Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 5- 8- 87- OPINION -ABC, póg. 1 E SOLIDARIDAD EN LA CRISIS iraníes intentaran cerrar el paso de Ormuz. Entretanto, el anciano imán señala a Norteamérica con su delicadeza habitual: Los musulmanes de todo el mundo deben decidirse a romper los dientes de Estados Unidos en su propia boca. El pintoresquismo encantador de este lenguaje no debe, sin embargo, alentar la tranquilidad occidental. El momento es tan oscuro como cambiante en su fluidez. El comunicado de ayer del Gobierno español no está a la altura del momento. Decir que España no enviará fuerzas navales al golfo pérsico- arábigo, es caer en el equívoco. Tampoco Alemania ni Italia enviarán buques de guerra al Indico, pero se han comprometido a cubrir en el Mediterráneo los huecos que deje la presencia anglo- franconorteamericana. Algo así debe precisar el Gobierno español. SPAÑA debe adoptar una postura definida ante la crisis del Golfo. Crisis altamente inflamable, cuyas consecuencias diplomáticas, militares, económicas y energéticas no cabe calcular. Todo maquiavelismo menor debe ser excluido en este caso. Conviene contribuir, por el contrario, a que los aliados europeos de la OTAN respondan con una sola voz, dando ejemplo de solidaridad ante la amenaza. En una crisis generalizada, España no debe ni puede aspirar a defender sola sus intereses. Hay que asegurar en segundo término una independencia energética que nuestro país- -con excesivos compromisos de abastecimiento en aquella zona- -no puede garantizar hoy, y no se diga que estamos ante una situación imprevista: la crisis dura ya seis años. Ahora se entiende mejor la anticipación francesa al apostar por la energía nuclear (44 centrales operando y 18 más en construcción) frente a la mojigatería progre y al falso ecologismo de algunos de nuestros estadistas domésticos. El 60 por 100 de las reservas mundiales de crudo se encuentran en la región que puede verse envuelta por el conflicto. No es, pues, de extrañar la agitación en que han entrado los mercados, ni el alza registrada en las cotizaciones de Nueva York, Londres y Rotterdam. El precio de referencia en la primera de estas tres Bolsas subió en el último fin de semana 1,55 dólares, alcanzando el nivel inquietante de 22,58 dólares barril. A RACISMO EN FRANCIA No hay duda de que se trata de un episodio de enorme gravedad, por el hecho en sí mismo y por lo que tiene de inquietante síntoma de la peligrosa corriente racista que circula por la sociedad francesa. Porque Arrimar Abidi ha sido asesinado por la existencia de un clima en el que el árabe es sólo un ser aborrecible. Su muerte se vuelve como una acusación contra la ultraderecha de monsieur Le Pen, cuyo discurso xenófobo y racista ha justificado este estado de envilecimiento moral en el que un hombre puede ser asesinado por el color de su piel o sus facciones. Es obvio que la animadversión que en los franceses del Sur pueden causar los reiterados delitos vulgares de algunos árabes, en absoluto proporcionan argumentos, no ya al crimen, para el que nunca los hay, sino a la difusión de mensajes antiracistas, que acaban por desembocar en sucesos como éste. Las causas últimas de este antiracismo se encuentran en el estancamiento demográfico de Europa y en su elevado nivel de vida, que han obligado a importar mano de obra no cualificada. Las masas árabes del sur de Francia tienen su equivalencia en los cada vez más amplios núcleos hindúes y paquistaníes de la Gran Bretaña, que ya dieron lugar hace años a graves incidentes. Mientras Europa camina hacia el crecimiento demográfico cero, Argelia y Marruecos, vecinos de España, hoy con cuarenta millones de habitantes, tendrán veinte millones más en el año 2000. Pero la respuesta no puede ser, en modo alguno, el racismo. La Europa que venció al racismo nazi debe cortar drásticamente estos brotes repugnantes, que amenazan su autoridad moral. El crecimiento de la población es una de las medidas que han de adoptarse. Y los españoles debemos aplicarnos la lección: pese a nuestra tradición antiracista, ahí están los incendios de las casas gitanas de Martos (Jaén) en 1985, los hostigamientos periódicos a los niños gitanos en algunas escuelas, y el empleo, en condiciones infrahumanas, de trabajadores de color en algunas comarcas de Levante MMAR Abidi era un obrero tunecino, discreto y pacífico, que llevaba diez años trabajando en Francia, y que paseaba por la ciudad de Niza la noche del 13 de junio. Ammar Abidi fue atacado salvajemente por un grupo de siete muchachos, de buenas familias, algo cargados de alcohol, que se enzarzaron a golpes con él hasta reventarle un riñon, lo que le causó una hemorragia interna que le ocasionó la muerte. Los asesinos no le quitaron los cien francos que llevaba, ni el pasaporte ni la tarjeta de residencia, según pudo comprobar la Policía al encontrar el cadáver a las 9 de la mañana del día siguiente. Tras su detención, los asesinos no han mostrado la menor señal de arrepentimiento: Somos racistas han declarado. Era un árabe. Nos dimos una juerguecita. Si acabó mal, tanto peor para él. PÉREZ DE AYALA N cuarto de siglo se cumple ahora de la desaparición del gran novelista. Tiempo suficiente para fijar en la bolsa de los valores literarios su cotización rigurosa. La de Ramón Pérez de Ayala, sin alharacas ni estridencias, se ha situado ya en niveles óptimos: su obra narrativa es una de las más sólidas de la literatura española contemporánea. Encarna un tipo de novela intelectual, que dista de haber perdido vigencia. La pata de la raposa, Los trabajos de Urbano y Simona o Belarmino y Apolonio han pasado a formar parte del mejor patrimonio literario, por la universalidad y hondura de sus planteamientos, la riqueza de los mundos creados y la calidad del estilo, de un castellano puro y clásico. Pérez de Ayala fue además un notable articulista de periódico, que en ABC alumbró páginas memorables. Comprometido en las luchas políticas de su tiempo, sufrió en carne propia, con un largo exilio, el jdrama del liberalismo español expuesto al fuego cruzado de los hunos y los hotros, como dijo otro eminente liberal. U La coacción económica puede producirse de nuevo, por no hablar del choque bélico, cuyo límite se bordea estos días. Ante tal proceso, la claridad del alineamiento español se impone. Gran Bretaña y Francia han vencido sus dudas apoyando con sus barcos el despliegue naval norteamericano. Pero anteayer fue Washington quien titubeó lamentablemente ante las amenazas de Jomeini. Claro es que no se puede obligar a Estados Unidos a aceptar el momento que Teherán elija para iniciar el choque. Los especialistas sostienen que Washington tiene ya a punto su proyecto de desembarco en la orilla iraní de Bandar Abbas, para el caso de que los ABC Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos Subdirectores Darío Valcárcel, Joaquín Vila, José Javaíoyes, Manuel Adrio, Joaquín Amado Jefes de Redacción: J. A. Gundín (Continuidad) J. C. Azcue (Internacional) B. Serasátegui (ABC Iterario) A. Fernández (Economía) J. I. Ga Garzón (Cultura) A. A. Gorcález (ContinukJad) R. Guliérrez (Continuidad) L Lz. Nicolás (Reportajes) C. Mantera (Continukiad) J. L Martin Descalzo (Sociedad) J. Orno (Edición) L. I. Parada (Suplementos Económicos) L Prados de la Raza (Continuidad) C. Prat ¡Dominical) Santiago Castelo (Cobüorariones) S e c c i o n e s J Rubio (Arte) J. M. Fdez. -flua (Ciencia) A. Garrido y J Espejo (Confección) J. C. Diez (Deportes) A. Yáñez (Edición Aérea) J, Badía (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascués (Madrid) J A. Sentís (Nacional) M. A. Martín (Sanidad) D. Martinez- Lujan (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L Escolar. Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45, 435 60 25 y 435 31 00 Télex: 27682 A 8 CMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 Prensa Española, S. A. y Cataluña.