Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 22- 7- 87 CIENCIA Y FUTURO ABC 51 1 uso continuo del tacón alto puede crear una dependencia irreversible Es más peligroso para la pantorrílla que para la espalda Madrid. C. l. de Bustos Las distintas conjeturas de los médicos acerca del empleo de tacones altos han sido, desde hace tiempo, centro de discusión científica. Sin embargo, un reciente estudio realizado con la colaboración de paleontólogos, cirujanos y biomecánicos ha dado un dictamen definitivo sobre lo que tradicionalmente se ha considerado como atributo de elegancia: el tacón alto es mucho más peligroso para la pantorrílla que para la espalda. Según el último número de la prestigiosa revista Science- Vie el uso de tacones altos impide la combadura natural del pie y su función de órgano de equilibrio. Con un tacón de más de cinco centímetros el tríceps sural- -músculo de la cara posterior de la pierna y que termina en el tendón de Aquiles- se retrae y se pone en tensión. Esa es la razón del aspecto ahusado de la pantorrilla cuando el talón se eleva del suelo y del ángulo más abierto que se forma entre la tibia y la parte trasera del pie. La mujer, al usar tacones altos, ve que el talón es empujado sobre la parte delantera por el peso del cuerpo y la pendiente en forma de tobogán del zapato. Un estudio realizado en 1981 por Simón Braun, podólogo del hospital parisino de Cochin, reveló que el 70,8 por 100 de las mujeres presentaban un pie ligeramente hundido, o lo que es lo mismo, una combadura deformada por el uso habitual de tacones altos. Estas mujeres eran incapaces de caminar con zapatos planos sin perder el equilibrio, pues necesitaban el apoyo de un talón artificial. Como señala Michel Fine, las mujeres que han utilizado tacones altos en su adolescencia presentan en la edad adulta una importante retracción del tendón de Aquiles que une el músculo sural al hueso calcáneo. Estas mujeres mantienen una tendencia natural, al caminar descalzas, a elevar el talón, tendencia que se transforma en una incapacidad psíquica. Fine se pregunta si el uso de tacones altos no será en estos casos un medio de protección instintivo para compensar una retracción ya existente y la desagradable tensión muscular. Sería así, la solución natural a un problema biomecánico, como el principio de una reducción del músculo sural. Una hipótesis que, sin embargo, indigna a otros especialistas. Así, Catherine Tardieu, directora de una unidad de cuidados psíquicos del hospital Raymond Poincaré de Garches, afirma que el músculo es un tejido adaptable, cuya estructura celular se modifica en función deí esfuerzo a que es sometido. Esto quiere decir que el músculo puede ser reeducado: experimentos con animales han demostrado la veracidad de esta afirmación. Pese a ello Fine sigue insistiendo en el carácter meramente teórico de este principio: En teoría puede lograrse el estiramiento del músculo de la pantorriila a través de un proceso de reeducación bien conducida, devolviéndole su tensión normal. El único problema es que las mujeres no lo aceptan. Jamás se convencerá para que camine plano a un pie acostumbrado a andar elevado durante diez, quince o veinte años Rayos de sol y afecciones en la piel La piel de nuestro cuerpo es un organismo viviente, y sus células se van renovando, por lo general, cada quince días. Es una especie de protección contra todo tipo de agresiones del medio, como los agentes mecánicos, químicos y bacterianos. Pero, además, tiene como misión regular la temperatura del organismo y absorber oxígeno, al tiempo que elimina gas carbónico. También realiza funciones de depuración, como en el caso de la eliminación de toxinas a través del sudor y del sebo. Una de las premisas fundamentales para conservar una piel sana- dice el doctor Barrio García de Medina- es que debe contener un 13 por 100 de agua, ya que la pérdida del líquido elemento es la causa de la llamada piel seca La piel sana- explica- es acida, posee una fina película hidrolipídica formada por el sudor y el agua, que actúa como barrera protectora, pero que se puede modificar con la pubertad, menopausia o por causas externas inapropiadas, como pueden ser las limpiezas excesivas o, por el contrario, insuficientes. Es un hecho cierto que las radiaciones solares pueden desencadenar afecciones en la piel, por lo que es preciso una protección. Existe una clasificación de distintos tipos de piel. Las personas que tienen la piel muy sensible se queman con facilidad y no se broncean. Es similar el caso de aquellos que tienen la piel sensible, ya que la quemadura es igualmente fácil y el bronceado muy pequeño. Los que tienen el tipo medio- como se ve es una escala gradual- -se queman y se broncean de forma moderada, mientras que los individuos que poseen una piel clasificada como no sensible, ocasionalmente, se queman, pero se broncean bien. Por fin, las personas con piel insensible no se queman y se broncean de forma intensa. Entre las once de la mañana y las tres de la tarde és, en conjunto, cuando se produce el mayor efecto de radiación solar a nivel del mar y en un día medio de verano: cuando la radiación se encuentra perpendicular. J. M. FERNANOEZ- RUA Una compleja arquitectura Con sus veintiocho huesos diferentes y sus veintisiete articulaciones, el pie constituye un esqueleto complejo que desempeña una función esencial durante la marcha y la parada: una estructura flexible que se adapta perfectamente a las irregularidades del suelo, un depósito capaz de almacenar la energía cinética de la marcha, la carrera y el salto. La armadura ósea del pie humano es única en la naturaleza. Su parte trasera, el tarso, ocupa la mitad de su longitud; el talón, formado por el hueso calcáneo, es quien recibe la totalidad de la presión que viene del cuerpo: asegura la dinámica de la marcha y el equilibrio en la parada. La parte intermedia, los cinco huesos del metatarso, son más cortos y anchos que en cualquier otro animal. Un esqueleto que forma en realidad una bóveda, cóncava de adelante a atrás y transversalmente, y constituida por los ángulos que forman el tarso, et metatarso y las falanges; una estructura comparable a la armadura de una obra de carpintería, un triángulo formado por el tarso y el metatarso en su base y cuyo vértice es la polea que constituye el astrágalo. Sin embargo, los especialistas no se ponen de acuerdo todavía acerca de la proporción exacta de peso que soporta cada una de las partes del pie. Jean Lélievre afirma que el calcáneo recibe las dos terceras partes de la presión, mientras I. A Kapandi sostiene que son tres quintas partes lo que soporta. Tu nuevo oasis en Madrid: AQUOPOLIS, el mayor Parque de Atracciones acuáticas. Un mundo de diversiones para disfrutar de pleno: toboganes, tubos, olas gigantes, piscinas, juegos para niños... Agua, Sol y Alegría, todo el día. Es la atracción del verano. Ven a AQUOPOLIS y pásatelo en grande. ¡DISFRUTA DEL AGUA! Próxima apertura En Vilianueva de la Cañada. Carretera de El Escorial, a 25 Km. de Madrid. Abierto todos los días de 10 a 20 h. Información en los teléfs. 8I5 69 11- 815 69 86. Autobuses gratuitos desde la Plaza de España, en c Reyes, junto One Coliseum. c