Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 21- 7- 87- RELIGIÓN póg 43 El arzobispo de Hue, en Vietnam, se enfrenta con el régimen comunista Dos religiosos jesuítas llevan ocho años en la cárcel Madrid. S. R. Wguyen Kim Dien, arzobispo de Hue, ha dirigido una carta a las más altas autoridades de su país y otra a Juan Pablo II. Mientras en esta última asegura al jefe de la Iglesia su fidelidad, en la primera critica a los marxistas la persecución de que es objeto la Iglesia. Una prueba de esta situación es el encarcelamiento que desde 1979 sufren dos de los superiores jesuítas en Vietnam, mientras que otros religiosso han sido expulsados. Será para mí un gran honor el ser objeto de medidas coercitivas, que sufriré a causa de la fe cristiana y de los derechos humanos ha escrito recientemente monseñor Wguyen Kim Dien, arzobispo de Hue, en Vietnam, a las autoridades de su país. Desde hace años, el prelado no cesa de denunciar los atentados de los comunistas contra la libertad religiosa y los derechos humanos. A la vez no ha dejado de recordar a los católicos sus deberes como ciudadanos para contribuir a la reconstrucción de la nación. Esta actitud de monseñor Wguyen Kim dio comienzo con motivo de una peregrinación mariana que contaba con una gran tradición en Vietnam y que fue prohibida por el régimen. Siguió luego, en 1983, la creación del Comité de la Unión de los Católicos Patriotas, instituto calcado del modelo chino y que no reconoce la primacía del Papa. Debido a su continua lucha, el arzobispo ha sido detenido en numerosas ocasiones y sometido a varios interrogatorios, encubiertos con el eufemismo de sesiones de trabajo Dos religiosas que le ayudan y su secretario han sido arrestados, aunque posteriormente fueron puestos en libertad. Las hermanas fueron interrogadas acerca de la correspondencia del arzobispo. También se ha sabido, a través de la Oficina de Prensa de los Jesuítas, que dos religiosos de esa Orden están encarcelados en Vietnam desde 1979. Uno de ellos, el padre Nguyen Cong Doan, superior regional, está sometido a trabajos forzosos. Otros dos, el padre Co Tan Hung y el estudiante Pham Thanh Liem, fueron detenidos en 1984 y 1985, respectivamente, y continúan encarcelados. De las siete comunidades que los jesuítas tenían en Vietnam antes de la reunificación del país, todas han sido confiscadas por el Gobierno. En este momento funcionan tres pequeñas comunidades en dos parroquias y en una casa de reducidas dimensiones donde tiene la sede el superiorato regional. El número de jesuítas que todavía viven en Vietnam es de treinta y nueve, aunque muchos de ellos han sido obligados a vivir con sus familias como si fueran laicos y son vigilados para que no ejerzan las funciones sacerdotales. Toledo: Diecinueve religiosos franciscanos hacia los altares Toledo. Luis Moreno Nieto Bajo la presidencia del cardenal primado, don Marcelo González Martín, se ha constituid do el tribunal eclesiástico encargado del proceso de declaración de martirio de diecinueve religiosos franciscanos de la diócesis de Toledo sacrificados durante la guerra civil española. La causa se inició en el año 1966, se paralizó posteriormente y ahora se ha reactivado con el propósito de que las diligencias terminen en diciembre de este año. Integran el tribunal siete sacerdotes de la- curia y del seminario de Toledo y actúa como vicepostulador de la causa el padre José Prieto del Pozo, hermano del padre Benigno Prieto, uno de los religiosos martirizados. Diecisiete de estos religiosos integraban en 1936 la comunidad del convento- seminario de Consuegra (Toledo) y murieron con el superior, padre Víctor Cnumillas Fernández. El día 11 de agosto de aquel año fueron encarcelados en la iglesia de Santa Mana de Consuegra, de donde fueron sacados en la madrugada del día 16 del mismo mes con las manos atadas a la espalda y conducidos en un camión per la carretera de Ciudad Real hasta el paraje denominado Boca de Blandillo del término municipal de Fuente del Fresno. Se dio la circunstancia de que los milicianos que les conducían dijeron a uno de los frailes llamado Domingo Alonso que se bajase del camión porque no estaba en la lista a lo que él repuso: Domingo Alonso no se baja; Domingo Alonso irá donde vayan sus hermanos El piquete de fusilamiento estaba integrado por treinta y nueve milicianos. Instantes antes de morir, el padre Chumillas Fernández pidió como última gracia que les soltasen las manos porque querían morir en cruz como Jesucristo, petición que les fue denegada. Un seminarista llamado Saturnino del Pozo gritó al morir: ¡Perdónalos, señor, porque no saben lo que hacen! Los otros dos sacerdotes franciscanos martirizados fueron el padre Félix Gómez- Pinto, misionero en Filipinas que se encontraba en Pastrana, y el padre Perfecto Carrascosa, residente en Madrid y que estaba en Villacañas, su pueblo natal. Filipinas: Los obispos quieren una reforma agraria radical Manila. Afp La Conferencia Episcopal de Filipinas ha solicitado al Gobierno de la nación presidido por Corazón Aquino que lleve a cabo una reforma agraria radical. Los obispos argumentan su petición afirmando que, de lo contrario, la mala repartición de las tierras se convertiría en una causa de división pues muchos de los cincuenta y seis millones de habitantes viven del trabajo en el campo y no son propietarios de sus terrenos. La demanda del Episcopado se ha efectuado a través de una carta pastoral que ha sido leída en todas las iglesias del país. En ella los prelados también piden que la reforma sea real y no sólo teórica. Solicitan al Gobierno que las nacionalizaciones sean justamente compensadas y no creen que el camino sea el de las confiscaciones abusivas que generarían rencores por parte de los perjudicados.