Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE Emma Suárez, nueva película en el verano de Santander No se es muchacho de por vida, al menos por la parte de fuera que es la que nos delata y nos vulnera ante el espejo. Pero, para entonces, siempre queda el remedio de continuar chiquilleando por dentro, que es lo que menos se nota a simple vista- a l revés que las arrugas- pero lo que más se agradece uno mismo con el tiempo. Todo lo cual no es más que hablar por hablar si la tomamos con Emma Suárez, que es buen ejemplo de lo que no caduca- -a despecho del crono inmisericorde- -y de la mocedad soñada y vivida si no como militancia- que como canta U 2 no conduce a nada adorar la juventud cual dios de nuevo cuño- -sí casi como oficio cotidiano de andar por el cine, que para el caso de Emma es como quien dice por su casa. Terciado el verano, Emma se va a Santander, que es donde van las niñas bien- pues el Norte, aunque ignoto y cardialmente inédito a la cuatricromía voraz, también existe- pero ella no a solazarse de campo payés o a darle el gusto a las olas, sino a hacer una película, que es su oficio, de muchachos, que es su espíritu. Y, en ello, puestos y mirando por el agujero de la cámara, nos quedaría, justo al lado derecho, sentado en una silla que pone director y con algo así como una bocina entre las manos, Carlos Romero Marchen; y no por nada especial, sino porque es él quien dirige la cinta y tiene derecho a ocupar ese lugar. Pero si continuamos observando por el agujero podremos leer sin complicaciones sobre la claqueta: Oficio de muchachos que es la película, y el nombre del director, para caso de no conocerle y sobre todo para que el operador no olvide quien es el que le pega los gritos por el lado de la bocina. Y al levantarse la claqueta tras el golpe seco, veríamos, indistintamente y según el plano, a Emma Suárez erizando el airo con su perfil felino, a Nuria Gallardo, a Iñaki Miramón, a Fernando Guillen, a Juanjo Artero, a Eva Cobo y a Beatriz Santana, como una pandilla más de muchachos que veranea en Santander mientras de fondo suena La Polaca. Esto es, haciendo de lo que son y encima cobrando por ello; o sea, Oficio de muchachos S. G. MIÉRCOLES 12- 8- 87 A B C 75 Ü A I