Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 A 8 C INTERNACIONAL DOMINGO 26- 7- 87 La magistratura italiana no puede procesar a Marcinkus Roma. Miguel Castellví La Magistratura italiana carece de jurisdicción sobre los organismos de la Santa Sede y no puede procesar a monseñor Marcinkus. Este es el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo italiano, cuyo texto completo acaba de publicarse y que da la razón al Vaticano y a los defensores de los dirigentes del IOR en el proceso por la quiebra del Ambrosiano. La pasada semana se supo que el Supremo había anulado la orden de detención contra monseñor Marcinkus. Pero no se conocían los considerandos de la sentencia. Esto todavía dejaba abierta la hipótesis de un proceso. El viernes se publicó el texto completo y éste descarta totalmente esta posibilidad. El Tribunal Supremo ha reconocido la tesis de la Santa Sede. El Estado italiano no puede entrometerse en los asuntos de los organismos centrales del Vaticano porque así queda establecido en el artículo 11 del Concordato. Y el IOR, la institución financiera de la Santa Sede, es un ente central de la Iglesia. Naturalmente, los magistrados milaneses que han intentado procesar a Marcinkus conocían esta disposición concordataria. Pero le dieron una interpretación limitada. Han considerado que el Estado no debe inmiscuirse en los asuntos de la Santa Sede sólo desde el punto de vista administrativo. El Poder Judicial, decían los jueces, debería considerarse excluido de estas restricciones. El Supremo hace notar que los Pactos de Letrán excluyen cualquier ingerencia. Esto vale para todos los poderes del Estado, también el judicial. Por otra parte, dice la sentencia, si el Poder Judicial se pudiese ocupar de cómo van las cosas en los entes centrales del Vaticano, éstos se encontrarían en las mismas condiciones de las instituciones eclesiásticas ordinarias, reconocidas o actuantes en el interior del ordenamiento jurídico italiano Se tata de respetar los ambientes de soberanía de dos sujetos de derecho internacional. El Estado italiano, dice la sentencia, en todas sus explicitaciones públicas de poderes, potestades, funciones, no puede invadir la esfera de la soberanía de la Iglesia, en la trama de organización o acción de sus instituciones centrales Tampoco hay dudas sobre el hecho de que el IOR sea un organismo central de la Santa Sede. La decisión del Tribunal Vaticano que rechazó la petición de extradición de Marcinkus lo afirma claramente. Y el mismo fiscal general italiano, aunque pidió la confirmación de las órdenes de detención, ha admitido ese punto. En consecuencia, Marcinkus, Mennini y De Strobel, que actuaron no como ciudadanos privados, sino como dirigentes y administradores del IOR, no pueden ser arrestados. El Supremo tampoco ha admitido que negar la jurisdicción produciría lesiones de normas penales del ordenamiento jurídico de Italia. Si existen estas lesiones, dice la sentencia, derivan del Tratado, que se puede revisar y limitar. Pero esto, concluyen los magistrados, es un problema político y no jurídico. Horizonte VUELTA A LOS COHETES En cuanto una crisis importante, en cualquier parte, se cierra, hay que volver al galope a los cohetes, que llevan una temporada medio olvidados. La actualidad la han estado ocupando el coronel North, el general Noriega, Cavaco Silva y otros personajes. Ahora, pues, vuelta a los cohetes, que son la gran serpiente de verano, invierno, primavera y otoño. Esta vez, ha sido Gorbachov el que los ha traído a cuento, con una propuesta de desmantelamiento total de los cortos y de los de alcance medio, propuesta que, como casi todas las anteriores, fue hecha bastante antes por los Estados Unidos, pero que habían caído en el olvido. En Occidente, se ha recibido muy bien la oferta del ruso, y adelante con los cohetes. Pero todavía queda un obstáculo por franquear, pues no faltaba más: norteamericanos y alemanes federales afirman que los 72 cohetes Pershing 1 A que permanecen en suelo alemán, no son negociables, que es lo que hay que pedir antes de ponerse a negociar. Se trata, eso sí, de unos cohetes especiales: lo que se dice su fuselaje está en posesión de las autoridades germanas, pero las cabezas nucleares que puedan transportar están en posesión de las autoridades militares norteamericanas en Alemania. Esto es así en virtud de una ley aprobada en Washington hace muchos años, y creo que administrada por la Comisión de energía atómica, enderezada a que las armas nucleares norteamericanas, y cualquier información sobre energía atómica, no pudiesen ser prestadas o trasvasadas a ningún otro país, dentro de ciertos límites. No sé cómo habrá sido administrada esta ley, pero la citada Comisión solía tener fama de seria. Esa es la razón por la que se da una situación tan antilpgística en Alemania. En caso de conflicto, los norteamericanos tendrían que ponerse a instalar sus cabezas nucleares en los Pershing 1 A dependientes de la Bundeswehr o Ejército federal alemán. La supuesta no negociabilidad de tales cohetes, se fundamenta en el hecho de que la RFA está tan próxima a la URSS, y no digamos a la otra Alemania, que en caso de guerra los cohetes soviéticos de corto alcance caerían sólo en territorio federal. Entonces, la única- respuesta de Bonn sería la de emplear los Pershing 1 A Esta era, por lo menos, la situación anterior a la oferta de Gorbachov, y no comprendemos muy bien la actitud de Bonn y Washington sobre la in- negociabilidad en cuestión, si la URSS está igualmente dispuesta a desmantelar los cohetes de alcance corto, como son los SS- 12 (900 kms. de alcance) y los SS- 23 (500 kilómetros) Los Pershing 1 A tienen un alcance de 750 kilómetros. Su número, en la RFA, es de 72. Según parece, el número de SS- 12 desplegados por los rusos es de 130, y el de SS- 23, de 373. La potencia destructora de todos ellos se mide en kilotones. Lo suficiente para vaporizar a la RFA. Aunque alemanes y norteamericanos insistiesen en lo de la in- negociabilidad, lo más probable es que los rusos acabasen aceptando la presencia de los 72 Pershing 1 A en suelo alemán, de la misma manera que aceptaron dejar fuera de la contabilidad nuclear los arsenales atómicos británico- franceses. Lo que verdaderamente importa en esto del desarme nuclear es un cierto equilibrio general, y ese no lo alteran los Pershing 1 A ni los arsenales franco- británicos, que tal es la enormidad de los arsenales rusonorteámericanos. Manuel BLANCO TOBIO Las Fuerzas Armadas declaran el estado de máxima alerta en Manila y sus alrededores Manila. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter El jefe del alto Estado Mayor de las Fuerzas Armadas filipinas, general Ramos, decretó ayer máxima alerta militar en Manila y en las regiones III y IV de la isla de Luzón, próximas a la capital. La medida fue adoptada ante la posibilidad de que surjan incidentes con motivo de la inauguración del Congreso de Diputados que se celebrará mañana. Con la apertura de la Cámara se intenta restaurar una legislatura democrática, tras los años de gobierno militar de Marcos. El jefe militar de Luzón, general Samonte, declaró que los servicios de inteligencia militar descubrieron un complot que iba a ser perpetrado por fuerzas antigubernamentales y soldados pertenecientes a su jurisdicción, descontentos con el Gobierno de Cory Aquino o todavía leales al derrocado presidente. Esta intentona, la quinta en los diecisiete meses del actual Gobierno, contaba con un plan denominado Madre Patria que consistía en un ataque a la base de las Fuerzas Aéreas y al aeropuerto de Manila, donde deberían tomar como rehenes a todos los pasajeros para forzar la dimisión de la presidenta. Según fuentes militares, cuatro oficiales serán acusados de rebelión, mientras que la presidenta ha declarado que extenderá el plazo de amnistía ofrecido a comunistas. Mientras tanto, según se informó ayer, secesionistas islámicos del Frente Moro de Liberación Nacional y guerrilleros del Nuevo Ejército del Pueblo fueron atacados por sorpresa el martes pasado por soldados de Infantería del Ejército, resultando al menos cuarenta y dos muertos y diecinueve heridos.