Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IAB; iC, póg- 40 SANIDAD JUEVES 23- 7- 87 Alejandro, el bebé que vino del hielo Primer niño español procedente de un embrión congelado Barcelona. José Clemente Alejandro Anguera Viñas acaba de nacer. A la hora de escribir esta crónica apenas ha cumplido las veinticuatro horas de vida. Su peso, de 2.300 gramos, indica que el bebé tira con fuerza hacia su desarrollo. Los padres han recibido la noticia con desbordante entusiasmo. Ahora, para ellos, ¡o importante es que crezca sano y fuerte, y de momento, según nos han dicho los médicos, no habrá problemas, por lo que nos sentimos tremendamente felices El nacimiento de Alejandro Anguera es el primero que se produce en España por el procedimiento ¡n vitro frutó de la transferencia de un embrión previamente congelado. El acontecimiento ha sido llevado a cabo en la Clínica Dexeus, de Barcelona, por un equipo de médicos, entre los que se encuentran la bióloga Ana Veigas y el doctor Pedro Nolasc Barri, quienes siguen la técnica de congelación de embriones descubierta por el francés. Jacques Testart, del hospital Antoni ne Beclére, que simplificó el proceso de congelación, consiguiendo hacerlo en estadios infinitamente pequeños y precoces, que dan como resultado un alto porcentaje de supervivencia de los gestados. tes a los de los otros bebés que se obtuvieron por este sistema. Según el doctor Barri, la madre de Alejandro, Dolores Viñas, carecía de las trompas de Falopio, lo que la situaba en una clara condición de esterilidad y por tanto favorable a adquirir un embarazo por el sistema in vitro una vez manifestado su deseo de tener descendencia. Este sistema de fecundación está siendo cuestionado por determinados sectores religiosos. Concretamente en la Instrucción de la Congregación de la Fe que dirige el cardenal Ratzinger y que es reflejado en un documento se asevera que no todo lo técnicamente posible es ético y que estas técnicas de reproducción humana podrían convertir al hombre en víctima de sí mismo al transgredir los límites de un razonable dominio de la Naturaleza. Ningún biólogo o médico puede pretender razonablemente decidir el origen y destino de los hombres y que por respeto a la persona humana nadie puede emplear en esta materia los medios o procedimientos que es lícito emplear en la genética de las plantas y animales Sin embargo, las opiniones en este contro- La madre carecía de las trompas de Falopió, lo que le impedía tener lujos vertido tema son muy dispares. El doctor José M. Dexeus apunta a este respecto que la clonación, la partición de embriones y la partenogénesis, la hibridación y la manipulación genética o cromosómica que no fuere dirigida a la cura de una enfermedad quedan bien justamente condenadas, y como médico católico me parece necesario que mi Iglesia levante alta esta bandera en pro de la dignidad humana, al unísono con las Comisiones técnicas que han opinado en el mismo sentido: Comisión Nacional del Congreso de los Diputados, Asamblea del Consejo de Europa, Consejo Nacional de la Orden de los Médicos Franceses y tantas otras. Pero la condena de las modernas técnicas de reproducción humana y concretamente de la inseminación artificial (IA) y la fertilización in vitro (FtV) porque han conseguido una base técnica que posibilita estas locas quimeras, cuando su fin no es éste, sino el de una alternativa curativa de la esterilidad, que causa grandes sufrimientos en las parejas, equivaldría a condenar la energía atómica para usos pacíficos, dado que mucho antes ha sido utilizada con fines destructores, cosa que no ha pasado y lucharemos para que no suceda con las nuevas técnicas de reproducción humana En el mismo sentido se manifiesta el doctor J. A. Vanreli, catedrático de Universidad y presidente de la Sociedad Española de Fertilidad, quien declara que como profesionales en una comunidad que se manifiesta mayoritariamente católica, las declaraciones roma- ñas no afectarán a nuestro trabajo encaminado a corregir la esterilidad, ya que estas técnicas no atentar a nuestra ética profesional y las parejas estériles las seguirán utilizando Etica médica El nacimiento del pequeño Alejandro ha puesto una vez más sobre el tapete el tema de la ética acerca de este tipo de procedimientos. Distintos especialistas de la materia han señalado una y otra vez que éste es un tema poco desarrollado, y además escasamente entendido. No se trata de hipotecar o cuestionar la ética en la Medicina, tema éste que apoyamos sin ningún complejo, pero respecto a la fecundación in vitro nos encontramos con otro asunto muy diferente: se trata, en definitiva, de ayudar á las parejas que no pueden tener descendientes, poniendo a su servicio la ciencia y la técnica, que hoy por hoy está muy desarrollada en este aspecto concreto, para satisfacer sus deseos de tener hijos dentro del máximo respeto a las creencias religiosas de cada persona Según el doctor Pedro N. Barri, jefe del Servicio de Reproducción Humana, del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Instituto Dexeus de Barcelona, está admitido que un 15 por 100 de las parejas en edad fértil son estériles. Las razones de este incremento de la esterilidad son varias: estrés, difusión de las enfermedades de transmisión sexual, efectos secundarios de determinados métodos anticonceptivos, complicaciones de interrupciones del embarazo efectuadas en malas condiciones y la tendencia a retrasar el primer embarazo. Todo elto hace que la esterilidad sea un fenómeno en aumento, y este aumento se ha visto acompañado de una disminución en el número de niños disponibles para la adopción, probablemente debido a una mayor aceptación social de la madre soltera, así como a una difusión de sistemas anticonceptivos yliel abogo Actualmente no llegan a la treintena el número de nir) os nacidos por el procedimiento jn vitro después de su descongelación en las clínicas donde se ha llevado a cabo el proceso de gestación. El caso del bebé Alejandro Anguera ha seguido cursos semejan- ¿Qué es la fertilización in vitro En el procedimiento de fertilización in vitro el proceso de fusión entre el óvulo y el espermatozoide no tiene lugar en el cuerpo de la gestante, sino en laboratorio y sometido a una serie de técnicas que hacen posible la normal evolución de los microelementos. Los casos en los que se emplea este tipo de técnica son: 1. Esterilidad femenina debida a problemas insolubles en las trompas de Falopio. 2. Esterilidad masculina secundaria a una reducción en el número de espermatozoides. 3. Esterilidades de origen inmunológico debidas a una incompatibilidad entre semen y moco endocervicaJ. 4. Esterilidad sin diagnóstico. Es decir, en aquellas parejas en las que se desconoce el motivo último de la infertilidad. La fertilización in vitro clásica es aquella en que se emplea este procedimiento en los supuestos anteriormente expuestos, sin contar con los casos concretos que determinen otra actuación, y que consiste en la utilización de ovocitos de la mujer para unirlos a Jos espermatozoides del hombre, siendo transferidos los embriones obtenidos al útero de la mujer. Los padres, locos de alegría Por otro lado, los padres del recién nacido se manifiestan locos de alegría. Nosotros queríamos tener un niño, mi mujer no podía por razones obvias y recurrimos a ésta técnica porque teníamos buenas referencias de la clínica Dexeus y del equipo médico que lleva las operaciones. El resultado ahí está: un niño precioso y rebosante de salud, al que hemos dedicado tanto cariño como si hubiese sido de manera natural. Hemos vivido el embarazo con toda normalidad y con el tiempo y hábitos que condiciona todo embarazo; el parto de Alejandro se realizó por medio de cesárea, pero eso incluso entra dentro de los márgenes naturales de nacimiento, por lo que nos sentimos unos padrazos El equipo médico que ha llevado a cabo la obtención del primer bebé in vitro por descongelación de los embriones manifestó a ABC que se obtuvieron tres embriones de la pareja, de los cuales se introdujo uno de ellos. Los otros son congelados por si la madre no queda embarazada. En este caso sí fue fértil el embrión que se introdujo y el resultado ya se conoce Este procedimiento, único en España hasta el momento, ha situado a nuestro país en la vanguardia de los países que practican la fecundación in Vitro entré los que se encuentran Estados Unidos, Francia, Alemania, Inglaterra y Japón.