Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 26 TRIBUNA ABIERTA JUEVES 23- 7- 87 SCAfl Arias v u e l v e a la carga. En agosto, en Esquípulas, una insignificante ciudad guatemalteca, el presidente de Costa Rica intentará- o t r a vez- que los países centroamericanos respalden su iniciativa de paz para la región. O POR QUE FRACASARA EL PLANDE PAZ PARA CENTROAMÉRICA DE OSGAR ARIAS Creo que fui testigo del nacimiento de esta gestión diplomática. Fue en un almuerzo privado con el presidente Arias, en octubre de 1986, donde le escuché por primera vez desarrollar brillantemente su análisis de la crisis por la que atraviesa el istmo. Para Arias, por lo menos en ese momento, no había la menor duda: la clave de la solución pasaba por la democratización de Managua. No habría paz en la región si Nicaragua no renunciaba a la creación de un Estado totalitario, calcado del modelo agresivamente internacionalista que preconizan los cubanos. Por supuesto, Costa Rica sola no podía lograr ese objetivo. Necesitaba el concurso de los demás países de Centroamérica, y en especial el de la joven democracia guatemalteca. Vinicio Cerezo- a quien Arias le suponía sus mismas preocupaciones democráticas- -podía aportar el peso de su legitimidad política y la buena imagen de que disfrutaba en el exterior. Eso compensaría la débil popularidad internacional del salvadoreño Duarte o del hondureno Azcona, dos mandatarios a los que la gran Prensa europea y norteamericana, injustamente, no acaba de concederles las. credenciales políticas adecuadas. Obviamente, desde el primer momento, el nicaragüense Daniel Ortega desconfió del Plan Arias Se dio cuenta de inmediato que el objetivo del mandatario costarricense era impedir. la consolidación en Centroamérica de un Estado comunista militante- modelo en el que Ortega cree fanáticamente desde su adolescencia- pero tuvo buen cuidado. de no oponerse al proyecto. Primero, porque la imagen que Nicaragua intenta proyectar en el exterior es la de un pobre país que lucha por la paz contra. la ciega furia homicida de Reagan; y- segundo- -porque en seguida percibió que era muy difícil que los cuatro países restantes, del istmo presentasen un frente común antisandinista. Sus instintos políticos (o su servicio de Inteligencia) le advirtieron que la insolidaridad tradicional de los centroamericanos impediría cualquier esfuerzo conjunto en- v Proinoición especi t v Albornoces; sS 9 í ft. Abierto sábados tárale ConchaEspi ri ¿5- 250,2478 ¿QUIERE PONER UN NEGOCIO? Busque local en la sección de Anuncios por palabras de ABC Evidentemente, no hay muchas razones para esperar milagros de la reunión de Esquipulas. Para romper la iniciativa diplomática de Osear Arias bastaPor Carlos Alberto MONTANER rá con que Ortega, astutamente, plantee que Managua se aviene al caminado a impedir su proyecto marxistapacto si Washington previamente le retira su leninista. ayuda a la contra y los rebeldes abandonan Y probablemente no le falta razón al señor Ortega. Osear Arias ha conseguido enrolar en el territorio nicaragüense como paso anterior a la democratización del país. su plan al Congreso americano, a las demoEsa condición, sencillamente, es imposible cracias europeas, a la Casa Blanca, al Vatide cumplir, porque una vez decano, a ios países de Contadora, sarmada la contra y dispersados a Javier Pérez de Cuéllar, a la los mandos civiles y militares de Internacional Socialista y a casi la oposición desaparecería cualtodos los líderes presentables de quier obstáculo serio a la permaOccidente. Pero ha fracasado en nente instauración del comunissu intento de alinear a las otras mo pro soviético en el istmo. Si tres democracias centroamericadesaparece la contra ¿quién nas, que son los elementos básipuede impedir que Managua juecos del asunto. gue a fondo la carta cubana? A Guatemala porque a Vinicio ¿Un Reagan debilitado hasta la Cerezo, en rigor, le importa más parálisis por el asunto Iránbien poco el destino de Nicaracontra? ¿Costa Rica, que no tiegua. Entre su país y el de Daniel ne Ejército? ¿Guatemala, que Ortega media el territorio hondumira el conflicto como algo remoreno, y es difícil que en una prito y ajeno? ¿Honduras, cuyas mera fase le alcancen las oleaFuerzas Armadas son la cuarta das, de exiliados nicas o los avaparte de las de su vecino? Carlos Á. Montaner tares de la guerra. Cerezo Periodista- además- está persuadido de Evidentemente, los rebeldes que para su imagen personal de nicaragüenses no pueden ser líder progresista y candidato al premio Nobel barridos en la reunión de Esquipulas mientras de la Paz no le conviene enfrentarse a Manano se respondan las preguntas anteriores. Y gua y coincidir con los objetivos norteameri- en cierta forma harían bien los mandatarios canos, aunque tampoco se le escapa que el centroamericanos en tener en cuenta a la aliado natural de la nación que preside es contra, porque esa también es la voluntad de Washington y no Managua. De ahí su penosa los pueblos de la región. En una reciente enambigüedad política, expresada en el equívocuesta de Gallup, realizada entre i 200 adulco trato que mantiene con Managua, con tos de las cuatro democracias de la zona, Washington y con San José. A cada Cancille- con un margen de error de apenas un 3 por ría le dice lo que quiere oír, pero de una ma- 100, dos tercios de los encuestados mostranera vaga, poco comprometedora, que no re- ron su apoyo total a los rebeldes y opinaron vela precisamente un especial talento diplo- que esa es la percepción de los propios nicamático, sino la personalidad frivola de un ragüenses dentro del país. presidente más interesado en su biografía No hay duda: la premisa de Arias es coparticular que en el destino de sus compatriorrecta. La clave de la crisis centroamericana tas, pasa por la democratización de Nicaragua, pero es probable que los presidentes de la Duarte tampoco llegará a Esquipulas satisfecho del plan costarricense. El presidente zona no estén a la altura del análisis. Difícilmente tendrán el coraje de admitir que ese salvadoreño no puede entender que se mida a su régimen con el mismo rasero que se objetivo sólo podrá lograrse el día que las tropas rebeldes tomen Managua. No creo que emplea para juzgar a la dictadura de Ortega, o que se le intente forzar a una negociación en Esquipulas alguien tenga el valor de decirlo en voz alta. con la guerrilla comunista, sin tomar en cuenta la legitimidad democrática de un Gobierno votado por el pueblo bajo las balas. Azcona, por su parte, también tiene serias objeciones al Plan Arias Por ejemplo: RESIDENCIAL HALCÓN ¿Qué ocurrirá con el ejército de la contra (Villanueva del Pardillo) -tan grande como ef de Honduras- si se consigue la desmovilización de las tropas inCHALETS ADOSADOS a 5 minutos de Las Rozas surgentes? ¿Regresarían a Honduras? Y sí y Majadahonda se desarma a la contra y se consolida en NiGaraje. Sala juegos. Trastero. Piscina. caragua un régimen totalitario, ¿cómo va a Chimenea. Buhardilla. Precio: 13.000.000 pechar Honduras- e l país más pobre de la fí M L Información venta: reglón- con las decenas de miles de exiliaPROINVERSA, en Urbanizados que inevitablemente huirán de Nicaragua ción o en Tels. 254 68 50 atravesando la frontera hondurena? ¿Cuál va 253 95 93. De 8 a 3. a ser el próximo paso si los sandinlstas- como hicieron los vietnamitas, por ejemALQUILE CON TIEMPO plo- -pactan la paz y luego insisten en la injerencia internacionalista de tipo cubano? SI APARTAMENTO. ¿Va a convocar entonces Costa Rica a la lu- Consulte las páginas de Anuncios cha armada contra Nicaragua? por palabras de A B C