Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ricas y famosas y aparte ¿Cuántos millones de mujeres hay en el mundo a las que nunca podré morder los tobillos? se pregunta uno, y entonces elucubra con lo que les harán los maromos que tengan más cercanos. Uno les mide las costillas a varetazos y otro deja que le claven el tacón de aguja en el tímpano. Algunos las atontan con poemas de Neruda y otros leyéndoles las últimas hazañas de Chabely en el Diez Minutos Los caminos de la seducción son infinitos, diría el padre Martín Descalzo, pero el sexo se escribe con mayúsculas en el pensamiento de todos. Palabras bonitas y comportamiento feo, era lo que le recomendaba Buster Keaton a Fatty Arbuckle antes de cruzar el umbral de una fiesta salvaje. El gran seductor se porta mal, y en vez de una tostada, se come las braguitas del amor efímero para desayunar, pero a cambio recita sonetos de Rubén Darío. Jardiel se preguntaba si había habido alguna vez once mil vírgenes, y el seductor se pregunta si ha habido alguna vez una mujer que no sea infiel. En eso, en la cálida imaginación femenina y la sed natural de sus cuerpos, jardines en busca de riego de colores, se basa, el universo intangible del gran amante. Frente a los cerrojos de la moral intachable, siempre existe la llave secreta para entrar en los gratos secretos que no se pueden contar, pero que sé rememoran dulcemente antes de que ofendidos miembros de la familia te rompan la sien a martillazos. Stanley buscó al doctor Livingstone y el doctorcete estaba tan feliz con sus negras. Entre tanto, los exploradores buscaban las fuentes del Nilo o las minas del Rey Salomón. Nosotros nos conformamos con explorar minuciosamente la geografía insondable de la amada de hoy, que puede que no sea la primera, ni la última, pero sí la mejor. Jorge BERLANGA El otoño de Gabo FTM i verano es un buen mo mentó para descubrir L w nuevos lumbreras o avispados peseteros que, con ligo de imaginación y muy poco desembolso, son capades- de montarse un invierno en Brasil o un crucero de doce meses; siempre y cuando el sufrido contribuyente de la noche decida gastarse su extra en el lugar adecuado. Los que sí están haciendo su agosto son los dueños de La Sirena. Tras su affairé cqrv erAyuntamiento, nári reabierto sus escasos metros de la Castellana Street para recoger a todos esos rostros que, a través de la pantalla o de las revistas, nos resultan familiares, sobre todo si se visten con modelos de Ermenegildo Zegna en exclusiva para El Corte Inglés o se montan en el Panda por tan sólo doce mil pesetas al mes. Son ellos. Los más bellos, los deseados, tos de fuera o los que van de estrellas. Los modelos. Muchas moscas vuelan a su alrededor, pero eso es algo que, hasta cierto punto, también tiene su morbo. Y es que es un negocio. Invitas a fres o cuatro bebezones que Lon Chaney y Edna Tichenor en London gfter midnight de Tod se paseen por Madrid en estas Browning. La tentación no vivía arriba fechas, y, en cuestión desganóos, pones el cartel de aloro completo. La estética es la estética. ces y chiribitas en sus sesos maODO son obsesiones. Hay Pero no todo se va a quedar chacados descubre una máxima quien quiere tener el poder en la simple y superficial imaque puede alumbrar su minimizada de dominar al mundo, de gen. s La pasada noche, La Si- poner a la raza humana bajo la existencia: a las mujeres siempre reoa se marcó un tanto al conhay otro que les gusta. ¿Cómo obsuela de la bota acharolada, pero tar entre sus dientes con un el yo, el super yo y la maldita cirtener los favores de la bella de turpersonaje que, sin duda, hizo cunstancia, en la que todo se resu- no, en el sublime momento de la sombra a los hawaianos, bailame en ¿Por qué, por qué todo se exaltación del corazón enfermo? rines o bebedores del citado me va de las manos? hacen que Pues nada más y nada menos que tocat el escritor Gabriel Garno siendo tú, sino siendo el otro. la vida se convierta en un simple cía Márquez, compartiendo canal para la eterna ansiedad. A El meollo del asunto es saber asesa con Jaime Cbávarri, se falta de poder, la potencia infinita. quién es el otro, porque eso, las- lomaba íranquaamente un boEl gran seductor abre el ojo por muy ladinas, se lo traen muy callateilín de agua del Santo que el la mañana, después de que horas dito. Con lo cual, la seducción no Lafi desparramó antes lo hayan echado a patadas es más que una tarea de investigasu camisa gris. García de la última discoteca, y entre lu- ción del comportamiento ajeno. i sonrió y bebió. Pero ei ¡pobre tal se ptiso más nervioso, y nos animo la noche. Fue en uno de sus chistes cuando hizo acto de presencia et novelísimo director de cine Fernando Cobo Fernandflo venia de lo r ás, puesto. ílerr mudas a modo safari y corbata Jorge Berlanga Victoria Abril universitaria detínturónfueron Beatriz Cortázar las notas que nos- desconcerPeter Sellers José Alejandro Vara taban para describirlo como un Cecil B. de Mille Guillermo Fésser estudiante de Carros de fuePeter Townsend go o, todavía más difícil, tan Fernando Márquez Mae West sólo une de ios personajes de Javier Barquín Lauren Bacall su nueva película. La Betíy Joaquín Albaicín Casanova Boop no se la quita. Y es que estrellas hay muchas, pero La vida no es más que la historia de una maiaita seducción (Quimusas tan sólo unía. roga) Beatriz pQRTAZAR t El gran seductor T Sumario Sedúceme, tonto SÁBADO 22- 8- 87 A B C 73