Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO, 22- 8- 87 INTERNACIONAL ABC 21 EE UU estudia el embargo total de las Reagan no cejará en su apoyo a la guerrilla antisandinista importaciones de petróleo iraní Teherán reconoce el minado de las aguas del golfo Pérsico Nueva York. Francisco de Andrés Washington está considerando un embargo total de las importaciones de petróleo iraní, tras haber descubierto que éstas se están incrementando por canales indirectos. Esta medida económica vendría a reforzar, según fuentes del Gobierno, la actual política militar de defensa de las rutas del golfo Pérsico frente a las amenazas de Teherán. Por otra parte, el régimen iraní parece haber acusado recibo de la firme actitud norteamericana. Así, y por vez primera desde el comienzo de las operaciones en el golfo Pérsico, empieza a moderar su lenguaje y sus gestos. También por vez primera, el régimen de Jomeini ha reconocido haber sembrado minas en las aguas del Golfo, aunque siempre por motivos de defensa En unas declaraciones a la Prensa occidental, cuidadosamente estudiadas, el portavoz del Consejo Supremo de Defensa iraní, Kamal Kharazi, ha llegado a decir que su Gobierno no se opone a que EE UU escolte a petroJomeini leros kuwaitíes aunque, en las actuales circunstancias, la presencia militar USA pone de relieve sus malas intenciones Según Kharazi, la actual reducción de los enfrentamientos entre Irán e Irak hace superflua la presencia de la Navy en el Golfo, y su retirada puede contribuir a llegar a una solución al conflicto. La nueva retórica de moderación que acaba de inaugurar Irán incluye la oferta de enviar sus dragaminas para limpiar el Golfo, y la invitación al secretario general de la ONU, Pérez de Cuellar, para que visite Irán, aún no formalizada. Antes de trasladarse a Teherán, Pérez de Cuellar quiere tener garantías de que su presencia será un paso para mediar en la guerra y no un gesto de propaganda por parte de los iraníes. La ONU tiene en cartera el estudio de un embargo internacional de armas hacia Teherán si se resiste a aceptar el alto el fuego que ya aprobó Irak. Con su evasiva respuesta de que no le disgusta del todo la resolución del Consejo de Seguridad, Irán ha podido dilatar el embargo sólo temporalmente. La frágil credibilidad de la moderación iraní es sólo comparable a las amenazas norteamericanas de un embargo económico total, por sus dificultades técnicas y políticas. Pero al Gobierno USA no le preocupa el remonte de las importaciones de crudo iraní en EE UU, por la fuente de divisas que supone para un Gobierno hostil. A! margen de las limitadas cuotas de petróleo que llegan por conducto directo, las autoridades acaban de revelar que se están introduciendo en EE ÜU largas cantidades adicionales, tras ser refinadas en las islas Vírgenes por varias compañías USA. La operación no es ilegal, pero se ha advertido que, en los últimos días, el número de barriles se ha multiplicado notablemente, y triplica en estos momentos a las importaciones directas. Además de las barreras legales, Washington se encuentra con la dificultad de hacer efectivo un embargo que se demostró ya inviable con los libios. La crisis de los rehenes terminó en 1981 con un acuerdo entre Washington y Teherán, por el que ambos Gobiernos decidieron poner fin a las sanciones económicas. Y, mientras no exista una situación oficial de hostilidad, Washington no dispone de margen de maniobra para resucitarlas. Mientras se completa la acumulación de fuerzas norteamericanas cerca de las costas de Irán, la situación que se vive en estos momentos no deja de ser irónica: Teherán trata, por vez primera, de mostrarse conciliador con los Estados Unidos, y Washington insiste en guardar las distancias. Las heridas del Irán contra están aún frescas en la memoria. Nueva York. F. de A. Con oculta satisfacción ha recibido la Casa Blanca el aparente fracaso de la reunión de ministros de Exteriores centroamericanos en San Salvador, que concluyó sin poder alcanzar ninguno de sus objetivos. El encuentro, que debía determinar los métodos para aplicar el plan de paz suscrito en Guatemala, se quedó en una declaración de buenas intenciones. Fue el papel de la contra en el proceso de paz lo que hizo imposible el acuerdo. Para Washington, esta situación pone de relieve la necesidad de conciliar el plan de Esquipulas con el de la Casa Blanca, y de garantizar la presencia de los rebeldes en la mesa de negociaciones. Primero fue El Salvador, el mejor aliado de EE UU en el área, quien se desmarcó del acuerdo de los presidentes centroamericanos, encartando a su guerrilla a conversaciones de paz para mediados de septiembre. Ahora ha sido Honduras, que se ha resistido a aprobar la formación de comités que investiguen in situ el alto el fuego. Honduras no tiene campamentos contras en su territorio, por lo que no hay nada que desmantelar manifestó el canciller hondureno, Carlos López Contreras. No obstante, los cinco ministros viajarán a Venezuela este fin de semana para solicitar el respaldo de los países miembros del grupo de Contadora y de la Organización de Estados Americanos (OEA) y dentro de un mes volverán a encontrarse en Managua para proseguir las conversaciones en torno al plan de paz. Demasiados plazos y reuniones para las autoridades USA, que se sienten nerviosas ante la parsimonia de la diplomacia centroamericana. Y más cuando consideran que el tiempo sólo favorece al asentamiento del Gobierno comunista en Managua. Para infundir ánimos, y advertir de paso a la oposición demócrata, el portavoz de la Casa Blanca anunció que Reagan recibirá la semana próxima a los líderes de la guerrilla antisandinista. No es la primera vez que esto ocurre pero, en esta ocasión, el mensaje que se trata de emitir es claro. Tomen buena nota de esto- dijo el portavoz, Martin Fitzwater, a los periodistas- Queremos demostrar a los conservadores, a toda la clase política y a la nación que el presidente no abandonará a la contra Su resultado será una nueva batalla en el Congreso para aprobar más ayuda militar antes de finales de septiembre. Flaca ayuda aporta a ese propósito la decisión del Tribunal Supremo suizo de abrir las cuentas bancarias secretas del escándalo Irán- contra al fiscal especial del caso, Lawrence Walsh. Los jueces suizos han dictado así sentencia en la dilatada batalla legal entre Walsh y los mediadores en la venta de armas a Irán, juzgando que la presunción de que se cometió fraude y abuso de confianza, permite adoptar esta inusual medida. De los doce millones de dólares de beneficios, se calcula que están congelados en las cuentas suizas ocho, y las autoridades judiciales norteamericanas sienten curiosidad por estudiar los documentos y seguir la pista de los otros cuatro, que los contras niegan una y otra vez haber recibido. COMUNIDAD COMPOSTELA Pisos 3 y 4 dormitorios 12.590.000 ptas. Reserva: 600.000 ptas. Resto: 10 años. INFORMACIÓN: EN OBRA: Sant. de Compostela, s n. (final) OFICINA CENTRAL: Dr. Federico Rubio y Galí, 7 SA División Inmobiliaria