Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 21- 7- 87 ABC ABC 57 E ha tratado en estos días, en sesiones organizadas por el Consejo General de la Abogacía, en voz alta y con toda la importancia que el tema merece, de las garantías jurídicas del contribuyente, con la positiva asistencia y participación de significados representantes de la Administración. Y el diálogo de presente y de futuro ha quedado abierto, porque a un sistema fiscal más justo sólo podrá llegarse entre todos y con la opinión de todos. Y se ha anunciado también una próxima reforma de la Ley General Tributaria, que, en definitiva, es la destinada- como ahora sucede- a establecer los principios básicos en materia de inspecciones, infracciones y sanciones, y recursos, para que aquellas garantías del contribuyente se respeten en el marco constitucional del Estado de Derecho por el que tos españoles apostamos democráticamente. De todas estas garantías a que genéricamente acabo de aludir, hay una, sin embargo, que especialmente me preocupa, ya no tanto por lo que significa para la defensa del contribuyente, como porque su no respeto ha subsistido tras la reforma de abril de 1985 y porque podría seguir condicionada tras la reforma que se proyecta. Me estoy refiriendo al derecho irrenunciable del contribuyente a la disconformidad, a no aceptar las propuestas de la Inspección y a recurrir en su defensa, que, si bien está plenamente reconocido en la normativa vigente, no puede ejercitarse libremente, al llevar aparejada la conformidad una mayor sanción que la disconformidad. Antes de la reforma de 1985 era el artículo 88.1 de la Ley General Tributaria el que marcaba la grave discriminación entre contribuyentes conformes s EL DERECHO DEL CONTRIBUYENTE A LA DISCONFORMIDAD todas l a s p e r s o n a s tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y Tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos Pero, a la Por Emilio SALCEDO luz de algunos últimos y disconformes, con la reducción de la pronunciamientos del Tribunal Constitucional, sanción á su mitad para los primeros; ya todos estábamos equivocados en la crítica, y ahora es el 82, h) el que, desarrollado re- en este error también he participado, porque glamentariamente, instrumenta- igualmente no se trata de una mayor sanción del disconpara los c o n f o r m e s- una merma en la forme por el hecho de serlo, sino de una resanción de cincuenta puntos porcentuales, ducción a aplicar al contribuyente conforme. con el límite de las cuantías señaladas El derecho constitucional a la tutela de jueces como mínimas. Han cambiado, pues, los y Tribunales no se lesiona, pues por los refetérminos, pero el derecho a la disconformi- ridos preceptos de la Ley General Tributaria, desde el momento que se halla claramente dad sigue recortado. El tema ha sido cumplidamente tratado por definido el procedimiento de impugnación de la doctrina y criticado de forma unánime, de- las actas ante la Inspección y el posterior acnunciando, a partir de la Constitución, la in- ceso a la vía económco- administrativa, como fracción de su artículo 24.1, según el cual previa a la contenciosa. Ello no significa, sin embargo, que no se vean afectados otros preceptos de la Constitución, porque la infracción que resulta evidente tras la última doctrina El profesor Fuentes Quintana acaba de enmendarle la plana constitucional es la del principo al poeta. Ha dicho, más o menos: Españolito que vienes al de igualdad, por la discriminamundo, te guarde Dios. Pero a continuación ha añadido que lo ción de que es objeto el contrique le va a helar el corazón no son las dos Españas machadiabuyente disconforme en términos nas, sino una deuda de 393.830 pesetas. La dura prosa de los comparativos con el que presta números demuestra que el total de deuda pública, que debe ansu conformidad. dar por los quince billones de pesetas, dividido por los cuarenta Es contraria, pues, al principio millones de españoles que, más o menos, poblábamos la piel de igualdad la exigencia de rede toro al comenzar 1987 se traduce en esos casi ochenta mil nuncia a interponer r e c u r s o duros de deuda per capita que hielan el bolsillo del hispánico como condición necesaria para contribuyente. Esta deuda- dice el profesor- que se transmiobtener o acceder a una situate a las generaciones sucesivas, establece un máximo histórico ción beneficiosa. Y por tal razón, y demuestra la existencia de una nueva era de la deuda pública el Tribuntal Constitucional declaen España. Dos tercios del bache entre ingresos y gastos son, ró inconstitucional el artículo 17 en efecto, estructurales y permanentes con lo que, aunque Esdel Reglamento de Vivienda de paña crezca a una tasa media del 3 por 100, seguirá existiendo Protección Oficial, de 24- 7- 1964, un fuerte déficit: del orden del 5- 6 por 100 del PIB, frente al 3- 4 en cuanto condicionaba la adjupor 100 de los demás países europeos. La reducción de los dos dicación de parcelas a los proúltimos años no pasa de ser un efecto óptico distorsionador porpietarios expropiados a su reque se ha logrado mediante un incremento muy notable de la nuncia a formular reclamaciones. presión fiscal. La deuda por cabeza va camino de convertirse Extrapolar esta doctrina al ámen perpetua. Algo así como un peaje por el derecho de nabito tributario no resulta en modo alguno forzado. Y cabe esperar cer Luis Ignacio PARADA que el Tribunal Constitucional así lo reconozca. Tirando a dar DEUDA PER CAPÍTA Panorama internacional Situación monetaria imprecisa Ayer de madrugada en Extremo Oriente, y por la mañana en Europa, parecía que el dólar iba a continuar en su alcista tendencia del viernes, llegando a tocar altos de 153,50 yenes y 186,50 marcos (el cierre de Madrid a mediodía fue de 137,50 pesetas) Luego, en el interbancario de Nueva York experimentaba la divisa norteamericana un regular declive que la ponía por bajo de sus cierres del viernes, si bien continuaba en las zonas altas de su actual banda de fluctuaciones. No había ninguna noticia que justificara esa discreta reacción a la baja, debida tan sólo al permenente temor a una frenadora intervención de los Bancos centrales. Frente al yen era como la negativa reacción se hacía sentir menos, puesto que la moneda japonesa sigue afectada por la tensión político- bélica en el golfo Pérsico, con su directa secuela: el fir- me tono de fes crudos, para los que a corto plazo algunos observadores no descartan la línea de 25 dólares por barril. La opinión dólar alcista sigue haciéndose notar- decía un experto británico- pero con techos que no rebasan los 1,87 marcos y 155 yenes, con mayor probabilidad para su corrección. Algunos observadores aluden a que los mercados monetarios muéstranse cautelosos ante el testimonio del todavía jefe de la Reserva Federal, Paul Volcker, en el Congreso y ante la exposición de Paul Greenspan en las Cámaras legislativas antes de su confirmación en el puesto. La tónica indefinida con que comenzaba la semana el dólar tenía su reflejo en la claudicante de los valores del tesoro a renta fija, que se veían afectados por la impronta inflacionaria de los crudos y su firmeza. El bono básico de treinta años al 4 3 por 100 abría en 101 0 2, después de haber cerrado el viernes a 102 V 32. Excepción alcista eran los certificados t- bills a seis meses, debido a que el tesoro ha tenido que posponer la subasta consuetudinaria semanal de dichos valores a causa de que, llegado a su límite el volumen de la deuda pública, continúa en el Senado la discusión de la ley que permite elevar el techo. Este es problema que surge periódicamente para resolver siempre a satisfacción, puesto que no se puede imaginar en suspensión de pagos. La Administración del país financieramente, y en todos los sentidos, más poderoso del mundo. Jaime JEREZ