Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 A B C NACIONAL MIÉRCOLES 22- 7- 87 El secuestro es una tortura física y moral indescriptible. Los únicos que saben lo qué es eso son quienes lo han sufrido y sus familias No se puede caer en la degradación que supone el chantaje. No acceder es una postura ética y moral, por encima de la comodidad este es un país moderno y no tercermundista. Hay, por tanto, que avanzar en todos los terrenos, buscando eficacia policial y política. -Es de suponer que cada vez que se comete un secuestro cundirá el desánimo entre el empresario vasco... -Hay una sensación de frustración, sobre todo de angustia, en primer lugar porque hay un peligro cierto sobre la vida de una persona. Y también porque te metes en un proceso en el que no puedes hacer nada. Te gustaría ayudar y aportar algo. Y cuando acaba un se. cuestro surge enseguida la pregunta de- cuál va a ser el próximo, porque existe la certeza de que efectivamente va a haber otro. ¿Usted ha hablado con algún industrial secuestrado a las pocas horas de ser liberado? -Uno de ellos, y esto yo se lo agradecí: me dijo que después de haber estado secuestrado valoraba más las cosas que yo digo de vez en cuando. El secuestro se ha convertido casi en una rutina, en una anécdota. Pero te pones a pensar que el último ha estado cuarenta y cinco días en unas condiciones terribles, con os ojos vendados, con tapones en los oídos, y verdaderamente tiene que ser algo indescriptible. Y luego resulta que estamos organizando un escándalo por el asunto de las torturas de la Policía, que creo hay que perseguir en su caso. Sin embargo, porque nos estamos acostumbrando, pasamos por una tortura permanente durante cuarenta y cinco días, y cuando al empresario se le pone en libertad no se nos ocurre otra cosa que preguntarle qué tal le han tratado. municación se quejan de por qué se ofrece poca información y transparencia. ¿La patronal vasca se ha opuesto siempre a que se acceda al chantaje de ETA? -Hemos tenido las ideas muy claras desde el principio, cuando estas posturas no eran ni siquiera reconocidas o apoyadas. Es muy fácil desde fuera decir que no se acceda al chantaje, pero nosotros hemos recomendado que no se pague desde el conocimiento del país y desde quien ha sufrido esas mismas cosas. Es una postura ética y moral que, por encima de la comodidad propia, pone la visión a largo plazo, porque no se puede caer en ese chantaje, en esa degradación. Aunque ahora hay muchos valedores de esta postura, en aquellos primeros momentos yo no encontré a tantas personas, sino a otras muchas que cuanto menos veían con indiferencia que esto sucediera. -Entonces el empresario vasco debía sentirse especialmente abandonado a su suerte... -Precisamente la lucha más grande ha sido contra la soledad. La amenaza para pagar el chantaje era algo que no se compartía y además te encontrabas con la indiferencia general. Lo más que tenías era a algún amigo dispuesto a ayudar a ver si se podría rebajar un poco la cantidad, lo cual era ya admitir el chantaje. Eran situaciones muy difíciles y nosotros lo que hemos tratado ha sido de romper esa soledad, apoyando al máximo a aquellos que se resistían a pagar. Hemos tratado también de que se difundiesen esas campañas para que el empresario afectado supiera que no era el único, sino que formaba parte de otros muchos que se estaban oponiendo al chantaje. ¿Cuáles cree que son las características peculiares que conforman la personalidad del empresario vasco? -Quizá lo más acusado sea el apego a la propia obra. Es decir, aquí se ha vivido muy de cerca el negocio y, por tanto, no se ha dado un distanciamiento físico o afectivo entre la empresa y el entorno familiar. Aquí, el que ha caído lo ha hecho incluso hipotecando su casa. En el País Vasco se ha dado también menor diferencia social, más integración, quizá por ese paternalismo tradicional. No ha salido una élite, sino que el empresario ha empezado desde abajo y, por tanto, -ha estado arraigado. Esto explicaría que la mayoría de ellos, a pesar de las dificultades, permanezcan en el País Vasco. Concertación social CONVOCATORIA PARA OBTENCIÓN DEL TITULO DE ¿Considera que sería positivo llegar a una concertación social en el ámbito de la Comunidad autónoma vasca? -Aquí, hablar de la concertación social, tal y como estamos haciendo en estos momentos, me está dando un poco de miedo, porque vamos a supeditar la solución de todos los problemas a una negociación dura. Me parece que el mensaje adecuado es afirmar que es preciso un esfuerzo sostenido y continuo. Y que más que una concertación hay que establecer un espíritu y un ambiente, porque los retos que tiene el país no son sólo los de empresarios y trabajadores con la Administración. ¿Cuál es el grado de vinculación que mantienen con la CEOE? -Tenemos fijado un plazo hasta el 31 de marzo para llevar a cabo la incorporación de los empresrios vascos a través de Confebask. Pensamos tener una presencia fuerte en la organización empresarial. En los últimos tiempos, por una serie de circunstancias internas y por la crisis que hemos venido padeciendo, ha habido una pérdida de peso del empresario vasco en otras instancias que ahora tenemos que recuperar. Es bueno para nosotros estar en los centros de decisión, y también para el empresario español es bueno contar con el apoyo de la patronal vasca. Tenemos una experiencia de organización empresarial interesante, también de diálogo social y una proximidad a los problemas de la pequeña y mediana empresa. Inhibición ¿Considera entonces que un secuestro es una tortura física y psicológica? -Creo que es una tortura física y moral indescriptible. Lo que ocurre es que no nos hemos parado- a pensar. Los únicos que saben exactamente lo que es eso son quienes lo han sufrido y sus propias familias. El resto de la sociedad parece que se está inhibiendo, y luego nos alegramos de que se haya resuelto felizmente. Pues bien, no creo que haya ningún secuestro que se resuelva felizmente, porque siempre queda la secuela de una experiencia impresionante. ¿Y por qué los empresarios ofrecen esa imagen de excesivamente individualistas? -Cuando hay un secuestro la duda que te llega es qué hacer para favorecer y qué no hacer para no perjudicar y, al final, desgraciadamente se quedan el secuestrado y su familia solos. Nosotros no hemos dicho todo lo que nos gustaría en estos casos por respeto a la táctica que siga cada uno en su caso. Hemos adaptado nuestras actuaciones a la estrategia marcada por la familia, que yo respeto, pese a que a veces los medios de co- AGENTE DE LA PROPIEDAD INMOBILIARIA YA TENEMOS LOS TEXTOS Por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo BOE 20- 6- 87) han sido convocadas pruebas para obtención del Título profesional de AGENTE DE LA PROPIEDAD INMOBILIARIA e incorporación a los COLEGIOS OFICIALES (en todas las provincias) Profesión libre e independiente de INMENSAS POSIBILIDADES (compatible con cualquier otra actividad) Ambos sexos, desde 18 años (sin límite) Título universitario, diplomado (tres cursos) ingenieros técnicos, magisterio, etcétera. Instancias hasta 27 julio 1987. Ya tenemos la primera entrega de textos. Para informes, diríjase a: CENTRO DE ESTUDIOS ADAMS Sagasta, 23. 28004- MADRID Velázquez, 24 Teléfonos (91) 445 93 35- 275 50 04