Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 12- 8- 87 OPINIÓN ZIGZAG ABC 13 -Cuaderno de notas- Telefónica: cal y arena Hace unos días elogiábamos los esfuerzos de Telefónica con motivo de la colocación del teléfono quince miilones. Hoy, por contra, es un problema menor, pero significativo, con el que se nos muestra cuanto queda por hacer en el monopolio. Un usuario, que al contratar la línea domicilió el pago por Banco, se ve sorprendido por el aviso de cobro que llega a su domicilio. Al Banco no había llegado ningún recibo. En las oficinas de pago se da una complicada explicación sobre el hecho, pero se confirma que esa factura hay que pagarla allí. El usuario intenta una reclamación, inútil en esa oficina: tiene que ir desde la avenida de los Toreros a la Gran Vía a realizarla. Cuando ya ha perdido dos horas en discusiones y viajes, en la Oficina del Usuario de Telefónica se extrañan del caso, ponen etéreas disculpas, y a! cabo de un rato presentan unas hojas de reclamaciones para ser cumplimentadas, sin garantizar ningún resultado práctico. El usuario que nos escribe advierte que contará su caso a los periódicos y recibe de la funcionaria una insólita respuesta: Puede usted publicarlo donde quiera; a nosotros no nos importa lo que salga en la Prensa Es una pena que Telefónica vaya dando a sus clientes una de cal y otra de arena. mas declaraciones culpan al Madrid de estar detrás de la prohibición de la Liga Inglesa de Clubes Profesionales para que el Liverpool juegue el Torneo Villa de Madrid. Y todo, porque el citado organismo deportivo británico no estima conveniente que dos clubes británicos- e l Everton jugará el día 26 contra el Real Madrid- disputen un partido cada uno en la misma ciudad con tan sólo veinticuatro horas de diferencia: la conocida violencia de los aficionados ingleses tiene la culpa. Presumimos la reacción de la Liga inglesa: los equipos españoles enzarzados en disputas caseras cuando de lo que se trata es de evitar responsablemente tragedias como la de Heysel. LA LETRA QUE SOBRA S natural que la mirada política de los observadores se fije en el futuro que a la UGT reservan los dirigentes no sindicalistas del PSOE. Y ahora más que nunca. Porque a las desavenencias conocidas entre ugetistas y felipistas se suman las crecientes impresiones sobre la nueva depuración ideológica que el PSOE va a experimentar en el futuro XXXI Congreso, cuya celebración está prevista para enero de 1988. No depuración en el sentido de eliminación de personas, aunque ésta pueda llegar a ser una consecuencia del desaliento de un sector de la militancia. Pero sí depuración de esencias tradicionales, que harán estremecerse en su tumba los huesos de Pablo Iglesias. Se trata, como muchos observadores saben, de abandGnar en el PSOE el concepto de partido de la clase obrera para convertirlo en partido interclasista de trabajadores. Si se piensa con cierto rigor, se apreciará que ya en los momentos actuales el partido gubernamental actúa y se comporta de esa manera. El XXXI Congreso hará simplemente una labor de acomodación de la nomenclatura a los hechos, de las palabras a las realidades, de los conceptos políticos a las verdades tangibles. Sobrada, pues, la o del PSOE, ya veremos hasta qué punto son coherentes los congresistas, y la dirección que los conduce, a la hora de llevar a las siglas la nueva acomodación ideológica. Uno recuerda al Felipe González de los tiempos en que usaba el sobrenombre de Isidoro allá por los meses de la última clandestinidad, cuando en tertulias amicales hablaba de su interés por que la o desapareciese. Luego consideraron- y consideraron b i e n- que los frutos electorales serían más copiosos manteniendo la ficción de que el PSOE era el partido de los obreros. Lo más probable es que la o se mantenga, porque los últimos símbolos, es decir, aquellos que se remontan a los principios fundacionales, son los más difíciles de demo- E El año que viene El archiduque Otto de Habsburgo, jefe de la primera Casa europea y heredero de 30 emperadores germánicos, es uno de los más activos eurodiputados de Estrasburgo. Lleva la unidad de Europa en sus venas y sabe expresarse con circunspección y emotiva claridad. Leemos en sus, últimas declaraciones: Me gustaría decir a los europeos de hoy que no deben dejarse vencer por el desaliento. Yo mismo he pasado largo tiempo dedicado a explicar todo esto a los alemanes. Les he recordado que es inadmisible, al cabo sólo de algunos decenios, esa decepción que les impide creer con fuerza en la reunificación europea. Recordemos el ejemplo de los judíos: durante dos mil años en todas las pequeñas sinagogas de la Diáspora se saludaba al final de cada oficio religioso con las palabras rituales: el año que viene en Jerusalén. Y su sueño acabó por convertirse en realidad. Es un ejemplo a meditar. OVIDIO Fantasma blanco El fantasma del Real Madrid parece merodear también sobre los aledaños de otro importante club, tras abandonar el que parece ha sido su objetivo histórico, teñido siempre de color azulgrana: es ahora Jesús Gil, presidente del Atlético de Madrid, el que parece encontrar la responsabilidad del club blanco en cada uno de los asuntos que afectan al equipo del Manzanares. Sus últi- 15 Byward Streed EC 3; Tony (Street Pitch) Ft. Malboro Sfreeí; Radfords, 30 Broad Street; Capital News, Bayswater W 2; Capital News, 33 Queensway W 2; Capital News, Oíd compton Street W 1; Moroni, 68 Oíd Compton Street W 1; J. Haines, Sloane Square; Yogi Smurti, 156 Uxbridge Road W 12; Patel, 134 St. John s Wood High Street; Berners, 64 Goodge Street W 1; 63 Seven Sisters Road N 7; Murray, Finchley Road Tube; Solosy, Channg Cross Road; Patel, 49 Goodge Street; Leslies of Mayfair Audley, Street W 1; Capital News, 115 Tottenham Court Road; News Box, Covent Garden; Fleet Street Bookshop, fíeet Street. LIVERPOOL: J M, N. 1 N. 2, Bookstall Lime St. W H S, Church St; Bromley University Bookshop; Bond Water St. MANCHESTER: J M S W H S Bookstalls Pica; Aleef, Piccadilly approach; Rigbys Piccadilly; Piccadilly Hotel Newstand; Dual Services Corporation St. Paperchase, St. Annes Sq. University Kiosk- Milburns; Finlays Oxford Rd. WHS, N. 1 N. 2, Bookstalls Victoria; Copley Cannon St. Hodkin Princess St. Fourbouys Oxford Rd. Taylor Wilmslow Rd. N. 1 N. 2, Booksstands Airport; Leeds Bradford Airport; J M, Bookstall Leeds Rlwy St. HARROGATE: Indx News. LEEDS: Woodhouse, P. O. University; Eastwood The Hedrow; Dragonar Hotel Kiosk; Queens Hotel Kiosk; Morris The Headrow; Buckle George St. Eastgate Merrion Centre; W H S Town Centre; Language School Shop; Austicks University Shop; W H S Commercial St. International Hotel; Union Bookshop Univ. Preedys; Sparks; PA News; Woodhouse; Buckles Bown Lañe; Buckles Merrion Centre. ler, los más resistentes a la labor de la piqueta ideológica. Pero a partir de enero del 88- incluso ya desde ahorasobrará la letra. Y habrá que preguntarse, o ir preguntándose desde estos m o m e n t o s cómo sentará en UGT la implantación de ese nuevo PSOE evanescente. No se o l v i d e que paradójicamente la UGT, que se proclama unión de trabajadores, es más s e n s i b l e al mundo obrero que todo el partido en su conjunto. El último símbolo personal de ciertas resistencias se llama Nicolás Redondo, contra quien van dirigidas hoy todas o casi todas las descargas de la artillería felipista. No ha sido casual, ni inocente, ni mucho menos aislada ohuérfana de apoyos, esa andanada dirigida en el fondo contra el líder ugetista por el presidente de la Autonomía andaluza, José Rodríguez de la Borbolla. La cuestión es ir debilitando, de tal manera que la figura de Redondo llegue disminuida y anatematizada al Congreso del partido. Hoy en día, la oposición interna del PSOE y del Gobierno- e n la medida en que es familia socialista -no pasa de ser la UGT. Por mucho que Izquierda Socialista, corriente ideológica reconocida dentro de la citada familia plantee la posibilidad de no asistir a las sesiones del Congreso, la verdad es que su actitud no representa especiales incordios al felipismo. UGT, sí. El sindicato hermano se comporta como hermanastro. No secunda los esfuerzos transformadores de la beautiful people a la que Felipe González ha vendido su alma. Es una remora como esos edificios que pierden por completo su estructura interna, pero conservan la fachada. No habrá para Redondo y los redondistas lugar en ese ámbito. No tendrán ningún rincón reservado. A la nueva casa ya no le interesará una UGT reivindicativa. Las victorias de don Nicolás han sido más aparentes que reales. En el fondo tiene perdida la guerra. Lorenzo CONTRERAS