Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 A BC OPINIÓN El recuadroZIGZAG Tensión La amenaza iraní de atacar a los países árabes que apoyan a Irak define una escalada política del conflicto militar. Es en cierto modo una respuesta oblicua al acto de autoridad internacional realizado por los Estados Unidos y Francia. al escoltar petroleros en la cuenca. El encuentro de los ministros de Asuntos Exteriores del Consejo de Cooperación del Golfo en la ciudad saudí de Taif explica el nivel crítico a que ha llegado el problema. Pero el escudo militar norteamericano no protege sólo a los barcos sino también a los Estados ribereños; La tensión no cede; aumenta. Y puede tener expresiones terroristas. DOMINGO 26- 7- 87 LISTOS Y TORP plantificaban por delante un trozo de carne que no se lo saltaba ni el señor Strauss. Risas y más risas acerca de las deficiencias de su inglés de puerto, hasta que el hombre llamó a la camarera. La señorita lo escuchó en su protesta, se ausentó breves instantes y se presentó al cabo con la libreta de... no diré la comanda para que no me eche la bronca Lázaro Carreter. Y ante la petición de devolución del filetón de lidia ordinaria, la camarera se limitó a decir: -Señor, lo he traído como usted me lo ha pedido. Usted me dijo que quería carne y una ensalada, y por ese orden se lo estoy sirviendo... Naturalmente que dijimos que los alemanes eran unos cuadriculados, como está mandado. Pero ¿cuadriculados o racionales? La camarera de- ¿Te has fijado que los alemanes de Baviera cenan a la Baviera tenía las cortas luces que se necesita para ser camisma hora que los alemanes marero en Baviera. La camade Ibiza? rera pone los platos conforme Estábamos cenando a las se los piden y listo. En cambio siete de la tarde, que ya son aquí, en España, tenemos ganas de cenar, y a uno de unos camareros listísimos, innosotros, que el hombre es teligentísimos, que saltan en la tardo con la carta y dudosa en palma de la mano. Y así nos la elección, se le quedó la cava. En Alemania, como en Esmarera suelta de caballos... tados Unidos, como en cualCuando estás en una cena y quier país civilizado, los camaeres el último en pedir, el reros son torpes, torpísimos. A maitre es tan peligroso los listos los ponen de presicomo un toro rezagado en dentes de Consejos de admiPamplona. Si te retrasas, tienistración, de directores de nes que pegar un sartenazo empresas, de líderes políticomo sea. Esto le pasó a cos... Y así les va de bien. El nuestro amigo, y tras pregunmilagro alemán se debe en tarnos qué habíamos pedido, buena parte a que cada uno pidió con esa desgana de la está en el sitio que le corresprisa del que se queda el últiponde. mo: Pero aquí es al revés. Espa- P u e s póngame igual... ña es un país de camareros Una carne y una ensalada... que merecerían un premio NoEmpezamos a comer, entre risas y cuchufletas, y nos habel y, por él contrario, de la bíamos olvidado casi de lo que gente más torpe situada en tos habíamos pedido. Hasta que sitios más importantes. Llego la camarera llegó al rato, y adonde quería llegar: que erripezó a servirnos. Al uno lo mientras que Alemania es un. suyo, al otro lo que había pepaís de torpes regidos por lis, dído. Menos a nuestro amigo, tos, España, es un país de lis que vio con sorpresa cómo tos regidos por los más torpes. mientras los demás estábamos Antonio BURGOS i. con sopas y ensaladas a él le E A, pues vamos a continuar con este fin de semana que nos ha dado filosófico y un tanto homilético, porque aquí, hasta que no zarpe el Ferroca no hay nada que rascar. Hace ya unos diítas que volví de un breve viaje a Alemania y quiero comunicarles mis conclusiones, para que lleguen a otras parecidas si, como les deseo, Solchaga no les dejó con la renta demasiado tiesos y aún pueden darse un garbeíto por el mundo. Estábamos en grata reunión de amigos trasladados colectivamente a Alemania y estábamos cenando en un lugar típico de Baviera. No tengo que decir, porque ya he dicho Baviera y ya he dicho cena, que estábamos sentados a la mesa a las siete de la tarde, con el sol fuera. Alguien comentó: actuación sobre las causas, cómo se pide, y no en la de achicar efectos. Si no se taponan los agujeros... la barca se hunde. Justos por pecadores Resulta curioso que, en las postrimerías del siglo XX, mientras los atentados terroristas, los secuestros de aviones o los éxitos deportivos españoles ocupan nuestra actualidad, salte a la primera plana de los periódicos la noticia de un misionero acribillado a flechazos por unos indígenas que tratan de proteger sus tierras de la invasión de la modernidad. La acción no iba contra tos religiosos, sino contra cualquier intento de penetración en una zona en que la fiebre del petróleo puede suponer el expolio de las tribus y la condena a la desaparición. Es cuestión de supervivencia, no de ensañamiento. En esté caso, como en tantos otros, han pagado justos por pecadores. Aunque resulta difícil establecer de forma indubitable si existe pecado por parte de alguien. Inseguridad Los farmacéuticos de Madrid han decidido plantarle cara a la inseguridad ciudadana, de la que son víctimas de forma continua. Además de los constantes robos y atracos que sufren, el más tristemente memorable de todos, el de un farmacéutico asesinado a cuchilladas en el barrio madrileño de Bilbao, bandas enteras de delincuentes han comenzado a dedicarse a sustraer recetas de la Seguridad Social que después venden a toxicómanos para poder conseguir droga. El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, Pedro Gómez Agüero, se ha entrevistado con el secretario del Grupo Parlamentario Socialista para que la modificación de la ley de Enjuiciamiento Criminal y del Código Penal permita entre otras cosas que cualquier ciudadano pueda colaborar en la identificación de algún supuesto delincuente sin poner en peligro su integridad. Las oficinas de Farmacia de Madrid parecen cajas de banco: es casi imposible instalar en ellas más medidas de seguridad. Por eso et remedio está en la línea de Faltan vagones Se ha repetido hasta la saciedad los beneficios que para el interés común reporta la utilización del tren. Sin embargo, algunos usuarios habituales de este servicio público no se sienten lo suficientemente compensados con las comodidades ofrecidas por Rente, a cuya dirección hay que reconocer el esfuerzo de racionalización que está haciendo. La falta de vagones en los recorridos de cercanías, que en ocasiones obliga a los viajeros a permanecer de pie durante el trayecto, se hace más evidente durante las horas punta. La instalación de un par de vagones, que pueden desengancharse en horas de menor tráfico, no sería tan costosa como la mala imagen ofrecida. EDICIÓN INTERNACIONAL Las noticias de la semana, recogidas por ABC en su Edición Internacional. Para llegar volando a todo el mundo EDICIÓNINTERNAaONAL Siempre a puntoy en punto