Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ABC ESPAÑA EN VACACIONES Guadalajara MIÉRCOLES 12- 8- 87 Noches de la ciudad Capital cultural Madrid. Joaquín Albaicín Este título le ha sido pomposa y empecinadamente otorgado á nuestra Villa por toda suerte de ilustrados de babero, y desde ese punto de referencia se visten de gala cada noche sus habitantes. Y no le faltó razón a Tierno- n i le fafta hoy a Barranco- cuando en su día se le ocurrió este calificativo, asomado cual Cisneros al balcón municipal. Porque el grado de civilización que puede serie atribuido a una polis es siempre inversamente proporcional al número de hormigas que acoge en su seno, y está, en cambio, en relación directa con la cantidad de solitarios que alberga. Hormigas: léase trabajadores diurnos que lucen cada mañana las ojeras de rigor- s e cuela de una noche de excesos que no convienen a los no habituados- como si fueran cicatrices de guerra o muescas en la culata de sus revólveres. Lo que más abunda en Madrid son, en efecto, personajes de Forges: subsecretarios neuróticos, esquizofrénicos, ex militantes del PSOE y gordas con el sexo incoloro, insonoro e inodoro desde- aproximadamentemayo del 68 (fecha en que se inició su declive erótico- políticb) La cultura es cosa de solitarios y de ociosos. De los que se buscan cada día la vida de! siguiente por métodos mucho más sanos y dignos de elogio que el lucir la arruga (que nunca fue bella) o comer sopa de sobre toda la semana para que se les pueda ver un sábado en Amnesia. Entre este tipo de ciudadanos que tienen la suerte de poder seguir ejercitando, como en el Paleolítico, las más grandes virtudes del hombre: la astucia, el acecho, el acoso y derribo, la provocación, el éxtasis alcohólico, el conocimiento- para nosotros perdido- de los dialectos del mundo animal, entre este tipo de hombres que son los verdaderos artífices de la vida cultural de una ciudad, brillan con luz propia los mendigos. Como el águila, como el artista, vuelan solos. Y ningún turista que se precie debe- e n su visita a nuestra tierra- conformarse con el tan pateado recorrido de tablao- toros- Scala porque, si no ha gozado de lá ruta del mendigo, cada vez más popular en Madrid, no sabe lo que vale un peine. Brihuega celebra a laVirgen de la Peña con los encierros llamados desencierros Brihuega. Isabel Montejanó A la una en punto, dan comienzo en el quiosco de la Alameda las partidas del aperitivo. Son de mus, aunque el señor cura párroco tiene todas las apariencias de estar cantando las cuarenta Hay un gran ambientazo y los brihuegos ya se han lanzado a la sana vorágine de la fiesta, que es en honor de la Virgen de la Peña y eso de que salgan bien, lo llevan todos a mucha honra. Porque como dice Jesús Orea, este es un pueblo de rancio abolengo y lo sabe El viaje ha sido delicioso, por esos campos castellanos de pan llevar. A la derecha de la carretera queda él indicador, con lugar pintoresco de Fuentes de la Alcarria, al que todos los días desde hace más de dos años, un hijo del lugar, Juan Santos, hace sacar en recuadro en Flores y Abejas ¿Conoce Fuentes de la Alcarria? Vaya a verlo. Es muy bonito. Y además le ha salido bien porque desde entonces hay miles de turistas que van a visitarlo. Brihuega, que es una ciudad donde lo musical tiene mucho arraigo, ha dedicado memoriales a Sebastián y Diego Ourón, insignes músicos briocenses. Pasa muy cerca, entre los árboles, un caballista. Otro homenaje sobre los muros de la fortaleza de Peña Bermeja al maestro Cabezudo, compositor y director de la banda de música durante medió siglo. El busto, en uno de los más bellos rincones del entorno, está dedicado a Jesús Ruiz Pastor, un benefactor de la población. Pasamos por grandes extensiones de culti- Los pueblos agradecidos son nobles, generovo de lavanda. Se dice que hasta que los sos, merecedores de lo mejor y así es Brifranceses se hicieron con el control del mer- huega. Una veraneanta se ha venido con cado de la perfumería, estos campos guada- transistor y todo y está inundando la paz de lajareños, contaban con esa: gran riqueza. la plaza de anuncios comerciales. Sería her Ahora se cultiva prácticamente por genera- moso, a pesar de eso, quedarse aquí; tal vez ción espontánea. Estamos en la meseta de la para soñar, tal vez para escribir. Alcarria, de la que Brihuega es un jardín. Un Por la plaza de toros La Muralla, donde jardín bellísimo, por cierto. armó el guirigay Miguel Ríos con eso del Cuando entramos en la ciudad, alguien co- rock y donde hizo una de sus mejores faementa: Hasta aquí llegan los coches el día nas Manuei Benítez, El Cordobés vamos del encierro. San Felipe alza su torre romá- a la plaza llamada del Coso. A la puerta de nica junto a la gasolinera. En la cafetería Ma- una zapatería de viejo, los brihuegos nos ría Cristina, nos dan un consejo. Lo mejor asaltan. Manolo el herrero, que ha hecho tor para quitar el cansancio es un buen bocadillo das las rejas artísticas del pueblo y que apade lo que sea. Y como lo dicen, lo ponen. gó la fragua cuando se jubiló; Manuel Rome- ¿Quién se resiste? Luego salimos a pasear la ra, Antonio Clemente, conocido por población. A las puertas de las casas se ven- Machuca- Limón Ángel López, Pedro Pé- den verduritas frescas, recién cogidas del rez... ¡Qué a este pueblo hay que venir no a huerto, que si está en la vega es huerta. Ca- pasar el verano, a quedarse, a quedarse, que lles del Panadero o del Molinillo y sobre ésta todos somos estupendos y simpáticos! ¿O no se lo parece? un arco con una hornacina de la Virgen. Llegamos ante la parroquia de Santa María de la Peña. Como dice el arcipreste, don Jesús Ortega Rodrigalvares, toda la historia de Brihuega, las guerras que sostuvo, sus fiestas, sus fueros, su vida entera, todo gira en torno a esta peña, en torno a esta Virgen amada, con sigular cariño que se apareció a la princesa Elima, como cuenta la tradición, convirtiéndola a la fe cristiana. El alcalde, Emilio Pérez Monje; el cura párroco, Antonio Herrera Notario; la reina de las fiestas, que es Raquel García Corral, y sus damas Noelia, Aracha, Rosa, Angeles y Mónica, todos de acuerdo: Aquí, la Virgen de la Peña y los encierros, por este orden. Pero, aclaremos. Lo de la Virgen, es lo tradicional, lo espiritual, lo que les llena a todos de devoción y de cariño. Es el apoyo en las dificultades, el regazo para las penas, el compartir las alegrías afirma el señor cura. ¡Pero es que lo de los encierros es el desmadre, más de cinco mil vehículos que entran en Brihuega, las 30.000 personas que hay dentro más los 20.000 que llegan de fuera y los 40.000 que se quedan con las ganas y los encierros, eso, desencierros más bien, en una desenfrenada carrera por las calles donde el mocerío disfruta ni se sabe! Luego, recoger las reses junto a San Felipe y al día siguiente la bajá hasta La Muralla. En fin, que si salimos de ésta, se lo contaremos en otra crónica. Para empezar, los mendigos nos resultan infinitamente más eficaces de cara a combatir la delincuencia urbana que los aprendices de sheriff que paga el Ayuntamiento. Dé usted En un banco, un señor mayor lee un libro, al rey de los mendigos las señas de su coque bien puede ser de versos en esta paz. che. Apárquelo en cualquiera de las calles más conflictivas de Madrid (esas por las que doña. Ana Tutor recomienda a los matrimonios de edad pasear tranquilamente) como Valverde, la Ballesta, plaza de Vázquez de Mella y aledaños, y tenga por seguro que a Juan Mpntalvo, 8, MADRID cambio de una módica- e n verdad- cantiTeléfonos 2544889,2343871- 2534801 dad mensual, una legión de mendigos velará por que su sueño y el de su automóvil no se Comunica que durante AGOSTO vean turbados. Naturalmente, el rey de los mantendrá abiertas sus consultas de: mendigos no es Don Johnson, y sólo podrá garantizarle resultados frente a la delincuencia callejera. En casos más peliagudos, como el de evadir a la mafia del Fisco, usted se lo guise y usted se lo coma. CENTRO MEDICO ESTOMATOLOGÍA V ODONTOLOGÍA ADULTOS ORTODONCIA Mañana: Soto del Real