Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 A B C INTERNACIONAL Horizonte: MARTES 21- 7- 87 UNA NUEVA REVOLUCIÓN PORTUGUESA Es muy probable que ni el propio Cavaco Silva se lo creyese cuando en el mes de mayo pasado dijo que las elecciones celebradas anteayer en Portugal iban a ser históricas e históricas las elecciones de este siglo Por primera vez desde 1974 un partido político portugués consigue una mayoría absoluta en la Asamblea de la República, y ese partido ha sido el Socialdemócrata que preside Cavaco Silva, y eso ocurre cuando el pueblo portugués estaba harto de elecciones (catorce desde 1974) Harto de la esterilidad y envejecimiento de los partidos políticos y harto de una clase política con los codos gastados y los tacones torcidos; ese pueblo, que tenía razones sobradas para quedarse el domingo en cama o en las terrazas de los cafés, ha dado, pues, una magistral lección de civismo y de conciencia política. Cavaco Silva tiene en sus manos la oportunidad de volver a Portugal como un calcetín, sacándola del sopor y la desesperanza en que se hallaba. Han sido en verdad unas elecciones históricas. Lo que se va a iniciar ahora en Portugal es una revolución neoliberal, como las que han cuajado o están cuajando en la mayoría de los países europeos, incluidos los socialistas. Los portugueses se han alineado con los británicos, los franceses, los alemanes de la República Federal y con el conservadurismo europeo gobernante y la meta es la modernización del país, instalarle al fin en la demanda y la promesa de este siglo. El pueblo portugués, en una palabra, le ha dado un decente entierro a la revolución de los claveles pero no la enterró en vida, sino después de haber hecho su recorrido histórico. Aquella entusiasta revolución servía para que los capitanes de abril derribasen una dictadura de origen militar qué duraba ya demasiados años y para encandilar al pueblo portugués con las libertades democráticas y para poner fin a las interminables guerras coloniales, pero inmediatamente después se incautaron de la revolución los ambiciosos de siempre, como el mismo Ótelo Saraivá de Carballo, los callosos políticos del; exilio, los oportunistas sin ilusiones, y entonces vinieron las luchas intestinas y muchas veces intestinales por el Poder, las rivalidades de los partidos políticos y de sus mandarines, y el país fue deslizándose lentamente hacia la mediocridad. Quizá esas elecciones de ayer fueron en más de un sentido la última oportunidad de recuperar a Portugal no a expensas de la democracia. La nueva revolución que ha saiido de las urnas es la misma que está sacando a Europa de las utopías marxistas y de los Gobiernos socialistas. Lo que trae Cavaco Silva en su cartera es un vasto programa de reprivatizaciones, de reformas fiscales, de reformas laborales, como el derecho de huelga, y de todo aquello, en fin, que venía frenando la expansión económica no en virtud de necesidades, sino de ideologías. Con todo esto, Cavaco Silva quiere resucitar el orgullo y el patriotismo de los portugueses. Un anticipo de lo que sería una victoria total en las urnas lo dio Cavaco Silva durante los diecisiete meses que gobernó minoritariamente, siempre a merced de una zancadilla, como la que, en efecto, le puso el ex presidente Eanes, cuyo Partido Renovador casi ha desaparecido del mapa. La vieja clase política portuguesa ha sido en realidad licenciada. Ha pasado su tiempo, su oportunidad. Los Eanes, los Cunxhal, tienen que jubilarse. Sólo en el palacio presidencial Mario Soares ha sobrevivido al agostamiento de los claveles de antaño. Manuel BLANCO TOBIO La ONU solicita el cese de las hostilidades entre Irán e Irak Nueva York. José María Carrascal El Consejo de Seguridad ha aprobado una resolución que pide el alto el fuego en el conflicto Irán- Irak, el intercambio de prisioneros, el retorno de ambos ejércitos a sus respectivas fronteras, el despacho de un emisario del secretario general de la ONU a la zona para negociar todos esos pasos y la posibilidad de una ayuda internacional en la reconstrucción de las áreas afectadas por la contienda. Por una vez, rusos, norteamericanos, chinos, franceses é ingleses están de acuerdo en algo, y el Consejo pasó la resolución por unanimidad, ya que tampoco entre los miembros no permanentes hubo quien se opusiera a ella. Lo malo es que uno de los dos que tienen la palabra definitiva dice que no. Irán viene exigiendo que se condene a Irak por agresión, al haber sido quien inició el conflicto. En otro caso, dice, rechazará la resolución. A lo que Irak responde que si se le condena, no la aceptará él, y tiene buenos amigos en el Consejo, Unión Soviética, Francia, para defenderle. Ha tratado de salvarse con un compromiso: Incluir en la resolución una frase en la que se lamenta el inicio del conflicto y su continuación La primera parte es un palmetazo a Irak, que lo inició, la segunda, un palmetazo a Irán, que lo mantiene. Pero es inaceptable para éste, así que hay que verlo todo como lo que es: Como un intento desesperado de la ONU de frenar la escalada del conflicto y, al mismo tiempo, de ponerse la venda antes de recibir la pedrada. Si, pese a sus esfuerzos, hay escalada, ella puede tener la conciencia tranquila. Y hay algo más. Esta resolución se planea como un primer paso para otra que seguirá con bastante más mordiente. En ella se dispondrá el embargo de armas a aquél de los dos países beligerantes que se haya negado a aceptar la primera. Y eso puede ya doler, pues podría dejarle sin. medios de continuar la lucha. Aunque tampoco hay que hacerse demasiadas ilusiones. Aquel conflicto viene manteniéndose demasiado tiempo, pese a la condena mundial, para que no se mantenga otros tantos años. Si hay dinero, y ambos contendientes lo tienen a consecuencia de sus ventas de petróleo, siempre encontrarán quien les facilite armas. Más que una desescalada en el golfo Pérsico, lo que tenemos que temer es una escalada. Tanto si estalla la crisis diplomática Francia- Irán, como con el inicio de la operación de escolta de petroleros de Kuwait a cargo de navios de guerra norteamericanos, que comenzará el miércoles. Para despejar el camino, kuwaitíes y norteamericanos han limpiado aquellas aguas de las minas que habían sembrado los iraníes. Si éstos lanzan sus lanchas rápidas o disparan sus misiles contra esos convoyes, puede ser el chispazo que traiga la entrada de los Estados Unidos en aquella guerra. Con unas Naciones Unidas que pueden decir a Irán: Yo hice lo que pude para evitarlo, y no me hiciste caso. De hecho, esta resolución es sólo la coartada de la comunidad internacional, que advierte al Gobierno de Jomeini: Si no aceptas mi mediación, allá te las arregles. El Consejo de Ministros de la CEE ofrece ayuda a Francia en su enfrentamiento a Irán Bruselas. Andrés Garrigó Los ministros de Asuntos Exteriores de la Comunidad Europea decidieron ayer prestar a Francia toda. la ayuda práctica y humanitaria posible para resolver el problema de la evacuación de su Embajada en Teherán y pidieron al régimen de Jomeini el respeto de la Convención de Viena, que rige estas cuestiones relativas al derecho internacional. Él presidetíte. del Consejo de Ministros de la CEE, el danés Ellemann Jensen, precisó que Francia había obtenido de sus socios comunitarios todo lo que había solicitado. Su demanda no incluía ni presiones ni expresiones de solidaridad política total. Modestamente, París se ha limitado a pedir auxilio para salir del avispero de su Embajada y apoyo para exigir el cumplimiento del derecho internacional en materia de Embajadas; El ministro español Francisco Fernandez Ordóñez, declaró por su parte, que está clara la solidaridad de la CEE para ayudar a Francia en todo lo posible en esta crisis Precisó además que desde el primer momento España ha ofrecido al Gobierno francés todo tipo de ayuda, al igual que los otros miembros de la Comunidad Europea, si bien sus relaciones con Irán asumen matices distintos Mientras los ministros discutían en Bruselas, en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se abordaba el tema capital de la resolución apoyada por las grandes potencias que debería poner fin a la guerra Irán- Irak. Ordóñez comentó que sus decisions se tomaron aquí antes de saber lo ocurrido en el foro de Nueva York. El tema tratado en Bruselas se circunscribía a la libre salida y acceso a la Embajada francesa.