Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 5- 8- 87 INTERNACIONAL A B C 23 El Irangate consiguió desechar el fantasma del pasado Watergate Caspar Weinberger pone término a las declaraciones Nueva York. Francisco de Andrés Con las declaraciones del secretario de Defensa norteamericano ante los comités del Congreso, han finalizado las sesiones públicas del caso lrán- contra Durante unos días más, ios congresistas completarán sus notas entrevistándose con algunos oficiales de la Administración de grado inferior. Se espera que a finales de octubre den a conocer su informe final sobre el caso, aunque es fácil adivinar muchas de las conclusiones. Lo que en un principio se anunciaba como Irán y Nicaragua fue elaborada en las llamael gran escándalo de la Administración Readas cocinas de la Casa Blanca, por un limigan, ha venido a parar en un Watargate tado número de personas del Consejo de Selight Tres meses de sesiones públicas con guridad Nacional. Posteriormente, fue aplicatodos los protagonistas da contando con agentes extranjeros, a del caso, a excepción espaldas del Congreso, del Departamento de del propio Ronald ReaEstado y del Departamento de Defensa. gan, concluyen con las Ese reducido número de personas mintió mismas cuestiones al Congreso, al presidente y a otras autoridaabiertas: ¿Quién ordedes del Gobierno, e incluso se engañaron ennó el desvío de fondos tre sí, ya que en sus declaraciones afirman para los contras desconocer todos los datos. Según muchos ¿Qué sabía el presimiembros de los comités investigadores, aldente? Dos incógnitas gunos testigos pueden haber perjurado duque el testimonio del rante las sesiones públicas, ya que en alguex consejero de Segunos casos sus testimonios fueron contradictoridad Nacional, John rios y poco convincentes. Poindexter, ha dejado La política de venta de armas a Irán, lejos de resolver a juique se encontró con la oposición de los cio de los comités del Ronald Reagan miembros del Gobierno más preparados en el Congreso. Poca confianza sembró el talante flemático terreno diplomático, como Shultz y Weinbery distanciado del almirante Poindexter, y me- ger, fue un auténtico desastre. Lo que en un nos aún su categórica afirmación de que fue principio fue concebido como una operación él, y sólo él, quien decidió el desvío de los para congraciarse con los sectores moderafondos a los rebeldes nicaragüenses, y quien dos del régimen iraní, acabó limitándose a un cargó sobre sus espaldas la responsabilidad acuerdo de armas por rehenes, minando así de mantener al margen del asunto al presi- la postura ética del Gobierno en este terreno, y su prestigio internacional. Más aún, con dente y a todos los miembros del Gobierno. posterioridad al envío de armas, aumentó el Pero si algo se puede concluir de las connúmero de rehenes norteamericanos, y se cienzudas declaraciones de North, Poindexdeterioraron las relaciones con el régimen de ter, Shultz, McFarlane, Méese y Weinberger, Jomeini. -es la imposibilidad de encontrar un resquicio para acusar directamente al presidente. Tan Miembros del Gobierno participaron en sólo la sospecha de que alguno, o algunos, el envío de dinero a los antisandinistas, cuande los protagonistas han mentido en sus dedo el Congreso había aprobado una ley que claraciones, a raíz de las contradicciones en prohibía a la Administración proseguir con que con frecuencia incurrieron unos y otros. esa ayuda. No está claro si la enmienda BoAlgo que podría, en parte, justificarse por la land se aplicaba al Consejo de Seguridad presión a que fueron sometidos durante larNacional, y forma también parte de la disputa gas horas, y el propio interés de los congrede autores si los beneficios de la venta de arsistas demócratas en hallarles en algún remas a Irán eran o no dinero del Estado. Pero, nuncio. en todo caso, existe en el Congreso la conLa oposición no ha podido encontrar la anvicción de que estas operaciones han perjudihelada ¿smoking gun o participación, sicado en general la causa de los rebeldes niquiera ligera, del presidente Reagan en el escaragüenses. cándalo del desvío de fondos a los contras Estas son, a grandes rasgos, algunas de Y se ha tenido que contentar con centrar toda las conclusiones que los comités del Congresu artillería en la crítica de la política presiso y del Senado norteamericanos recogerán dencial respecto a Irán. en el informe final de su investigación públiLo que la nación ha podido contemplar a ca. Sentencias escasamente reveladoras, ya través de sus televisores durante semanas que en gran parte habían sido formuladas ininterrumpidas, ha sido un nuevo capítulo de con anterioridad al inicio de la investigación una vieja batalla inconclusa en el sistema podel Congreso. Y que recogerán la frustración lítico norteamericano: ¿Quién lleva realmente de sus miembros por no haber podido dar a cabo la política exterior de los Estados Unirespuesta a algunos de los puntos más intridos, la Casa Blanca o el Congreso? Para el gantes de este caso. poder Legislativo, la Administración Reagan ha violado repetidas veces su obligación de someter al control del Congreso las operaciones en el extranjero. Y he aquí algunas de las conclusiones que ha obtenido del escándalo lrán- contra La política norteamericana respecto a A la postre, el propio presidente Reagan ha ganado y ha perdido durante el juicio público. Su inocencia ha sido probada y defendida por todos los testigos. Pero su carisma como líder ¡ndiscutido ha sufrido un duro e irreparable revés: El reto europeo- PRESUPUESTO (2) El otro aspecto principal del asunto es el de que hay más de un camino para resolver, con algo más que artimañas y trampantojos, el déficit presupuestario. Lo cuenta también The Economist en el número citado en la primera parte de este artículo. Según la revista, es la fórmula que desean de consumo la Comisión Europea, el Parlamento y los países del Sur. Y consiste básicamente en aumentar los gastos no agrícolas. Nadie tiene nada contra los agricultores, bien asistidos de defensores en esos tres ámbitos y en los Estados miembros; pero complacer a los simpáticos granjeros bávaros ó a los votantes rurales de Schleswig- Holstein porque habrá elecciones en septiempre no puede ser un obstáculo eterno en el camino por todos recomendado de reformar la política agrícola común. Menos que nadie deberíamos obstaculizaría los españoles cuando es evidente que la prisa del Gobierno por cerrar la negociación dejó ya en el alero muchos de nuestros intereses agropecuarios. Para pensar en un aumento del presupuesto es preciso partir de una realidad, que ya señalé en ocasión anterior: la de que es un presupuesto bajo. Los análisis de The Economist lo evalúan en el 0,9 por 100 del PIB comunitario en 1985, y el 70 por 100 de él se destina a la PAC, aunque el número de los campesinos haya descendido en diez años desde catorce hasta sólo diez millones. Si el presupuesto creciera y la PAC tendiera en unos años a chupar soto el 50 por 100 del total, sería posible dar un buen impulso a los capítulos llamados estructurales, que ayudan a las regiones menos avanzadas, entre las que abundan las del mediodía de la Comunidad, o que permiten esa política científica tan cicateramente dotada hoy, por ejemplo. Con un punto de vista muy británico, de lo que nadie podría culparles, los redactores del informe creen que la llamada solución europea del aumento presupuestario es inadecuada, porque: a) es ineficaz, ya que tales fondos acaban siendo un medio para efectuar transferencias; b) se fomentan las luchas entre contribuyentes y perceptores del presupuesto, y c) es difícil lograr un buen ajuste de los programas. No parecen argumentos muy sólidos. Pero puesto que la misma fuente seria atribuye a España dos objetivos muy distintos (buscar el mecanismo compensador sin aumento o el de los fondos estructurales con él) sería bueno que alguien meditara en la disyuntiva desde su descanso de agosto. Carlos ROBLES PIQUER CASTELLANA PLAZA EMILIO CASTELAR 700 METROS. LUJOSÍSIMO. TODOS SERVICIOS. 140.000.000 Teléfono 469 69 83