Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg. 38 SUCESOS -MIÉRCOLES 5- 8- 87 Espeluznante violación y asesinatocon un serrucho de una joven en Tarragona Su madre halló el cadáver en el sótano de la tienda familiar Tarragona. Pilar Palau y Jorge Blasi Gemma Biosca Sentís, de diecisiete años, fue violada y posteriormente degollada en el sótano de un establecimiento comercial propiedad de sus padres, en Tarragona. Los hechos ocurrieron, presumiblemente, a media mañana de ayer, cuando la muchacha, que ayudaba en la ferretería familiar durante sus vacaciones escotares, se encontraba sola. Ni vecinos ni transeúntes observaron nada extraño cuando se produjo el crimen. La historia de este asesinato llega a conocerse minutos antes de las tres de la tarde, cuando la madre de Gemma, Roser Sentís, se dirige a la ferretería extrañada por la tardanza de su hija, a la que se esperaba en su casa para el almuerzo. La mujer, al no encontrarla en la primera planta del local, bajó al sótano a buscarla. Fue precisamente allí donde el horror la dejó paralizada: el cadáver desnudo de su hija Gemma aparecía amarrado a una especie de potro de tortura formado por la baca y uno de los asientos de una vieja furgoneta desguazada. La muchacha, casi una niña, tenía la cabeza inclinada hacia adelante, como si durmiese un sueño muy profundo, con gesto totalmente abandonado. Los ojos de la madre se fijaron entonces en algo que había junto al cuerpo y que brillaba en la penumbra del sótano. Se trataba aquel objeto de una herramienta y, en concreto, de una sierra. Una de las muchas que se almacenaban en la tienda de bricolage En la herramienta que había servido para perpetrar el asesinato podían aún observarse restos de sangre. En el cuello de Gemma podía también apreciarse un enorme tajo, tan profundo que prácticamente la cabeza quedaba separada del tronco. La mujer, lívida, boquiabierta y con los ojos espantados por el horror salió a la calle, enloquecida. Sin embargo, el primer transeúnte con el que se tropezó no le hizo caso. Luego, con las espeluznantes imágenes aún grabadas en su mente, corrió por la acera de la prácticamente desierta calle gritando: ¡La meva filia és mortal ¡Mi hija está muerta! Finalmente, sería una vecina quien avisara a la Guardia Urbana. Los llantos y las entre- Para cometer su acción, los criminales ataron a su víctima al sillón de una vieja furgoneta pantoso ritual digno de las mayores pesadillas del marqués de Sade. De cualquier forma, tampoco es descartable la teoría de que el asesino o asesinos, tras la violación de la muchacha, pudieran haber oído algún extraño ruido y decidieran dar muerte a su víctima para luego trocear su cuerpo, esconderlo en sacos y, posteriormente, enterrar los restos borrando de esta manera todo tipo de pistas. Gemma era, según sus allegados, una chiquilla guapa, extrovertida, alegre y que jamás había tenido problemas con nadie. Desde hace un mes, aproximadamente, salía con un chico de nacionalidad francesa, aunque sus relaciones no eran formales. Era tan simpática- dice uno de los vecinos- que podía llegar a parecer ingenua para quienes no la habían tratado. Este año había terminado tercero de BUP en el colegio de las Dominicas y, como todos ios veranos, echaba una mano en el local de bricolage uno de los negocios de la familia Biosca, que posee, además, una peluquería, regentada por la madre, y una droguería que llevan a medias el padre- pintor de profesión- y un hermano. Mi hija- dice Juan Biosca- debió morir en torno a las once de la mañana, porque a esa hora una de sus amigas llamó a la tienda y no respondió nadie. La Policía, por su parte, se muestra poco locuaz en las versiones oficiales. La nota informativa facilitada a última hora de la tarde de ayer se limitaba a expresar los hechos fríamente y, obviamente, no especula en cuanto a móviles y circunstancias. La autopsia realizada al cadáver confirmó que la víctima había sido violada, y el esperma encontrado ha sido enviado a los laboratorios de técnica policial, en Barcelona, para su análisis. Como se sabe, el estudio de estas muestras puede llegar a determinar el grupo sanguíneo del homicida. El cuerpo de Gemma Biosca será enterrado hoy tras los funerales que se celebrarán en la iglesia de San Pablo de Tarragona. Se desconoce si la madre asistirá al sepelio. Anoche, estaba hundida. Descarrila el Talgo en la estación de Valencia Valencia. Efe Nueve personas resultaron con heridas leves al descarrilar a la entrada de la estación de Valencia el tren Talgo que cubría en la tarde de ayer la línea Cepbere- Murcia, según informaron fuentes de Renfe. La causa del accidente, según estas mismas fuentes, podría haber sido un fallo en el sistema de frenado de la máquina, lo que provocó que ésta se precipitara contra el tope de la vía terminal, produciendo el descarrilamiento de un eje del furgón del tren. Los nueve pasajeros heridos fueron atendidos de contusiones en el botiquín de la propia estación, sin que precisaran ser hospitalizados, por lo que pudieron continuar el viaje con normalidad. cortadas palabras de la mujer pronto hicieron comprender a los patrulleros lo que ocurría... Poco más tarde, la calle era un hervidero de curiosos y de policías. El espectáculo que encontraron los agentes en el sótano de la tienda, rizaba, en verdad, el rizo de lo macabro. Antes de ser degollada con la sierra, Gemma había sido salvajemente violada. En el pubis había restos de esperma, y su boca estaba llena de jirones de la tela que había servido para acallar sus espeluznantes alaridos. Las primeras hipótesis que barajaban ayer jos investigadores apuntaban hacia un posible robo que habría tenido como terrible epílogo el asesinato de la muchacha. Sin embargo, con el correr del tiempo, esta sospecha inicial fue descartándose: Tal vez quisieran desvalijar mi tienda- declaró anoche a ABC el padre de la víctma- pero me resulta difícil de crer porque no había más de tres mil pesetas en la caja. Tampoco me entra en la cabeza que se trate de una venganza. ¡No! Porque ni mi familia ni yo nos hemos sentido nunca amenazados. La única explicación que se me ocurre es que mi hija era una niña atractiva y simpática; esto sólo puede ser obra de unos pervertidos, de repugnantes sádicos La Policía cree que los asesinos eran dos, y opina también, como el padre, que el móvil del robo no explica por sí solo el asesinato. Así pues, cabe la posibilidad de que los homicidas estuviesen esperando el momento en que la joven estuviera sola en el local para arrastrarla al sótano y consumar allí un es- Hallan la falda ensangrentada de una mujer desaparecida Álava. Ep. María Begoña Gastesi San Juan, de cincuenta y un años, desapareció el lunes en los montes de la localidad alavesa de Oyón, por donde acostumbraba a pasear y tomar el sol durante sus vacaciones. Al no regresar a su domicilio por la noche, los vecinos salieron en su busca y encontraron su automóvil abandonado. En el coche se apreciaron señales de lucha y fue hallada la falda de la mujer con algunas manchas de sangre. Fuentes próximas a la investigación estiman que puede tratarse de un secuestro. La Guardia Civil, alertada por los vecinos, buscaba anoche con la ayuda de perros adiestrados a María Begoña Gastesi por las inmediaciones de Oyón y el pueblo de Meano.