de ¡as aldeas, la formación de las megápolis, las caravanas en las carreteras, el generalizado recurso al transistor, a la radio, al tocadiscos o a la televisión, en busca de compañía visual o auditiva, las pandillas de jovenzuelos, y los cines, teatros, cafés y bares repletos, y los grandes almacenes bullentes, etcétera. Pero en todas esas situaciones y hasta en los templos, las gentes se encuentran sin conocerse, sin dirigirse una palabra amistosa y, luego, se separan para quizá nunca volver a encontrarse. Con eso, cada cual siente en la entraña su real y pungente anonimato. Tal sentimiento fácilmente lleva a la irresponsabilidad y a la insolidaridad, en la esfera o región de la pura espontaneidad irreflexiva e instintiva con sus brutales secuencias. Porque, en efecto, esa incontrolada naturalidad al quitarse la máscara -como dicen- en evitación de la hipocresía lo que le espolea finalmente en la vida es la prisa, la técnica, la eficacia, el éxito, el placer, el dinero... con la inevitable consecuencia de vacío interior, desequilibrio psíquico, soledad, tristeza, angustia, desesperanza, etcétera. Esto explica luego las diversas evasiones, especialmente la alcoholización, la droga y la violencia. Pero si vivir bien es convivir, preciso será forjar el convivir. Ahora bien, un recto convivir está hecho, necesariamente, a base de saber desvivirse por los otros prestándoles humildes pero gratos y esperanzadores servicios. La solidaridad interesa a todo y cualquier ciudadano. Hoy se nota- sobre todo entre los jóvenes- cierto idealismo de solidaridad humana que dispone a realizar los sacrificios que hagan falta para acudir en ayuda del más necesitado, sin distinción de razas ni de estratos sociales. Esto pide educación adecuada. Y educar para la solidaridad exige como base, entre otras cosas, la enseñanza de un idioma- ético- común, cuya finalidad principal es enseñar a dialogar, porque éste sería el mejor camino para pasar de solo a solidario Francisco ARMENTIA Mirador RUIDOS ÚN abierto, el balance de las tensiones ocasionadas por los ruidos en esta recta final de agosto es inquietante: En Utrera, un hombre dio muerte a su vecino por considerar que su aparato de radio funcionaba con demasiado volumen; en Granada, un joven recibió un disparo mortal por el ruido que producía una moto; en Boborás (Orense) los ladridos de un perro suscitaron una discusión que terminó con una mujer muerta y su esposo herido de gravedad; en Barcelona también fueron desenfundadas las pistolas porque la voz del locutor televisivo atravesaba, al parecer, las paredes de una vivienda. La vieja sentencia de Shakespeare- la vida es una historia de furor y ruido contada por un idiota -alcanza sombría confirmación en su apreciación sonora: el furor resulta tolerable, pero el ruido puede hacer del idiota un cadáver. Antes se daba muerte a los mensajeros cuando llevaban maias noticias, y ahora la noticia terrible del mundo contemporáneo parece ser el ruido en una civilización que, paradójicamente, adora, compra y depende del ruido. El silencio es la metáfora de la nada en la cultura industrial, y nuestros contemporáneos parecen existir en la medida en que destruyen el silencio que los rodea, desde el primer llanto de un niño hasta las trompetas del apocalipsis, pasando por millones de complicadas, variedades de músicas, gritos, sirenas, voces humanas y ecos que juegan con su cabeza loca en el frontón de los grandes valles. Al ruido de un aparato de radio, de una moto o de un televisor se le combate, en España, mediante un sonido que auna su carga de plomo en la dirección de la protesta. A nadie se le ha ocurrido disparar contra el receptor radiofónico, contra la pantalla televisiva o contra la moto que descansa en la acera de agosto como un caballo cansado. En el gesto A supremo se siega cuanto podía existir de amor al silencio en una persona entregada a la tolerancia de quienes vivían en sus cercanías. En grandes discursos se habla de convivencia y de respeto mutuo: de que nadie interrumpa el sueño del vecino y, mucho menos, de que nadie se lleve por delante la vida de los otros, que constituye la máxima expresión de lo ajeno. Sin embargo, el ser humano se muestra como un animal cansado, de imprevisibles reacciones, con algo de ejemplar enjaulado ante la ¡ncertidumbre del domador. La vida es un pánico en un teatro en llamas escribió Jean Paul Sartre, pero más bien la escena que ahora se nos presenta es la de una batalla por romper el silencio y convertir la vida animada en la noche molesta, airada, intolerante, donde el aire que se respira transmita la búsqueda de torpes soluciones para restaurar la paz perdida. El ruido, como móvil de la agresividad humana, ha sido objeto de numerosos estudios y experiencias. La afición que tiene la realidad a evitar los trabajos de laboratorio nos ha ilustrado esta España veraniega con tristes ejemplos en los que coinciden dos circunstancias: el silencio que se produce tras la muerte y el acoso del homicida por ese silencio. Un silencio cargado de un redoble ensordecedor. Faustino F. ALVAREZ PROMOTORES- CONSTRUCTORES- INVERSORES 1 i Atención al negocio de actualidad! En las inmediaciones de ALICANTE, junto al mar, ofrezco terrenos en urbanización de gran categoría, dotados de infraestructura y servicios, con licencia inmediata para la construcción de varias parcelas que superan los 1- 500 chalets adosados. Bajísima repercusión y grandes facilidades. Infórmese inmediatamente, es ¡ÚNICO! Contacto directo con don José Pascual. Teléfonos (96) 545 46 40, 545 46 54 y 54519 81, horas oficina. Sólo mañanas TRASPASO TALLER REPARACIÓN AUTOMÓVILES Totalmente equipado y funcionando. Barrio del Pilar, muy bien situado. 8.000.000 de pesetas. Interesados llamar de 9 a 14 horas: Teléfonos 275 24 97- 275 28 80 Abstenerse agencias