Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 54- TRIBUNA ABIERTA MARTES 21- 7- 87 fera, un pino, al que ha sustituido, a veces, expulsándolo. Esto se explica fácilecologismo ataca perPor José María RUBIO MAZON sistente y acerbadaPresidente de la Asociación de Ingenieros de Montes mente. La Naturaleza empezó a construir mente a la forma en que se ha realizado en España la repoblación cuanto a la influencia de las especies más con liqúenes sobre las rocas y con hierbas forestal? La verdad es que casi hemos perdi- denigradas pino radiata y eucalipto, la anuales en sus grietas. Más tarde con matodo la cuenta, pero, sin lugar a dudas, esa suma de las superficies con ellas repobladas, rrales, luego con gimnospermas (pinos, para etapa dura ya bastante más de un decenio. e incendiadas, suponen el 1,7 por 100 de la entendernos mejor) Finalmente con frondoNuestros informes nos dicen que algunas superficie total incendiada en los últimos tre- sas (robles, encinas, hayas) Todo ello muy relacionado, aunque no estrictamente, con la de sus ideas, ampliamente difundidas por ce años. Prensa, radio y televisión, sin ser contradiNo hay, pues, base estadística para- impu- calidad de los suelos que se iban consiguienchas, pueden estar haciendo un grave daño tar a las repoblaciones artificiales de ICONA do. Pues bien, si la Naturaleza construyó al país. Y la verdad es que los técnicos fores- el enorme incremento de los incendios forescon gimnospermas (con pinos) hay que utilitales apenas han respondido a estos ataques tales en los últimos años. y, desde luego, no lo hemos hecho colectivaNo es nuestra intención entablar una polé- zar las gimnospermas, los pinos, para remente. Ahora, y ante el cariz de la situación, mica pública sobre problema tan complejo y construir, utilizando aquellos que están, aún, o hemos pensado que no podemos seguir ca- delicado como el de la repoblación forestal. que estuvieron en otro tiempo, en la estación. llados, sin incurrir en responsabilidad, ya que Una discusión así pudiera empujar a actua- Ó semejantes a ellos. Son como emigrantes siendo depositarios de una técnica y de una ciones extremistas que ayudasen a explicar que vuelven a su tierra Son, sencillamenexperiencia que forman parte del acervo cul- el incremento de los incendios forestales. No te, autóctonos. Su utilización depende de la tural del país no tenemos derecho a consentir es información secreta, sino periodística, la degradación de los suelos a restaurar. que esa técnica se desacredite ni, menos de creación de comandos incendiarios Así pues, lo malo no es repoblar con pino, aún, que se pierda (y que se pierdan años y como medio de protesta supuestamente eco- lo malo es que la degradación de los suelos bosques) por un exceso de tolerancia. lógica. Por eso, y no en vano, hemos callado obligue a que no se pueda repoblar más que Los que el pasado verano pudieron ver el tanto tiempo, pero resulta ya inaplazable in- con pino. Incluso hay ya grandes extensiones Informe semanal dedicado a repobla- tentar el descrédito de la base seudocientífica en las que lo único que puede hacerse es ción contemplaron un exponente de lo que de tal campaña para, al menos, restar moti- restaurar el matorral. Ni siquiera la repoblaes un informe absolutamente sectario. Todos vación a ese aberrante modo de protestar, ción con pino es ya posible. Tanto es así que podríamos decir, con basestaban en contra de la repoblación efectua- porque muchas veces acciones como esas da. No apareció ni un solo técnico forestal, ni resultan ser meras consecuencias lógicas de tante aproximación, que el 85 por 100 de las siquiera un guarda forestal, que pusiera, al falsedades que, repetidas mil veces, se han repoblaciones realizadas con pinos son casi técnicamente obligadas. El ámbito propio de menos, contrapunto a lo que se decía. Sólo convertido en verdad vimos, durante pocos segundos, al ex director De hecho, ya hay falsedades que casi se las decisiones políticas está, más bien, en el de ICONA, del que recogieron poco más que aceptan como verdad Por ejemplo: Es 15 por 100 restante, que se corresponde, la frase de que ICONA había cometido erro- malo repoblar con pinos. Una política que más o menos, con las repoblaciones de pino res Con lo que no sólo no se contrarrestaba haga esto es criticable. Hay que repoblar con radiata y o eucalipto que, en buena parte, se han realizado sobre suelos de mejor calidad. nada, sino que, por el contrario, se abundaba especies autóctonas. en el planteamiento general del programa. Pues bien, si criticable fuese una política Pero, precisamente por ser políticas, estas ¡Pues claro que en ICONA se han cometi: que ha repoblado con pinos en España unos- decisiones serán siempre discutibles desde do errores! Como en cualquier obra humana. dos millones y medio de hectáreas, criticable perspectiva opuesta. Aun así, antes de atacar como se está ha ¡Ay de aquellos que no tienen una obra que sería la política de la propia Naturaleza exhibir en el Museo de los Fracasos! Sólo los que ha cubierto al territorio español con, tam- ciendo a las repoblaciones con pino radiata o que no hacen nada no cometen errores, esos bién, unos dos millones y medio de hectáreas eucalipto, habría que desvirtuar el trabajo de pinares naturales. Sería interesante una que, financiado por una sociedad de estudios no se equivocan nunca. Nos presentaron en dicho programa las crítica de ese cierto ecologismo a esa políti- vasca, se ha realizado sobre el pino radiata, opiniones de especialistas Ni uno solo en ca natural La Naturaleza, a la que laudable- o los estudios realizados por el Centro de Inrepoblación. ¿Por qué no sacaron a cualquie- mente defienden, ¿tendría también que cam- vestigación de Lourizán sobre el eucalipto en el noroeste de España o la tesis doctoral de ra de los eminentes botánicos forestales, que biar su política También habría que observar que si esos una licenciada en Ciencias Químicas sobre el también los tenemos, quienes, además de pinares de siete especies diferentes son natu- eucalipto en el suroeste, tesis leída hace pobotánica, saben de montes? Y, sobre todo, de ese programa sobre in- rales, ¿cómo pueden excluirse los pinos que cos meses en la Universidad Autónoma de Madrid. cendios forestales ¿salió alguna condena, al- los forman de las especies autóctonas? En todos esos estudios se viene a demosPuede decirse, en general, que en cualguna invectiva al menos, que ayudara a desacreditar a los incendiarios de los montes? quier punto de la geografía española donde trar la falta de fundamento científico de tan Nada parecido, a ello. El culpable de los in- hoy exista una frondosa hubo antes una coní- desmedidos ataques. Por todo lo dicho, incluso esas repoblaciones de pino radiata y eucendios era ICONA por repoblar con pino y calipto, no por ser discutibles, han de ser ineucalipto. cendiadas. Esto sería aberrante. La argumentación es, en principio, bien Deseamos en esta línea, pues, que los dirisencilla: los pinos arden más fácilmente que gentes de ese ecologismo comprendan la las frondosas. Repueblan con pinos, luego no responsabilidad que creemos tienen en lo es de extrañar el incremento de los incendios que ocurre, y que si, a pesar de nuestras reforestales en los últimos años. sumidas razones, piensan que tienen razón, Pero esto es una falacia que se desacredila defiendan de otra forma que no pueda hata con unas sencillas cifras. En el quinquenio Zapiatós- v. 4; 95 fti cer daño. En especial en el ámbito científico, 30- 84 los incendios forestales han afectado a i lb ¿rriocés: 5.950! mediante estudios e investigaciones contras 998.179 hectáreas en total. De las estadístitables; para ello ofrecemos toda la colaboracas de incendios de ICONA se deduce que, ción que como colectivo podamos prestar. como máximo, las repoblaciones incendiadas Y finalmente declaramos con toda sinceride ICONA suponen 126.576 hectáreas; es dad que no nos mueven, al redactar, este esdecir, el 12,7 por 100 del total. Por mucho crito, otras motivaciones que la defensa de que ardan los pinos repoblados, es difícil exCONFIEMOS SU REFORMA! los montes de nuestro país, tan desamparaplicar, con este modesto porcentaje, la su FINANCIACIÓN A MEDIDA DE SUS dos y desolados, y el propiciar el descrédito POSIBILIDADES puestamente desastrosa influencia de las reLlámenos: A D Y S. A Teléfono 422 0 ¡del incendio forestal como protesta ecológica. poblaciones artificiales en los incendios. Y en ¿CHSREPOBLACIÓN FORESTAL YCIERTO ECOLOGISMO