Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 20- 7- 87 ABC, A B C 33 u otro tipo de sociedad, IVIMOS una proo pueda seguir confianfunda transfordo, a pesar de su camación de la rácter obsoleto, en el realidad bursátil. Rápiagente individual. La do incremento del voluconfianza del ahorrador men de negociación, fuertes oscilaciones de Por J. M. NUÑEZ- LAGOS es la que debe mandar. La ley ofrece nuelas cotizaciones, admisión de nuevas empre- La reforma de la Bolsa es un signo de expansión y prosperidad y su éxito se halla vinculado alvos cauces, pero no hay sas, abandono de las perfeccionamiento de las bases de la confianza del inversor, subraya Núñez- Lagos en éste ar- razón- n i mucho menos urgente- para ampliaciones masivas tículo. Para ello, propone que la transparencia del mercado no quede distorsionada por el funciocegar los actuales, si de. capital, despóíitiza- namiento de las sociedades de Bolsa. En las páginas siguientes encontrará el lector una segunda ción y monetarización entrega de la reforma bursátil, analizada precisamente desde el punto de vista del inversor hay inversores que los siguen prefiriendo. de los movimientos Además, el. agente individual no hace daño a cortos, operaciones toma de control, desarro- bursátil no es una simple compensación de nadie; si no está en condiciones de competir, llo y especialización de la intermediación bur- órdenes entre clientes distantes. Un mercado el propio mercado, que no tiene entrañas, io sátil, repercusiones inéditas de las suspensio- es una corriente, un flujo permanente de fonsepultará. nes de cotización, etcétera. Un nuevo pano- dos y mercancías- d e dinero y de títulos- El certamen y la competición profesional rama se está abriendo desde hace apenas que se mueve según precios. Y esos movimientos comerciales los realizan profesionaque la ley busca están en razón directa de tres años. les, generalmente con unos presupuestos heterogéneos Toda esta metamorfosis tiene su raíz en la la ayuda del crédito. y armónicos, precisamente porliberación de las fuerzas del mercado y la Los creadores y manteque es la que mejor se corresaplicación de sus criterios y métodos de fun- nedores de mercado ponde con la función única del cionamiento. Las palabras están acuñadas: existen desde que exismercado, igual para todos, y la globalización, desintermediación, desregula- te el mercado. Lo que múltiple variedad de inversionisción, intemacionalización, titularización, desti- puede suceder es que tas. Otra palabra mágica: profetulación, liberalización, ¡nformatización... Un tengan un reconocisionalidad. miento y estatuto, o nuevo concepto del espacio y del tiempo. que no lo tengan. La Diálogo empresanueva ley prefiere que lo tengan. Ganaría la accionista Concurrir y competir transparencia. El anteproyecto prevé un InstiLa ley de mercado invade a todos los comtuto del Mercado de Valores que ponentes del mercado, incluidos los agentes, coordine la política bursátil y suValores concretos y la ley del Mercado de Valores establece los pervise las Bolsas. También está procedimientos para que podemos concurrir y Para que los market inventado hace tiempo en todas competir, con mayores instrumentos y medios makérs no se transJ. M. Núñez- Lagos partes. A una desregulación, a en la prestación de los servicios profesionales formen en monstruos Agente de C. y Bolsa una desburocratización y autoa los ahorradores. Va a ofrecer la posibilidad que devoren la identirregulación de las instituciones de formar sociedades con otras personas o dad de la función y ortiene que corresponder un marco instituciones, abandonar el estado de officier ganización bursátiles legal y una autoridad indepenministeriel Y siguiendo lo, s pasos que ya se tienen que contratar por cuenta propia aque- dientes. En este sitio, al inversor particular le han dado en esta dirección asociativa, podrán llos valores para los que obtengan gradual- correspondería la ilusión de que un órgano ser socios quienes hasta ahora no pertenerepresentativo de todos los elementos del cían al estamento. Sin duda, un acrecenta- mente la autorización de la autoridad bursátil, mercado- ahorradores, entidades emisoras, uno a uno, demostrando tan delicado oficio miento de facultades a quien los desee utiliintermediarios- fuera definitivamente el caude dar serenidad y estabilidad al curso de las zar. cotizaciones, respetando la tendencia del ce institucional apropiado para el encuentro y mercado. Registrando separadamente las diálogo entre la empresa y sus accionistas, operaciones y dando información y, en su ya que hasta ahora tienen dificultades para Hacer mercado caso, publicidad total, si eventualmente la au- verse y hablar. Vamos a ver si sentados alretoridad bursátil estima que el desarrollo de la dedor de la misma mesa se logra una mayor Aunque todavía no se conoce con detalle la fisonomía de las nuevas sociedades- contratación lo exige. De este modo no hay aproximación en tan debatido tema, que es miembro de la Bolsa, se diseñan dos tipos, incompatibilidad alguna con que al propio un mal curable, no es un cáncer, porque si lo que se diferencian sustancialmente en que tiempo atienda a sus clientes, que conocen fuera ya se habría muerto la inversión en Bolunas podrán hacer mercado market ma- sus funciones bursátiles y no encuentran esa sa. kers es decir, operaciones por cuenta pro- incompatibilidad. Así sucede en todas las Bolpia y también podrán contratar por cuenta de sas y no se plantea con carácter de principio Reforma, no ruptura los clientes que les confíen sus órdenes de general ningún problema profesional o ético. Bolsa. Las otras, únicamente por cuenta de No vamos a ser aquí más sospechosos. Aunque aquel dilema político está bástante sus clientes. Está fuera de toda duda que la obsoleto, seguramente se plantea siempre intención del legislador es incrementar la El agente individual que los acontecimientos imponen un alto gracompetitividad entre agencias de Bolsa. Para Una sociedad mantenedora de uño o varios do de reflexión. La reforma es un signo de que se cumpla el objetivo de la ley es impres- mercados tendría que tener una cifra. de capi- expansión y prosperidad. El éxito de lá nueva cindible que esta diferencia de función no dis- tal por cada valor, cuyo mercado siga, sin etapa bursátil a la que empezamos a asistir torsione las condiciones de competencia, y que su tamaño pueda atentar, porque crecen se halla vinculado al reconocimiento de que que entre los dos tipos de estructura y funcio- más rápidamente, a la estabilidad de la Bol- estamos alterando para su perfeccionamiento namiento de agencias no se dé por un lado la sa. las bases de la confianza del inversor, que ha malformación de la elefantiasis y de otra la Para evitar el distanciamiento, las socieda- impulsado el crecimiento y extensión de la malformación del raquitismo. Padecería la des que por el momento no operan por cuen- Bolsa. Y que tan nocivo sería no hacer frente transparencia. Hay que decir, en cuanto a la ta propia, podrían pasar, simplemente solici- diligentemente a las nuevas demandas y defunción de los creadores de mercado, que tando el valor y ampliando el capital, a mar- safíos, como desconocer que cualquier lesión cuando existen en todas las Bolsas desarro- ket maker Competitividad en todo momento o ruptura en el tejido de la identidad, indelladas será porque tienen una razón de ser. abierta, según la demanda de servicios del pendendia y transparencia de la función de la Tienen la que dice su nombre. El mercado ahorrador y para que pueda elegir entre uno Bolsa, sólo tendría efectos irrecuperables. V LA REFORMA DE LA BOLSA DEBE REFORZAR LA CONFIANZA DEL PEQUEÑO INVERSOR