Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Joaquín Calvo- Sotelo recibió el premio Formentor al humor y la tolerancia Palma de Mallorca. Santiago Castelo La fiesta que cada verano se organiza en las terrazas del hotel Formentor para la entrega del trofeo al humor y la tolerancia ha contado este año no sólo con la bonanza del tiempo, sino con altas dosis de simpatía, ironía y cordialidad. Los ingredientes necesarios para convertir a la tarde en evocadora. Un jurado, presidido por José María Stampa Braun, y compuesto por Joaquín Barraquer, Miguel F. B u a d a s Jaime Campmany, Camilo José Cela, Leonor March, Antonio Mingote y Alfonso Ussía, otorgó la pasada primavera el premio Formentor al comediógrafo, académico y colaborador de ABC Joaquín Calvo- Sotelo. Ayer fue la entrega. Hace años, Jaime Gil de Biedma escribió de estos jardines: Camino de la playa entre rosales, en el pequeño pabellón bajo los pinos las conversaciones empezaban puntuales como ensayos. Valdrían para hoy, porque siguen los rosales florecidos y los pinos soberbios que bajan hacia la mar, y todo se diría colocado para un ensayo. Allí, la carretilla con el medio millón de pesetas en monedas de a veinte duros; el trofeo, en roca mallorquína, con un pino de plata para el ganador; los otros galardones, menores, para los miembros del jurado; la disposición de los sillones de mimbre, las macetas, los camareros uniformados. Y los oficiantes: desde Pilar y Alfonso Ussía a Adela y José María Stampa, desde Isabel y Antonio Mingóte a Beatriz y Miguel Buadas. Giuliana y Joaquín Calvo- Sotelo recibían parabienes por doquier. Recordamos a Carmen Vergés de Gómez- Trenor, al odontólogo Miguel Ángel Lucas con su mujer, María Teresa; a Lina y Miguel Soler; a Francisca y José Luis Alonso. Joaquín Calvo- Sotelo, hijo, llega en ese momento del aeropuerto. Se ha trasladado especialmente desde Madrid para el acto. Se van formando los corros: Mariana y Joaquín Barraquer, con María Pan de Soraluce y Alvaro de Ussía; el consejero de Sanidad, Gabriel Oliver Capó, y su esposa, Ana María, conversan con el- urólogo Fernando Rotger y su mujer, Rosa María, y el alcalde de Pollensa, Martín March, y Antonia Cerda. Hay dos periodistas británicos, Laura Hawk y Slim Aarons, y ahora bajan de sus habitaciones en el hotel Conchita y Jaime Campmany con su hija Laura. Rafael Perera charla con los Buadas y Leonor March, y la actriz Margaluz hace un aparte con su marido, el escritor Pablo Llull. De los últimos en arribar a la terraza están Charo Llarena y José Antonio Martín y AlonsoMartínez. Empieza el acto. José María Stampa, como presidente del jurado, dice que éste se merece unos trofeos y que hacen muy bien en otorgárselos a sí mismos. Reina el buen humor y la simpatía. Luego, el miembro del jurado y secretario del mismo, Alfonso Ussía, leyó el acta recordando que este premio- que anteriormente han obtenido Mingóte, Antonio Gala y Cela- tiene como presidente de honor a Su Majestad e l Rey, padre- Joaquín Calvo- Sotelo, por su parte, empezó tirando una moneda al aire para demostrar simbólicamente que él no se consideraba merecedor del premio, ya que otros- d i j o- l o merecían más que él. Elogió a cada uno de los miembros del jurado y tuvo palabras de una gran belleza literaria para Formentor, cuyo hotel visitó por primera vez a comienzos de los años treinta. Se refirió ocurrentemente a las monedas del premio, de las que hago buena provisión para las Sólo doscientos invitados en el cumpleaños de Kashogui Marbelia. Elvira Yebra Lo más espectacular del cumpleaños de Kashogui fue el vestido y las joyas de su esposa. Lamia se vistió de pájaro de fuego nocturno con unas grandes plumas y un collar de dos vueltas de rubíes. El magnate disfrutó de su fiesta en la intimidad de las más de doscientas personas invitadas. Todos los hijos de Kashogui se desplazaron a Marbelia para felicitar, a su padre, los jet privados con invitados de todo el mundo transportaron a los amigos del anfitrión, jeques, banqueros suizos, hombres de negocios de Dinamarca e Inglaterra. De los que viven en la Costa del Sol, los de siempre: Jaime de Mora, que fue solo, sin su esposa; el príncipe Alfonso de Hohenlohe, Shiriey Bassey, la ex emperatriz Soray 3, Sean Connery y su esposa. Ellos iban de rigurosa etiqueta, y ellas con traje largo. Olivia Valere lucía uno de Pierre Balmaine. blanco de seda natural, completamente plisado y con un original tocado de flores naturales. También llevaba flores, en este caso rojas, Soraya Kashogui. Su hija, Nabila, como siempre la de más gusto de la familia, llevaba un vestido estampado de flores con una gran cola en color rosa. Nabila únicamente ha venido para el cumpleaños de su padre, ya qué está rodando su primera película en Canadá. y tiene que regresar. Los invitados, antes de pasar a cenar, disfrutaron de un coctel en la terraza y salones nobles de la Baraka, amenizado por una orquesta. A continuación se trasladaron al comedor de verano, situado en dependencias construidas hace dos años cuando Kashogui, más espléndido, montó el famoso cumpleaños de world greatest Las mesas, de doce personas, estaban distribuidas por el comedor; al fondo, la orquesta tocaba canciones románticas. Cuando llegó la tarta de cumpleaños, siete chicas vestidas de María Antonieta la repartieron entre los invitados. Kashogui recibió como regalo de dos de sus hijos un pequeño concierto. También fue a saludarlo, en pañales, su nieto, hijo del primogénito de la familia. Al término de la cena, a base de comida libanesa, marroquí y francesa, hubo un gran espectáculo de cabaret estilo Lido. Joaquín Catvo- Sotelo cabinas telefónicas y las máquinas tragaperras y terminó diciendo: Olvidando un poco el tono de humor en que os he hablado, permitidme dos minutos para la melancolía. La mitad de la vida a la que se refiere nuestro padre el Dante la tengo tan doblada y consumida que notoriamente arruino, por fortuna para mí, sus cálculos. Sé que estoy en la postrera recta del camino. Pues bien, en ese delicado trance no suelen ser frecuentes las celebraciones, más bien los olvidos. El que os hayáis acordado de mí me conmueve profundamente. Hubo aplausos cariñosos, intentos de alzar la carretilla, bromas simpáticas, y cuando ya la noche se hubo cerrado sobre los pinares de Formentor, una cena puso su cierre de velas y viandas sobre todos los asistentes. (Información gráfica, en páginas finales de huecograbado. Los pubs alicantinos quieren abrir hasta el amanecer Alicante. V. Pastor Chilar Los propietarios de pubs en la playa de San Juan quieren que se les permita tener abiertos sus establecimientos hasta las seis de la mañana, ya que la clientela suele acudir a partir de la una, y si hemos de cerrar a las cuatro, los posibles beneficios se esfuman En la reunión que. el alcalde, José Luis Lassaletta, mantuvo con los regentes de los pubs se mostró inflexible a la hora de hacer cumplir las normas de la Generalidad valenciana: no pueden preparar ni servir comidas, y el cierre en días laborables ha de efectuarse a las tres de la mañana y media hora más tarde las vísperas de festivos. Los propietarios preferirían acogerse al horario, mucho más flexible, de Benidorm, pero el alcalde de Alicante les recordó que en San Juan hay muchísima gente que ha de madrugar cada día para cumplir con sus obligaciones. Además, se limita a las fechas comprendidas entre el 10 y 23 de agosto para que todas las Comunidades y colectivos testeros celebren sus mogollones en las playas alicantinas.