Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Esie rtombrí glono u luc d qut hace siete años sustiluvú a lo Silver Shadíiw, que cuhneron la hisloria ÓG la compañía en los quince años anteriores. Su hermano mayor, el Silvtr Spur, e i prácticamente idéntico en formas, pero ileva un chasis d i c í cenlimelfüs máíí largo parj d r una mayor comodidiiS a los pasajeros, ya gue Sí Jna en amplilud para Ins piernas. Existe finalmente una versión limusina Je gr n representación, que es un metro más larga que la anieriür e incorpora asienlos bdplelorio L a gama i c c n m p l c l a con la versión descapoiable. de sólo dos puerlas y ílenommada Cotníche. y el Phantom V I un modelo de carrocería antigua ijue se fabrica sólo por encargo con una demora de al menos nueve mese Es un auiomrtvil construido en fuii tálleles Mulliner Park, de la dimisión de eairocerías de la empresa, y está realizado según los mctodoi, LradidonaltíS. con paneles hechos a mano wjbre bastidui de írc no y acero galvanizado. D j d o que es un coche de alta representado n, especial para presidentes y reyes, dispone en la parte irasera de una capola eléctrica que de a el lecho descubierto para incorporarse. Respecto a B e n t l e y los modelos equivalentes son el Ei hl y el Mulsanne. con el Contínpnlal como versión descapotable. Impecable 1 er mtn ación Puede parecer una vulgaridad decir que la terminación de un RoUs Rovctí o un B e n i k y es excepcionaí. Evidentemente tiene que ser así en un aulomóvil de tal categoría. El interior ei una acertada mezcla de buen gu lü y trabajo realizado con un nivel de calidad superior, en donde la elecIrómChT pone el resto. Ali unos detalles puedi m servir para orientamos, va que ir enumerando todos los complementos sería mierminable. Los asientos, naturalm e n t e t a p i z a d o s en c u e r o d e C o n o l l i pueden regularse por medio de Irca motores clJcincos ue van cambiando las posiciones e la butaca y el re pjldo hasta conseguir la posición ideal. U n ordenador puede memorizjir hasla c u a t r o pvt iciorcs para, con sók accionar un boion, colwc; irse a los deseos de cuiitro usuarios diferentes, 3 f: aire acondicionado se regula marcando h temperatura deseada en el habitáculo, y íste poste varios sensores colocados a distinta altura p j r a mantener una lemper a l u r a u n i f o r m e En medio de este sis (enja sohsticadti, l a i entradas de aire guardan una torma preciosa de lobera similar a la de íus aniccesorcs de cuarenta años atris. Es el compronjíso entre el progreso y la tradición que vuelve a manifestarse en el siütema de puesta en marcha con la llave situada cn el mismo salpicadero. El f n n e i o n a m i c n i n es, sobre todo, señoriaL Dotado de cambio automátKo o manual, a voluntad, los Rolls y Bentley se deslizan sobre las tüirrciera: con una ausencia total de ruidos. Una marcha pjusadü y rllafi- que puede en cualquier momenio volverse rápida y casi deportiva, ya que su potencia te permite hacer patinar ruedas incluso en segunda. Su velocidad punta medjdd en aulopisla supeíii los IH) kilómetros por hora sin que la sensación de rapidez se transmita J los pasajeros, ya que se tiene la sens, icíón de que el eochc, en lu vr de rodar. vuela sobre el asfüllo Pero h hora de detenerse c pone de manifiesto la ellcacTfl de los A B S que mantienen la trayectoria rectilínea incluso en situaciones limite, a las que ninflún conductor de h marca llegara probablemenie nunca. Mercado en crecim lento A u n en tiempos de crisis los productos elilJMas siempre han tenido una buena aceptación. Es el caso de Rolls Royce M o t o r Cars, que ha Visto i n t r e m e n i a r sus ventas durante el pasado ejercicio en un lU por I W en todo el mundo. Se han vendido, contando lodos los modelos. 2.603 automóviles, siendo el principal mercado el de los Estados Unidos con 1.155 unidades, seguido del Remo Unido con más de ochocientas. Durante el pasado ario España tuvo nn crecimÍJ: nto de ventas del 5 u por UM. al pasar de d i e a quince vehículos, A pesar de que los precios comienzan en dieciocho millones y llegan a superar los veinticinco en los modelos de íerie de cuatro puertas Los descapotables y modelos especiales ya se disparan según los gustos parliculares del chcntc, No es eittraño, de liwlas formas, estas ventas en nuestro país, ya que sigue habiendo personas capaces de pag, ar cifras altas por tener lo me or. Y sobre cuatro ruedas no cabe duda que esto tiene un nombre: Rotls Royce. Carlos DE MIGUEL 47