Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 21- 7- 87 CULTURA A B C 37 Oreja: Hay que volver a las bases morales y filosóficas que sostienen nuestro mundo Abiertos los cursos de la Universidad Internacional del Mediterráneo Ibiza. Pedro Corral, enviado especial Bajo la presidencia del comisario europeo Abel Matutes, ayer se celebró la solemne apertura de la Universidad Internacional del Mediterráneo, en Ibiza, de la Fundación Cánovas del Castillo. Marcelino Oreja, secretario general del Consejo de Europa, impartió la lección inaugural con un análisis de los retos de la construcción del viejo continente, en el que subrayó la necesidad de potenciar los principios de libertad y solidaridad. Marcelino Oreja, en una densa y rica intervención que fue largamente aplaudida, presentó los retos que se le plantean a la Europa del futuro en sus proyectos de unificación política, económica y militar. A pesar de esos retos y en contra de la actual fiebre del europesimismo, el secretario general del Consejo de Europa ofreció una visión optimista y esperanzadora del porvenir de las democracias del continente. Tras un repaso a la formación del ideal europeísta- que es el fruto de los horrores de la guerra -y a los objetivos de las tres organizaciones en que se ha encarnado ese ideal (Comunidad Europea, Alianza Atlántica y Consejo de Europa) Marcelino Oreja expuso la actual situación europea después de la crisis de 1970. Tras una profunda crisis económica y social, el desafío al que nos enfrentamos los europeos es lograr una economía estable, dinámica y creadora de empleos. Diez años de crisis han mostrado la ineficiencia de planteamientos puramente nacionales. La crisis es internacional y por ello las soluciones deben concertarse en el plano internacional dijo Marcelino Oreja en relación a los problemas económicos. Oreja apostó por los beneficios del Acta Única Europea. -Respecto al problema de la seguridad europea, el diplomático español señaló que la opción doble cero (desaparición de las armas nucleares intermedias, de largo y corto alcances) debe ir aparejada de una clara definición de los objetivos occidentales sin dejar de lado los sólidos lazos establecidos entre Europa y los Estados Unidos en materia de defensa. En tercer lugar, analizó el problema de las sociedades europeas, que ocuparon la mayor parte de su exposición; problemas a los que intenta buscar el organismo que el propio Oreja dirige. La cohesión social- d i j o- se está deteriorando progresivamente en el seno de nuestras comunidades nacionales. Nuestro tejido social, tan homogéneo aparentemente, se está dividiendo, descomponiendo en un puzzle de microsociedades que se oponen o, peor, que se ignoran unas a otras. Lo que se ha llamado la sociedad dual está tomando carta de naturaleza en muchos Estados europeos, dividiendo la sociedad entre los que tienen un puesto de trabajo y los que carecen de él y no tienen ninguna expectativa de lograrlo. La vuelta a la cohesión social, para Marcelino Oreja, supone la búsqueda de un equilibrio entre la libertad política y social de cada individuo y la solidaridad para preservar la igualdad de oportunidades y corregir las injusticias Para que los principios de libertad y solidaridad no queden en buenas intenciones, Marcelino Oreja considera necesario volver a las bases filosóficas y morales que constituyen el sustrato de nuestras sociedades. La igualdad a cualquier precio provoca la nivelación y no fomenta la iniciativa y el espíritu de empresa Estas bases para reafirmar su papel deben encontrar, según Oreja, vínculos activos en los grupos intermedios, entre la sociedad y el Estado, y, principalmente, en la familia, como célula básica de las sociedades frente a los que partiendo de ideologías supuestamente liberadoras quieren hacer de la familia una institución alienante y retrógrada El desempleo, a juicio de Marcelino Oreja, supone el mayor de los retos del futuro europeo. Diecinueve millones de personas, recordó, padecen esta situación en los países de la OCDE. Citó a Raymond Barre: El paro es hoy en día un fenómeno de sociedad mucho más que un fenómeno económico. Junto a este drama, y como síntoma también del rechazo y la disgregación social, Marcelino Oreja habló de las toxicomanías, que en los países del Consejo de Europa alcanzan estadísticamente a seiscientas mil personas, solamente en cuanto a las drogas que se inyectan vía intravenosa. Frente a la utopía que preconiza la venta libre de drogas para todo el mundo, debemos reafirmar nuestra oposición a la banaHzación de la toxicomanía. Debemos adoptar una política realista consistente en combatir por igual la oferta y la demanda de estupefacientes afirmó Oreja, para quien no valen como remedios las operaciones espectaculares ante la falta de una política legislativa decidida a erradicar el problema y la carencia de una acción eficaz El terrorismo apunta en Europa a un único objetivo: la desestabilización de las sociedades de derecho y de los regímenes democráticos que posibilite el tratamiento médico y la reinserción social del drogadicto. Asimismo trató de la violencia en nuestras sociedades, especialmente de la urbana, que no es, según sus palabras, algo nuevo, porque lo nuevo es su gravedad e intensidad En el mismo sentido habló de la plaga del terrorismo. El terrorismo- d i j o- apunta en Europa a un solo y único objetivo: la desestabilización de las sociedades de derecho y de los regímenes democráticos. Los terroristas usan y abusan de las libertades democráticas con la finalidad de abolirías Oreja señaló que para la erradicación de esta lacra el respeto a las libertades individuales, y políticas deben ser las referencias indispensables pero puntualizó que democracia y respeto de los derechos humanos no significan debiiidad ni laxismo Igualmente, abogó por la continuación del espíritu abierto de las sociedades europeas frente a los emigrantes de otros países, en contra del racismo, la xenofobia y la intolerancia. Junto a Marcelino Oreja presidió, el acto el comisario europeo Abel Matutes, quien después de la intervención del secretario general del Consejo de Europa, señaló que la libertad en general, y la económica en particular, es el mejor medio para la consecución de cualquier objetivo social Matutes afirmó que los muros y las murallas siempre, han producido privilegios injustificados e ineficacia; en definitiva, paro. Sólo en un contexto de libertad puede crecer la prosperidad También se encontraban presentes Cosme Vidal, presidente del Consejo Insular de Ibiza y Formentera, en cuya sede se celebró el acto y donde tendrán lugar los cuatro cursos de que consta la Universidad Internacional del Mediterráneo. El rector de ésta, Bartolomé Escandell, afirmó que la Universidad, que cumple su cuarta edición, ha llegado a la consagración definitiva de su estructura académica: lo que ya se conoce como el cuadrivium temático ibicenco El rector, que presentó los cursos, afirmó que los asuntos de que tratan habían sido elegidos por su relevancia, actualidad, pertinencia social, cultural y científica. También afirmó que el profesorado de esta Universidad no cede en prestigio a ninguno de los que forman parte de otras Universidades de verano españolas Tras el capítulo de agradecimientos, entre otros, a la Fundación Cánovas del Castillo, que organiza la Universidad; a la Fundación Abel Matutes, al Consejo Insular de Ibiza y Formentera y Ayuntamiento de Ibiza y Gobierno autónomo de las Baleares, Escandell pidió, como en otras ocasiones, que el castillo de Ibiza sea sede permanente de la Universidad, que en la actualidad no cuenta con edificios propios para alojamiento de alumnos y profesores para impartir los cursos. El conservador de la Alhambra, confirmado por el Patronato Granada. Inmaculada Vilardebó La Comisión permanente del Patronato de La Alhambra aprobó la continuidad al frente de la conservación del monumento del arquitecto José Corral. Para ello será necesario que la Consejería de Cultura y la Fundación Pública de la Universidad Complutense de Madrid alcancen un acuerdo que asegure la continuidad en Granada de José Corral, funcionario docente y profesor de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid. Según declaraciones del consejero de Cultura, Javier Torres Vela, existen hasta dos millones cuatrocientas cincuenta mil pesetas posibles para dicho contrato Aunque en la rueda de Prensa no se especificó detalladamente el tiempo exacto del mismo, se aludió a la conveniencia de prorrogarlo hasta seis meses, tiempo en el que parece prudente que se provea la plaza O, en todo caso, mientras duren los programas que aconsejan en estos momentos su contratación añadió Torres Vela.