Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 12- 8- 87- LA FIESTA NACIONAL -ABC, pág. 49 Corrida televisada desde Huesca Sorprendió el arte y el temple del aragonés Raúl Zorita, que cortó una oreja Miañé, Curro Vázquez y Roberto Domínguez consiguieron un trofeo Madrid. José Luis Suárez- Guanes La corrida televisada de ayer en Huesca sirvió para que toda España conociera la gran calidad de un novillero que se llama Raúl Zorita, un aragonés de Zaragoza que nació en San Sebastián. Zorita tiene el sentido del toreo en la cabeza e imprime a las suertes una naturalidad, una elegancia y una lentitud realmente admirables. El festejo se salvó por lo que hizo Raúl Zorita, ya que al resto de los participantes no se les vio gran cosa. Y es que esta corrida no tenía mucho que ofrecer. Un espectáculo mixto es como una coctelera: mezclar un rejoneador- aunque sea de lujo- con dos excelentes matadores de toros- pero que no son de los que mandan en el toreo- con un joven novillero es un plato difícil de digerir. Es como juntar las ovejas churras con las merinas. Quédense los espadas de alternativa alternando con los de su escalafón y un novillero de la calidad de Zorita hay que verlo junto a los Litri, Camino, De la Viña, Aparicio, Niño de la Taurina... En su primero- u n novillo de Bemardino Piriz como el que cerró plaza- atisbamos ese buen hacer en bonitas y sentidas verónicas de recibo y en tal o cual muletazo: hubo algún derechazo, ciertos naturales y hasta muletazos accesorios francamente conseguidos, pero faltó la transmisión de la res- muy floja y, además, el mal empleo de las armas toricidas disipó lo que hubo de loable, pues el mañico necesitó de tres pinchazos y otros tantos descabellos para dar tierra con su oponente. La corrida empezó con la actuación de Manolo Vidrié a caballo. El Benítez Cubero que le cupo en suerte era remiso para el arte de Marialva. Todo lo hizo el caballero, que tuvo que sacar el bovino de los medios, donde estaba emplazado, para clavar los rejoncillos de castigo. La mayor altura la consiguió al banderillear (un par de frente, otro estupendo y preciso, y un tercero por dentro) Tras una banderilla corta acertó al primer rejón de muerte y se le otorgó la oreja. Sendos apéndices cortaron también Curro Vázquez y Roberto Domínguez. Los dos, en sus dos primeros Benítez Cubero. Currito toreó al que abrió plaza, bonito y ligero. Destacaron las dos primeras series de redondos, pues, después, el toro careció de recorrido. El espadazo final fue magnífico. Roberto, por su parte, apuntó su clase al veroniquear, pero se tuvo que refugiar con la franela en el unipase pues el toro no repetía. Ganó el galardón por su tesón y voluntad, pues no existieron muchas realizaciones. Ni el cuarto ni el quinto de lidia ordinaria dieron mucho margen para el lucimiento. Dos astados parados, con poco recorrido, flojos. Tanto el Vázquez de Linares como Domínguez cumplieron el trámite, aunque ni uno ni otro anduvieron acertados con las armas toricidas. En resumen: la actuación de Raúl Zorita compensó las casi dos horas y media con la mirada fijada en la pequeña pantalla. No hay duda: Aragón va a tener- tiene y a- un torero que va a dar mucho que hablar. O El novillero Antonio Jiménez El Ecijano que fue cogido por su segundo enemigo en la novillada celebrada en la plaza de Pozoblanco (Córdoba) evoluciona favorablemente de sus heridas en el hospital del Valle de los Pedroches y pronto será dado de- alta El Ecijano, que se encuentra muy animado, dijo a Efe que espera reaparecer el próximo día 16 en la plaza toledana de Almorox, ya que tos médicos confían en darle eh alta de continuar la mejoría. Lucio Sandín reaparecerá en la feria de Málaga Madrid. J. L. S. -G. El matador de toros Lucio Sandín, cogido de gravedad el pasado día 6 en la segunda corrida de la feria de Vitoria, salió ayer de la clínica Loreto, donde se encontraba hospitalizado. Sandín declaró a ABC: Proseguiré mi recuperación en mi domicilio, y espero reaparecer el próximo día 20 en Málaga, donde estoy anunciado, junto a Julio Robles y Joselito, para continuar después el 22 en Bilbao- donde realizaré mi presentación como matador de toros- y el día 29 en Calahorra. Lucio Sandín Siento mucho- continuó diciendo Sandín- perder tres corridas, pero no es posible torear antes, ya que no se puede acelerar mi recuperación. Me hacía mucha ilusión hacer el paseíllo el próximo día 15 en Sevilla, donde iba a alternar con Manili y Curro Duran. Después tenía firmadas las fechas del 16 erY Barcelona y el 18 en la feria de Ciudad Real. Lucio Sandín dio unos pasos después de la última cura en la clínica, efectuada por el doctor don Máximo García Padrós, y almorzó después con relativo apetito un caldo, spaguetis ragout y fruta del tiempo. Preguntado el torero por cómo sobrevino la cornada, dijo: Estaba terminando la faena, y al acabar de dar una giraldilla se me quedó el toro abajo, por lo que me dio un gañafón y me echó mano Sandín piensa que su temporada se ha visto poco realzada por su mala suerte con la espada. El toro de Alonso Moreno en la feria de San Isidro habría tenido una mayor repercusión de haber acertado con el estoque. De todos modos, estoy contento porque me medio vieron en Madrid, aunque espero que me vean del todo y de una vez por todas. Me encantaría torear en la feria de otoño. Por contra- acabó diciendo el diestro- al toro que me hirió en Vitoria tuve la fortuna de matarle a la primera. Y eso que ya estaba herido cuando ejecuté la suerte, pero como tenía la espada de verdad a mano, no me retiré, entré a matar y una vez muerto el toro fue cuando pasé a la enfermería. D Una novillada de promoción de las escuelas de tauromaquia y una corrida de toros se celebrarán en la plaza de las Ventas los próximos días 15 y 16 de agosto. El sábado día 15, con erales de Víctor López Chaves, actuarán los noveles José Maregil- -de la escuela de Madrid- Julián Martínez- d e Alicante- y Denis Lóre- d é Nimes (Francia) El domingo día 16 harán el- peseíllo los matadores Carlos Escolar Frascuelo -que reaparece en España tras varios años de ausencia- Fernando Galindo y Migueh Cubero, Sánchez Cubero para estoquear toros del hierro portugués de Branco Nuncio. En el último minuto La corrida, pese a la oreja cortada por Vidrié y otros tantos trofeos que recayeron en poder de Curro Vázquez y de Roberto Domínguez, no eran de las que hacen afición. No habían respondido ni los toros de Benítez Cubero ni el primero de los novillos de Bernardino Piriz. En nuestro subsconciente estaba el eterno dilema de que es mejor que las cámaras televisivas sólo aparezcan en aquellos espectáculos de verdadero tronío, en aquellas corridas en las que figuran los matadores más representativos del momento. Nos acordábamos de la corrida del día anterior de El Escorial, de muchos carteles estupendamente rematados de las próximas ferias de Málaga y Bilbao. Pero salió el sexto y cambiamos de opinión. Asistimos a la revelación de un joven novillero, del que nos habían hablado mucho y bien, y al que sólo había visto una vez en un tentadero de Baltasar Iban, cuando aún andaba en los palotes de las novilladas sin picadores, que es la primera caligrafía taurina. Raúl Zorita se lució con el capote. Imprimió a un quite el ritmo y el embrujo de los diestros del Sur. Demostró que el arte de torear no tiene fronteras. Después, con la muleta, anduvo a la res con gusto, con tiento, con mesura, con calma, con el don inapreciable del temple. Un temple que desarrolló posteriormente en los derechazos de muleta tersa y planchada, en los naturales llenos de empaque y naturalidad, en ios acabadísimos pases de pecho en los que galanamente se sacaba al novillo por delante. Al final del trasteo se adornó con gracia y donaire y, a pesar de necesitar tres pinchazos, estocada y descabello, se fe concedió una merecidísima oreja. Se cortó la retransmisión y nos perdimos lo que pudiera desarrollar Zorita con un novillo de regalo (en el que fue ovacionado) pero ef regusto de la belleza de su toreo no se nos olvidará durante mucho tiempo.