Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ABC NACIONAL DOMINGO 26- 7- 87 Gritos a favor A ETA en el funeral por la etarra muerta Ochandiano (Vizcaya) M. J. Aguirre Los funerales de cuerpo presente por la militante de ETA muerta en la operación policial dé Pasajes (Guipúzcoa) Lucía Urigoitia, se celebró ayer, sin incidentes, en su localidad natal de Ochandiano. Al término de los mismos, la madre de Lucía, a la que se permitió ver el cadáver antes de introducirlo en el féretro, aseguró que le pareció no haber observado ningún disparo en la cabeza de su hija, aunque no se había fijado con mucha atención, según informa Efe. Por su parte, el hermano de la fallecida, que es concejal de EE en el Ayuntamiento de Ochandiano, manifestó que el resultado de la autopsia, que había leído, no contenía nada raro. El féretro con los restos mortales de Lucía Urigoitia llegó hasta su localidad natal escoltado por fuerzas de la Guardia Civil y acompañado por su familiares y varios miembros de la mesa nacional de Herri Batasuna. A la entrada de la población, las Fuerzas de Seguridad se retiraron y el cadáver entró en Ochandiano bajo un arco de ikurriñas con crespón negro, formado por militantes del partido abertzale de las Gestoras Pro Amnistía y de la Coordinadora abertzale (KAS) Con gritos a favor de la banda terrorista ETA, militantes y simpatizantes de Herri Batasuna despidieron ayer en la localidad vizcaína de Ochandiano el cadáver de la militante etarra Lucía Urigoitia. El anagrama de ETA colocado sobre el féretro, unido a la presencia de destacados miembros de la mesa nacional de HB, pusieron al descubierto una vez más la estrecha relación existente entre ambos. Vivas a ETA A pesar de que la familia pidió expresamente que no se diese ningún grito hasta pasado el oficio religioso, los asistentes al acto prorrumpieron en vivas a ETA m y gritos en recuerdo de la fallecida, y también se entonó el himno al soldado vasco. En el funeral, el oficiante hizo votos en su homilía porque la muerte de Lucía sea una llamada a la paz Asimismo, el sacerdote afirmó que no se puede aceptar ninguna muerte, porque no hay razón social ni política que la justifique Concluido el funeral, el féretro fue llevado hasta la plaza de la localidad, donde tuvo lugar un homenaje a la militante de ETA fallecida. Uno de los intervinientes en el acto manifestó que el pueblo ya intuía que la muerte de Lucía Urigoitia había sido un asesinato, por los escasos y confusos datos que se habían dado Durante el citado homenaje, actuaron unos tocadores de txalaparta (instrumento autóctono) y bertsolaris (recitadores de versos) que glosaron con sus cánticos la personalidad y la vida de la fallecida. Por otra parte, en llamadas a distintos medios de comunicación, ETA reconoció a Lucía Urigoitia como un miembro activo de dicho grupo terrorista. La cadena COPE, en su informativo de las dos de la tarde de ayer anunció, citando fuentes de todas solvencia, que Lucía Urigoitia no murió de un tiro en la nuca, sino de dos disparos ocasionados cuando los guardias civiles repelieron el fuego con que fueron recibidos en el piso donde se encontraba la víctima. La primera bala, según la cadena COPE, se alojó en el cuerpo de Lucía Urigoitia, mientras que la segunda iba también dirigida al cuerpo, pero al caer la víctima, tras recibir el primero impacto, le atravesó la cara. Setién compara los asesinatos de ETA con las acciones de la Benemérita No maltratéis al pueblo vasco si decís que lo queréis salvar San Sebastián. Carlos Olave Tras los últimos acontecimientos registrados en el País Vasco, el obispo de San Sebastián, José María Setién, ha hecho público un comunicado en el que afirma que la vida humana no puede ser injustamente aniquilada al servicio de la propia estrategia, sean cuales fueren los objetivos que con ella se pretendan conseguir Monseñor Setién afirma que quien ama al pueblo vasco rechaza el destructivo camino de la violencia Diversos acontecimientos, en circunstancias y situaciones dieferentes, han causado la muerte y han sembrado el pánico en la población- dice el obispo de San Sebastián- Una persona resultó muerta en la acción de las Fuerzas del Orden Público realizada a primeras horas del jueves en Trincherpe. El viernes, en la mañana temprana, la explosión de un coche- bomba destrozaba en Hendaya la vida de un joven guipuzcoano. El mismo día, por el mismo procedimiento, era atacado el Cuartel de la Guardia Civil de Eibar, produciendo heridos entre miembros del mismo Cuerpo y de la población civil Según José María Setién, al escribir estas líneas me mueve la voluntad de insistir en la urgencia de que los valores éticos sean proclamados y defendidos. No faltan quienes menosprecian el valor de esta proclamación y defensa. Olvidan que, al hacerlo, están aniquilando la dignidad y el valor del hombre y preparan el camino de la destrucción del único fundamento sólido de la convivencia en la paz y en la justicia. Me mueve también a escribiros el amor a este pueblo mío, que no logra liberarse del azote de la violencia y sufre v Quiero recordar una vez más- agrega monseñor Setién- que. la vida humana no puede ser injustamente aniquilada al servicio de la propia estrategia, sean cuales fueren los objetivos que con ella se pretendan conseguir. La valoración que han de merecer los atentados contra el respeto debido al hombre y a su derecho más fundamental, el derecho a la vida, no puede hacerse con criterios diferentes según tales atentados sirvan a unos o a otros intereses La carta del obispo de San Sebastián señala que acciones destructoras, condenables por su misma naturaleza, adquieren malicia y gravedad especial cuando son capaces de producir efectos mortíferos indiscriminados, que no pueden depender de la suerte o de cálculos, cuyas equivocaciones y errores tendrán, por necesidad, efectos irreparables. Es necesario que, en materia de derecho humano, la justa y estricta aplicación de las garatías legales fundamentales esté asegurada, a fin de hacer compatible la defensa de los intereses públicos de la sociedad y los derechos de cada persona Siento vivamente el sufrimiento de un pueblo que, en su gran mayoría, sabe que no es este camino de violencia el adecuado para buscar la solución a sus problemas, -a x v c l u y e- Así no se construye un pueblo. Quien lo ama de verdad lo trata de otra manera. No lo maltratéis más si me decís que lo queréis salvar. El pueblo tiene derecho a otros caminos y procedimientos. Quienes pueden y deben prepararlos han de hacerlo cuanto antes