Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ABC CULTURA MIÉRCOLES 12- 8- 87 Engels, patriarca de la Revolución, era un lince para hacer negocios Descubierto el archivo de la empresa familiar Ermen Engels Wuppertal. Dpa Amaba la ropa elegante, fumar buenos cigarros y un trago fino. Pero a pesar de ello, Friedrich Engejs, hijo de un empresario de Barmen, no conocía otro objetivo que eliminar lo más rápidamente posible el capitalismo. De forma inesperada salieron ahora a la luz, al descubrirse el archivo de la empresa paterna, la firma textil Ermen Engels, montones de documentos que permiten echar mas vistazos a la vida del amigo de Karl Marx. Durante más de cuarenta años se pensó que los balances y los libros de la empresa textil con sede en Barmen- una de las ciudades que conforman hoy la ciudad de Wuppert a l- y en Manchester (Inglaterra) habían sido destruidos durante un bombardeo aliado contra Wuppertal en 1945. Mie ntras qué la investigación internacional sobre la vida y la obra de Federico Engels en Pekín, Moscú y Berlín ya no creía en un hallazgo fortuito, los documentos surgieron a la luz del día recientemente, al construirse un museo industrial en Engelskirchen. Michael Knieriem, director del centro histórico de Wuppertal y un experto sobre Engeis, logró reconstruir tras semanas de estudio al menos la parte alemana del patrimonio de Federico Engels gels, que vivía en la miseria en el exilio en Inglaterra, y a quien éste posibilitó, girándole anualmente una suma de dinero, continuar escribiendo la gran. obra de su vida, Capital, no aparece en IQS documentos hallados en Barmen. Pero aún así, las interminables columnas de cifras, escritas con pluma, demuestran cómo Engels logró amasar una fortuna que le permitió retirarse en 1869 y hacerle llegar a Marx una renta anual de trescientas cincuenta libras esterlinas. t La conclusión que el investigador Michael Knierim sacó del estudio de estos documentos es que Federico Engels fue un excelente y prudente negociante, y no un aventurero Las cuentas de Federico Esto es un logro que asombraría al más capitalista: diez mil libras, que hasta ahora eran erróneamente consideradas como parte de la herencia, fueron devueltas por Engels a la empresa- según demuestran los documentos- en pocos años, financiadas por astutos negocios de comisión. La conclusión que Knierim sacó del estudio de esos documentos es que Federico Engels fue un excelente y prudente negociante y no un aventurero De estos libros contables, que durante Una renta para el amigo Marx Como se sabe, en Londres Marx habitaba con su familia una ínfima vivienda, sufrió incontables penalidades y persecuciones, pero pudo, aun a costa de la vida de sus hijos, concluir su obra porque- según decía- trabajaba en beneficio de la Humanidad De todas formas, el amigo de Federico En- años arrojaban sólidas ganancias bajo la bendición de Dios también pueden deducirse cuestiones privadas: así, por ejemplo, el presuntamente escéptico padre de Federico Engels empleó a su hijo, entonces de treinta y dos años (1852) en la empresa de Manchester principalmente para tareas de oficina con un ingreso mensual inicial de cien libras, así como una creciente participación en las ganancias. Todo eso subraya que Engels padre sabía muy bien diferenciar entre su hijo como un adversario político y por otro lado otorgarle confianza ciega en lo que a negocios se refiere. Las cuentas personales del mundialmente conocido ciudadano de Wuppertal registran con extremada precisión gastos de reparación para un reloj de bolsillo, tos pagos para suministros de vinos y una participación para un regalo para mamá En forma regular, el combativo ateo recibía también para la fiesta de Navidad cincuenta talares de la caja familiar. Por última vez aparece el nombre de Federico Engels en 1898 en los libros contables de la empresa, o sea, tres años después de su muerte: 10 marcos, para la traducción del testamento de F. Engels en Londres Un animado concilio poético da cuenta de la lírica iberoamericana actual en Buenos Aires Buenos Aires. José Alejandro Vara Que la conversación poética pueda dar la vuelta al océano Con esta invocación de José Carlos Gallardo, presidente del aula de poesía Antonio Machado, de Buenos Aires, quedó inaugurado el encuentro que, sobre El poeta y la cultura de Hispanoamérica: 1950- 1985 va a desarrollarse en Argentina hasta el día 21 del presente mes. El salón principal del Centro Cultural San mundo iberoamericano, estando como estaMartín aparecía abarrotado de ilustres nom- mos en puertas del V Centenario del Descubres de la lírica iberoamericana. Los españo- brimiento Apuntó asimismo que acontecimientos les Félix Grande y Pedro Molina charlaban con el paraguayo (residente en Buenos Aires) como éste son ideales para confrontar simJulio Paniagua, quien disertará mañana sobre patías y diferencias, como solía decir Alfonso la Democracia literaria en lo poético nada Reyes, y para comprender mejor a los otros menos. Por allí estaban también el ecuatoria- y, cómo no, para comprendernos mejor a nono Leonardo Barriga, Blanca Andreu (muy so- sotros mismos y a nuestro destino común dé licitada) Francisca Aguirre, el argentino Ru- habitantes en lengua española bén Vela y una nómina extensa de poetas de El embajador argentino Ramiro Casasbelas provincias y de ensayistas de revistas es- Has mencionó, por su parte, que está escrito pecializadas. En total, unos treinta autores to- que desde la poesía y desde la cultura toda marán parte en este concilio poético que se podemos y debemos trabajar por los pueblos dispone a dar un repaso a la lírica iberoame- redimidos por la democracia, y también debericana de los últimos treinta y cinco años. mos luchar por todos aquellos que aún anheDurante la jornada de apertura (un poco lan la libertad y la justicia tardía y algo extensa, al decir de algunos Luego se pasó a la primera tanda de interasistentes) Ana María Barrenechea, de la venciones, cuyo enunciado general hablaba Comisión ejecutiva del encuentro, señaló que de la Lengua, patria común El ensayista y la época que vivimos es propicia para la dis- poeta argentino Rodolfo Alonso leyó su pocusión esclarecedora, entre otras cosas, por- nencia Lengua, patria y poesía en la que que son tiempos que reclaman la unión del planteó la disyuntiva sobre si la patria es Que la conversación poética pueda dar la vuelta al océano señaló José Carlos Gallardo nuestra lengua, como planteaba Pessoa, o lo es nuestra infancia, como reclaman otros que no nombró (como Woodsworth) Un ensayo prolijo con el que echó formalmente a andar este encuentro. Dos compatriotas suyos, Nélida Salvador y Miguel Ángel Frederick, insistieron luego en esta línea, aunque desde otra vertiente. La primera profundizó en la obra de César Vallejo y el segundo se adentró en el problema de los dialectos. Para hoy estaba prevista una mesa redonda sobre la poesía femenina iberoamericana (Olga Orozco, Diana Bellessi y Francisca Aguirre) y otra sobre las teorías estéticas a partir de los años cincuenta, con Juan Gustavo Cobo Borda, Pilar Palomo y Horacio Salas. D Un grupo de arqueólogos asturianos dirigidos por Elias Carrocera está estudiando un canal romano del siglo I d. C, según informa nuestro corresponsal Faustino F. Álvarez. Este canal, una de las maravillas arqueológicas de Asturias, permitirá determinar los conocimientos romanos de ingeniería hidráulica en relación con el mundo de la arqueología y comprobar el proceso técnico de la construcción de esos canales.