Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 42- SANIDAD -MARTES 21- 7- 87 Nuevo trasplante de corazón y pulmón en la Clínica Universitaria de Navarra María Elena, de nueve meses, también evoluciona favorablemente Pamplona. Juan Delgado El equipo de Cirugía Cardiovascular de la Clínica Universitaria de Navarra ha realizado un trasplante de corazón y pulmón a un madrileño de cincuenta y un años, cuya identidad no ha sido revelada por deseo expreso de sus familiares. La vida de este hombre se hubiera apagado en breve, según los médicos, si no se hubiese encontrado al donante adecuado. Desde 1982 padecía una cardiopatía dilatada, agravada sensiblemente en los últimos meses. El pasado mes de junio fue ingresado en la Residencia Sanitaria La Paz, de Madrid, donde se sometió a un cateterismo cardiaco que confirmó el diagnóstico de una micardiopatía dilatada en fase terminal, con hipertensión pulmonar irreversible, cuya única solución era el trasplante de corazón y pulmón. Tras comunicárselo a sus familiares, la doctora Coma Caneila, del Servicio de Coronaria de la Residencia de la Seguridad Social, se puso en contacto con el doctor Arcas, de la Clínica Universitaria de Navarra, centro al que fue trasladado el 27 de junio pasado. Desde entonces y hasta que se ha realizado el trasplante ha permanecido en la Unidad de Coronaria, donde hubo que administrarle medicación inotrópica a dosis máximas con el fin de vitalizar el corazón. Durante su estancia ha atravesado momentos muy críticos. Afortunadamente, el donante llegó a tiempo. Se trata de un hombre fallecido como consecuencia de un accidente de tráfico en el hospital de Navarra el pasado sábado. Tras comprobar que presentaba todas las condiciones requeridas (entre ellas el tener el mismo peso y perímetro torácico que el receptor) se puso en marcha el doble trasplante. La operación, que duró cinco horas, desde las diez y cuarto de la mañana del domingo hasta las tres y media de la tarde, se desarrolló satisfactoriamente. En éstos momentos el paciente madrileño permanece en la UCI de la Clínica Universitaria de Navarra y su evolución es favorable. Según el último parte médico, sus constantes vitales y hemodinámicas son normales, así como la analítica que se le ha realizado. Su función cardiopulmonar es correcta y permanece consciente y desentubado. Este es el segundo trasplante de corazón y pulmón que se realiza en nuestro país. El primero fue practicado en octubre del año pasado, en este mismo centro hospitalario, a una niña de trece años, Almüdena Gálvez, que falleció posteriormente. bebé de un mes menor de edad que la receptora, aunque de dos kilos más de peso, que había fallecido en el hospital General Gregorio Marañón, de Madrid como consecuencia de una hemorragia cerebral. Los padres de la pequeña trasplantada no han mantenido hasta el momento contactos; con los del antiguo poseedor del nuevo corazón de su hija. No tengo palabras para agradecerlo apunta la madre con una voz emocionada. Es triste- lamenta el padre- que para que mi niña se haya podido salvar haya tenido que morir ese niño. Desde luego- concluye- es un gesto muy humanitario de los padres. En los días previos al trasplante la angustia aumentó en el matrimonio. La niña empeoraba notablemente y el órgano imprescindible no llegaba. El sábado anterior- comentan los padres- estaba muy apagada, ya que no se reía con las enfermeras como antes. Con respecto al jueves, que eraría última vez que la habíamos visto, había pegado un fuerte bajón. El equipo de la Clínica Universitaria de Navarra, que dirige el doctor Ramón Arcas, ha realizado ya 21 trasplantes de corazón y 2 de pulmón y corazón cuando el receptor es de corta edad la complejidad es aún mayor. Con este tipo de pacientes hay más facilidad de que se produzcan complicaciones pulmonares, ya que los bronquios son muy pequeños. Además, en el caso de Elena se corre el riesgo de una infección en este órgano, pues padecía antes de la operación un preedema agudo (congestión venosa) Escasez de corazones El jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular de la Clínica Universitaria clasifica las dificultades que presentan los trasplantes en lactantes en dos tipos. El primer grupo, que denomina logístico se refiere a la escasez de corazones, cuyos donantes han de ser obligadamente de edad, peso y perímetro similar. En el caso de enfermos adultos puede haber una diferencia de edad importante. Concretamente, Ramón Arcas recuerda que recientemente su equipo trasplantó a una niña de cinco años un corazón de un joven de trece. Conseguir donantes es difícil y de eso eran conscientes los padres, quienes apuntan que ha sido un milagro que apareciese el corazón adecuado Al mismo tiempo, Arcas señala dificultades técnicas, como que la extracción y la implantación del corazón son más complicadas, pues las suturas son más pequeñas. Sorprendente evolución Desde que su madre le detectara los primeros síntomas de esta enfermedad, la pequeña se fatigaba mucho al comer y se cansaba con sólo moverse. Ahora el panorama ha cambiado radicalmente. En palabras de un médico, tiene un hambre feroz y duerme como un angelito Apenas llora cuando desde la UCI reconoce a sus padres a través del cristal. Al contrario, reacciona con una sonrisa y cuando oye la voz de papá o mamá que hablan por un telefonillo mira con curiosidad a uno y otro lado de la habitación en busca de los interlocutores. La evolución de Elena ha sido muy satisfactoria. Sus constantes hemodinámicas y los análisis que se le han practicado son normales. Tanto la frecuencia cardiaca como la presión arterial y la función venal son muy buenas. Desde hace más de una semana ingiere alimentos líquidos, concretamente biberones de ochenta centímetros cúbicos, que aprovechan los facultativos para administrarle la medicación adecuada. Lo que más llama la atención es la vitalidad de la pequeña, que antes de la operación estaba absolutamente inmóvil y en una situación precaria Los padres sabían claramente que la única forma de que la pequeña siguiese viviendo era el trasplante cardiaco, pero también conocían muy bien los riesgos que iba a correr Elena en este tipo de intervenciones, que los médicos califican de delicadas Si de por sí un trasplante de corazón es complicado, Alto riesgo de rechazo Otro problema que presentan los trasplantes en lactantes es el control del rechazo porque es imposible técnicamente practicar biopsias cardiacas, por lo que se ha de realizar mediante monotorización inmunológica, medicina nuclear y neocardiogramas Doppler. Pero la principal incógnita que tienen planteado los cardiocirujanos es la de qué va a pasar con el crecimiento de los lactantes trasplantados, pues apenas hay experiencia, ya que son muy pocos los casos habidos hasta la fecha. De todas formas, los doctores Arcas y Herreros consideran que no habrá. ningún problema, entre otras razones porque se le va a administrar pocos corticoides Lo incierto del futuro puede hacer pensar que el trasplante ha sido imprudente y demasiado arriesgado. Sin embargo, Ramón Arcas insiste en que si no se hubiese practicado, la vida de la niña acabaría apagándose en breve. Los padres de Elena conocían los riesgos antes de dar su visto bueno a que se llevase a cabo la implantación. Además- concluye Arcas- no tenemos que preocuparnos demasiado por el futuro, sino por el presente, y si existen medios humanos y técnicos de prolongar la vida, hay que ponerlos en práctica. La trasplantada más joven de España Por otra parte, la niña zaragozana de nueve meses de edad María Elena Martínez Fernández, que desde el pasado domingo 12 de julio es la trasplantada de corazón más joven de España, evoluciona satisfactoriamente y de seguir así en una semana abandonará la UCI. Según explicaron a ABC Miguel Ángel y María Elena, los padres de la bebé, han pasado momentos de verdadera angustia desde que hace siete meses se le diagnosticara a la pequeña una microcardiopatía dilatada familiar en fase terminal. El donante en este caso fue también un