Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 26- 7- 87 OPINIÓN ZIGZAG A B C 17 Cuaderno de notas- Decibelios nocturnos Como todos los veranos, son muchos los distritos madrileños que celebran sus fiestas con verbenas y actuaciones musicales. Nada más recomendable para los vecinos que disfrutar juntos de unas horas de esparcimiento a pocos pasos de casa. No parece igualmente recomendable que la música se prolongue ya entrada la madrugada y haga imposible el sueño de aquellos que, al día siguiente, deben acudir a su trabajo. De nada sirve apelar a la Policía Municipal, encargada de velar por la ausencia de ruidos en la noche; los gigantescos altavoces que atronan el vecindario cuentan, claro está, con el beneplácito de las autoridades municipales. No son de recibo, ni cívico, estos desconcertados conciertos de decibelios. Consejos escolares Tienen toda la razón las protestas contra la reducción de la presencia de los padres en los Consejos escolares. Ese camino no conduce a otra cosa que a marginar la familia a través de la reducción de las facultades de los padres para que controlen el género de educación y el tipo de enseñanzas que en los colegios se imparten a sus hijos. Esto nos parece tan indiscutible como el propio hecho, históricamente probado, de que las políticas contra la familia siempre conducen a la política totalitaria. La persona más débil frente al Estado es la persona aislada, y el ser más desvalido si se le aisla no es otro que el niño. Por todo eso la cuestión de la presencia de los padres en los Consejos escolares constituye antes que un problema educativo, un problema político de primer orden. Es siembra de totalitarismo con cosechas a sólo medio plazo. LA CLAVE DE ALCALÁ 20 E ha celebrado la vista del recurso de apelación contra el auto de procesamiento del teniente de alcalde madrileño Emilio García Horcajo, en rel a c i ó n con el incendio de la discoteca Alcalá 20, donde el 17 de diciembre de 1983 fallecieron más de ochenta personas. El caso fue lo suficientemente grave y escandaloso para que hoy suscite todavía la atención general. El abogado d e f e n s o r del procesado estuvo tajante y preciso. El señor Gimbernat adujo que no se puede condenar a un inocente para conseguir una indemnización de 950 millones, máxime cuando ya está personado el Estado como responsable subsidiario, y es más solvente que el Ayuntamiento. El señor Gimbernat se vio brillantemente asistido por el letrado consistorial señor Pedreira Andrade. Ambos consiguieron convencer al fiscal para que solicitase también la absolución de García Horcajo. Gimbernat y Pedreira retaron a las acusaciones y a las defensas del resto de los procesados para que señalasen el artículo concreto en que debía basarse la imprudencia del procesado. Para ninguno de los dos citados abogados existe artículo alguno, ni en el Reglamento de Espetáculos de 1935 ni en el de 1982, que obligase al señor García Horcajo a cerrar Alcalá 20 en un plazo determinado. Este reto encaminado a que se concretase por la acusación en qué precepto basaba el deber jurídico concreto de actuar, no fue recogido por nadie. Ni en la sesión de la mañana un Stampa Braun incisivo e irónico, un Rodríguez Mpurullo deseoso de llegar al juicio oral, ni en la sesión de la tarde un Cobo del Rosal concreto y preciso, lograron encontrar el precepto. García de Pablos, en línea más oratoria y quizá decimonónica, señaló el artículo 51 de la Constitución, que obliga a los poderes públicos a garantizar la defensa de los consumidores y usuarios. S Servicios públicos Un lector nos relata sus cuitas con respecto al mal funcionamiento de algunos servicios del ferrocarril. Con destino a Madrid, para ser intervenido quirúrgicamente, nos cuenta toma un talgo en Murcia y cuando procede a facturar su equipaje le comunican que eso es totalmente imposible. Anciano y enfermo, no sabe qué hacer con sus maletas pero no puede de ningún modo perder ese tren hacia el quirófano. Decide viajar sin equipaje. La sorpresa llega cuando durante la travesía comprueba que el tren lleva muchos vagones vacíos. Y aumenta cuando, próxima la estación de Atocha, escucha por megafonía el oportuno aviso que recuerda a los pasajeros la recogida del equipaje facturado en conserjería. Se baja del tren y decide tramitar una queja en la jefatura de estación. Le atienden amablemente argumentándole poco menos que todo ha sido un sueño. Pero el enfermo murciano ha sido operado con pijama ajeno. Misiles- vivienda Nuevas y originales propuestas de desarme nos llegan de la URSS. Olvidémonos de las conversaciones de Ginebra entre los dos grandes porque dos arquitectos soviéticos han superado en originalidad al mismísimo. M ¡jail Gorbachov. Como sobran armas y faltan viviendas nada más sencillo que convertir los misiles en encantadores pisitos, nidos de amor decorados con colorines y al alcance de cualquier bolsillo. Debemos estar ante la fase inicial de lo que podría llamarse la perestroika de exportación. Vale más un misil hecho vivienda que cientos de ellos volando, sobre todo para los rusos de Moscú, cuyas viviendas, por lo general, disponen de menos superficie habitable que el interior de estos ingenios portadores de cabezas nucleares. OVIDIO Pero ese artículo sólo establece un principio rector y no una concreta obligación reglamentariamente plasmada. La Sala que entiende en este importante caso está presidida por don i Manuel Antón de la Fuente, y forman parte de ella los magistrados don Joaquín Vesteiro Pérez y don Joaquín Navarro Este van, que actúa de ponente. f. Existe coincidencia de todas las partes sobre la circunstancia de que cualquiera que sea la resolución que se dicte constituirá un precedente fundamental, configurador de un caso susceptible de ser invocado durante muchos años para deslindar la responsabilidad penal y la responsabilidad administrativa y política. Si el auto confirmarse el procesamiento de García Horcajo, los Ayuntamientos tendrán dificultades para encontrar aspirantes a concejales de seguridad, persuadidos como estarían de su procesamiento cada vez que un siniestro de determinadas características se produjese. La vía penal se ensancharía a costa de la administrativa y no faltarían denuncias contra inspectores de Policía del Trabajo y de Hacienda por falta de práctica de inspecciones. Si por el contrario se revocase el procesamiento de Emilio García Horcajo, la responsabilidad objetiva de la Administración en vía contenciosoadministativá continuará siendo una importante garantía de los administrados, sin nece sidad de objetivar la responsabilidad penal en la medida en que es predominantemente subjetiva. En todo caso, la resolución que llegue a dictar el magistrado ponente, señor Navarro Estevan, tendrá un alto valor científico. Nada extrañaría que fuese materia de enseñanza en las Universidades como caso práctico revestido de las características del precedente jurídico trascendental. Lorenzo CONTRERAS Empiece d díacon ABC. Tarifas de suscripción Mes Ptas. Trimestre Ptas. Semestre Ptas. Anual Ptas. Madrid 2.325,6.480,12.460,23.870, Hágase susciiptor de