Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 A B C CULTURA LUNES 20- 7- 87 El Parque de la España Industrial, joya del nuevo urbanismo barcelonés Es uno de los proyectos más alabados por los especialistas Barcelona. Miguel Dalmau Como el rayo, Barcelona se ha vuelto a poner de moda. Dicen que ya lo estuvo durante la primera guerra mundial, cuando era la Ciudad de los prodigios; también lo fue hacia finales de los años 20, merced a la Exposición Universal, y posteriormente, a mediados de los sesenta, como centro de la resistencia cultural. No hace mucho, penas doce años, la metrópoli vivió un último resurgir que benefició esencialmente a las capas juveniles. Desde entonces, Barcelona había empleado toda su energía en ordenarse como escenario político. Han sido necesarias una toma de concienca urbana y el olvido de viejas rencillas para que la ciudad recobre parte del camino perdido. Parece como si finalmente se hubiera aceptado el hecho de que las ciudades tienen su historia personal- n o siempre agradable- y que esa historia graba a fuego el rostro de su identidad. En el caso concreto de Barcelona se olvida con frecuencia que está enclaustrada entre el mar y la montaña, además de dos ríos donde se vierten en exceso aguas residuales. La mayor parte de su espacio queda, pues, delimitado por la naturaleza y los errores del hombre, factores nada fáciles de neutralizar. Mientras los límites quedaron lejos del centro urabno, la ciudad fue creciendo libremente en sucesivos desplazamientos de su recinto amurallado. Pero con la llegada del auge industrial, Barcelona conoció un crecimiento excesivo que alteró por completo la fisonomía de los últimos siglos. Fue preciso demoler las antiguas murallas, seguir las directrices del plan Cerda- que dotó a la ciudad de su peculiar trazado cuadrangular- y esperar el veredicto del siglo XX. Pero el siglo XX ha ido quedando atrás: montañas y ríos dejaron de ser fronteras, y el actual área metropolitana presenta un índice de población desproporcionado, comparable al de Calcuta o algunos lugares de Nueva York. El urbanista Cerda estaba en lo cierto cuando, sabedor de la falta de espacio, pleneó en el centro de cada manzana un pequeño alveolo de verdor que supliera la falta de pulmones. Pero su plan, desgraciadamente, sólo fue ejecutado a medias, y los alveolos son hoy casi inexistentes, desde entonces, a Actualmente, es escenario de una exposición del esculturas cinéticas del artista japonés Susumo Chingu de esfuerzo comunitario de los vecinos, que reclamaban insistentemente el aprovechamiento de este solar de grandes posibilidades. El parque fue inaugurado por fin en octubre de 1985. Cenia en la actualidad con úina superficie total urbanizada de unos 50.000 metros cuadrados, de los que 15.000 están pavimentados, 13.000 se destinaron a hierba y 7.700 a un estanque donde el visitante puede dar un corto paseo en barca. Asimismo existen varias estatuas para juegos infantiles, una guardería, un hogar para la juventud, y el plazo breve se construirá un polideportivo en los terrenos restantes. El Ayuntamiento tiene previsto que la España Industrial, además de privilegiada zona de esparcimiento, se convierta en sede de diostintas manifestaciones culturales. Dado que el hogar de la juventud no se halla de momento habilitado a tales efectos, las manifestaciones se han de llevar a cabo provisionalmente al aire libre. El pasado 4 de julio, por ejemplo, se inauguró una interesante exposición de esculturas cinéticas del artista japonés Susumo Chingu. La obra es un conjunto de diferentes móviles que armonizan con el escenario de forma muy peculiar. La de Chingu es la primera exposición de relieve que se celebra en el Parque de la España Industrial, y todo parece indicar que ne los próximos años algunos de los mejores artistas contemporáneos expondrán en el recinto. La muestra de Susumo Chingu permanecerá abierta al público hasta el 20 de agosto, aprovechando el lapso veraniego en que la ciudad se puebla de elementos foráneos. Donde se alzaba la fábrica textil símbolo de la industria catalana, se levanta hoy este espacio verde, sede de manifestaciones culturales múltiples pesar del rescate in extremis de ciertas colínas y pequeños parques, la falta de zona verde es un hecho, y la ciudad sufre de asfixia. Inspirada en el ejemplo de otras ciudades europeas, la administración socialista se ha planteado recientemente la creación de nuevos espacios libres en puntos críticos de la ciudad. La iniciativa, sin embargo, ha resultado polémica desde el principio. De hecho, pocos dudaban de que las necesidades preferentes apuntaban a las zonas verdes y no a espacios abiertos de cemento y hormigón. Pero en la práctica no ha sido así. Una vez más la sombra del temor planea sobre el sufrido ciudadano barcelonés. Es cierto que se recuperaron solares de fábricas antiguas, se demolieron viejos edificios y se descongestionaron algunos rincones de barrios que habían crecido de forma anómala. Pero la necesidad de mirar al futuro, respetando una arquitectura de signo moderno, ha ido sepultando esas zonas con el manto asfixiante de cemento. A raíz de ello, son miles los que consideran que carece de sentido recuperar espacios si estos no se destinan automáticamente a zona verde. Uno de los pocos proyectos- -quizá el únic o- cuyo acierto queda fuera de duda o discuisón es el Parque de la España Industrial. Situado junto a la estación de ferrocarril Barcelona Central, en las proximidades del barrio obrero de Sáns, ocupa el espacio donde en 1847 fue construida La España Industrial, que fue durante décadas la mayor fábrica textil española y una de la empresas más importantes del país. Símbolo del crecimiento y la pujanza catalanas, ha dado su nombre al parque que mejor expresa el nuevo urbanismo barcelonés. El proyecto fue encargado al arquitecto vasco Luis Peña Ganchegui, tras varios años Asesinado en Chile un periodista de El Día Santiago de Chile. Efe Un conocido periodista de La Serena, ciudad situada a quinientos kilómetros al norte de Santiago de Chile, fue asesinado ayer por un grupo de personas, desconociéndose hasta ahora 1o s móviles del homicidio. Según las informaciones llegadas desde el lugar de los hechos, el periodista Humberto Veliz Zepeda fue muerto por cuatro personas frente a su domicilio a las tres de la madrugada de ayer (siete de la mañana, hora española) A esa hora, y cuando Veliz Zepeda llegaba a su domicilio, fue atacado por tres hombres y una mujer que, después de golpearlo violentamente, lo arrojaron por un barranco situado frente a la casa donde el periodista habitaba. La policía local informó, algunas horas después de cometido el crimen, que ha detenido a tres de los cuatro presuntos implicados en el asesinato del periodista, ignorándose hasta ahora él móvil de su acción. En cualquier caso, no se descarta la posibilidad de que se trate de una venganza materializada por delincuentes comunes, pues Veliz Zepeda, redactor del diario El Día de La Serena, había emprendido desde su periódico una tenaz campaña contra la delincuencia. Constituida la Asociación de Amigos de J. V. Foix Barcelona. S. C. El grupo de amigos que con más frecuencia se reunían con el poeta catalán J. V. Foix, recientemente fallecido, han decidido constituir una asociación para mantener el espíritu que presidía las conversaciones con el gran escritor y rendirle homenaje constante. Entre otros proyectos, los Amigos de J. V. Foix se proponen instituir un premio literario que llevará el nombre del autor de Sol, i de dol y que estará destinado a galardonar un libro de poemas en lengua catalana. El grupo fundacional de los Amigos de J. V. Foix está integrado por Antoni Argullol, Jordi Madern, Enrique Badosa, Teresa Boix de Roca- Pons, Josep Roca- Pons, Gaudiosá González, Encarna Cruz de Padrós, Esteve Padrós de Palacios, Nuria Mestres, Carmen Sobrevilla, Caterina Arnau y Jaume Padrós Selma. Entre otros miembros, figuran en la asociación Patricia Boehne, Jaume Ferrán, Manuel Duran, Caries Bonet, Eduard Bonet, Joan Puigdomenech, Manuel Plat Salat, Jordi Padrós Selma, Rafael Padrós Selma, Rafael Santos- Torroella, Joan Marsé, Pere Sariola y Ferrán Bach. Todas aquellas personas que deseen sumarse a los Amigos de J. V. Foix habrán de dirigirse a lá calie Setantí, 9 (Sarria, Barcelona)