Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 22- 7- 87 ESPECTÁCULOS A B C 75 Jazz en San Sebastián Richie Colé y sus estrellas, cuerdos y bien cuerdos San Sebastián. Ángel Luis Inurria, enviado especial El decano de los festivales españoles y también el más importante afirma su organización) como todos los banquetes de excepción, ha contado con un aperitivo que para sí quisieran como plato único los finos paladares. Primero la nueva cocina, el Dúo Mathias Frey- Wolfgang Tíepold, después Richie Colé en una formación All Stars, que equivale al surtido de la casa. Frey y Tielpol d Tiepold alcanzaron y compartieron el premio al mejor solista en el concurso internacional de la edición de 1979. No ganaron el galardón reservado al mejor grupo, pues no hubo consenso en cuanto a la admisión de su música como jazz Ahora, y en el Teatro Principal, ha ocurrido lo mismo. Y es que el pianista y yioloncellista, puestos a colgar etiquetas, están más cercanos a la contemporaneidad calidoscópica de la música clásica, con atrevimientos libertarios, ma non tropo, que al swing Y, aunque su primer tema se titulaba A day in Río como decía un aficionado. Y ¿por qué no en Viena? Sin embargo, el público que acudió a la sesión inaugural, gratuita, abierta por el. alcalde de la ciudad, Javier Albistur, y por el director del Festival, Miguel Martín, escuchó en todo momento con atención y aplaudió como mínimo la categoría de intérpretes de Frey y Wolfgang. Richie Colé, cuando actúa con su cuarteto, lo denomina Alto Madness. Pero no loco, sino cuerdo y bien cuerdo, se muestra en su galaxia de estrellas, aunque desde luego hace falta ser atrevido para poner a su lado un saxo altista de la categoría de Hank Crawford y a una chica tan vistosa y excelente guitarrista como Emíly Remler. Como Colé y Crawford comparecieron con el saxo alto, nada, evidentemente, más apropiado que comenzar el repertorio con Charlie Parker y su Confirmation Luego, la gentileza: San Sebastián bossa anunció Colé. Pero resultó ser un arreglo de Satín Dolí que al fin y al cabo está algo vasconizada por ser el tema que utilizó Gurruchaga para envolver a su hombre de los caramelos. Siguió un blues de C con solo de Crawford, una hermosa balada protagonizada por Colé, con interminable coda final y extensa cita (sacada de la ópera Carmen como otra muy breve cita de su habanera en un tema rápido) In a sentimental mood fue el mejor encaje del saxo alto de Richie Colé que olvidó algo su rapidez y virtuosismo de filigrana. Párrafo aparte merece la guitarra de Emily, delicada, con adornos justos, de sonido pastoso y ejecución swingueante que a veces recuerda a Wes Montgomery. Las otras estrellas, el bromista y capacitado Marshall Hawkins, y el, baterista que empujaba, Víctor Jones, hicieron sus gracias, propias de los conciertos All Stars. En resumen, ellos fueron una entrada abundante y digerible que ha ¡predispuesto nuestro apetito jazzístico favorablemente. El Concurso de Piano Paloma O Shea, la nota internacional del verano Santander. Carmen Fuentes La ciudad de Santander tiene desde hoy la oportunidad de oír una música maravillosa manifestó ayer en La Magdalena el padre Federico Sopeña, presidente del Jurado del concurso, en una rueda de Prensa para informar de los pormenores de este concurso de primerísima altura que cada tres años se celebra en Santander. Doscientos treinta y ocho fueron los concursantes que se inscribieron en el mismo, aunque sólo son cincuenta y uno los participantes que hasta el 6 de agosto, nos ofrecerán e interpretarán las piezas de los más conocidos compositores del mundo. Como novedad para este año, está la prueba final que se realizará en dos jornadas, en- lugar de una sola como en ocasiones anteriores. Las dos jornadas serán transmitidas en directo, por Televisión Española, la noche del 4 y 5 de agosto, dentro de las sesiones del Festival Internacional de la porticada. El Jurado, que preside el padre Sopeña, está integrado por primerísimas figuras de la crítica musical del mundo, entre ellas, Joaquín Achúcarro (España) Paul Baduraskoda (Austria) Josep María Colom (España) Pierre Colombo (Suiza) que es también vicepresidente, Rolf Dieter Arens (República Democrática alemana) Enrique Franco (España) Eugene Istomin (EE UU) Nikita Magaloff (Suiza) Niroko Nakamura (Japón) Carlos Nobre (Brasil) también vicepresidente, Harold C. Schonberg (EEUU) Francois- Joél Thiollier (Francia) vicepresidente, Arie Vardi (Israel) y Eliso Virsaladze (URSS) El concierto inaugural correrá a cargo del pianista Francois Joél Thiollier, que interpretará a Chopin y Liszt. Entre los participantes que proceden de Francia, Grecia, EE UU, Bulgaria y Austria destaca la presencia de diez españoles, cuyos nombres, dentro de la música, destacan al igual que los de sus compañeros de concurso. Paloma O Shea, creadora del concurso que lleva su nombre y que se celebra cada tres años señala en el prólogo del programa el orgullo y la alegría que sentimos todos los que hemos trabajado en su organización durante estos tres años, porque poco a poco, las metas que nos habíamos propuesto, se van alcanzando. Y sentimos esa alegría y ese orgullo, por el interés que ha despertado a lo largo de estas nueve a ediciones entre los jóvenes músicos, ANGELES GULIN Y JOSÉ CARRERAS Una imagen televisada en los comienzos del triunfal concierto barcelonés de Alfredo Kraus mostró al gran tenor canario en el momento en el que rendía testimonio de caluroso recuerdo a sus compañeros José Carreras y Angeles Gutín, con el fervoroso deseo de verlos pronto recuperados. En una clínica de su propia tierra catalana, José Carreras ha respondido positivamente al tratamiento de su homeopatía aguda y no habrá- nos informan- nuevas noticias hasta un sustancial cambio. Lo esperamos con viva esperanza, compatible con la preocupación lógica ante la reserva médica. La juventud del artista, el tan merecido reposo después de la actividad febril a que un divo en plenitud, reclamado por el mundo lírico, está sujeto, darán el mejor fruto para que pronto pueda él encontrarse en plenitud de medios físicos y podamos todos disfrutar con su arte comunicativo, de alta calidad, con esa gran línea que siempre le caracterizó y esa voz persuasiva, cálida, que le abrió caminos sin fronteras. Serán muchas ahora las organizaciones con problemas al perder momentáneamente una de sus bazas más firmes, pero importa el aspecto humano por encima de cualquier otro y todos sus amigos y admiradores nos sentimos, más que nunca, cerca de él y de los suyos. El de Angeles Gulín, ahora internada en una clínica de Pisa y sobre la que no hemos vuelto a recibir informes, después de los primeros que nos causaron tan viva impresión, es un caso flagrante de adversidad, como si no dejase de ponerse a prueba el temple que no dudo en calificar de heroico de la soprano de Ribadavia, tan lejos ahora de su galaica tierra natal. Angeles Gulín posee una de las voces de soprano más importantes, por calidad y cantidad- d e tal envergadura ésta que llega hasta el peligro- que existen en el mundo. Una voz grande, llena, caliente y extensa. Con ella había logrado situarse en un puesto brillante dentro de la constelación lírica, intérprete de los personajes de más bravura: Gioconda Abígaille Turandot Un día, hace años, sufrió grave dolencia renal, hubo de someterse a periódicas litiasis que intentó hacer compatibles con la continuidad de su carrera, cortada al fin, hasta que pudo beneficiarse por un trasplante de riñon que, superados iniciales rechazos, le dio vida, impulsos nuevos. Este año, en vísperas del Mefistófeles del Teatro de la Zarzuela, en el personaje de Helena saludábamos jubilosamente su vuelta, como la subrayó el público de unánime y cariñosa forma. Ahora ensayaba Turandot en el festival pucciniano de Torre del Lago para la definitiva incorporación a las escenas líricas, cuando sufrió el derrame cerebral por el que sufre en la parte izquierda la secuela de parálisis por cuya lenta, paulatina recuperación se cela. Como siempre, a su lado, el esposo Antonio Blancas, él mismo cantante. Y un general deseo de que pronto se recobre como su espíritu, que nunca se ha rendido, merece. José Carreras- Angeles Gulín. Para ambos, los más sinceros votos de poderles ver en sus puestos de artística lucha. Antonio FERNANDEZ- CID