Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 A B C INTERNACIONAL LUNES 20- 7- 87 reto europeo: -Alta tensión en el Golfo Pérsico CIENCIA Y DINERO Durante largos meses, muchos científicos eurocomunitarios han tenido el alma en un hilo. Por fin pueden respirar algo más tranquilos. La investigación fue ya objeto de interés cuando la Comunidad dio sus primeros pasos hace más de treinta años. Tanto la Comunidad del carbón y del acero como el Euratom previeron una tarea conjunta de investigación y desarrollo, lo que suele conocerse con la expresión I- D, respecto a dichos dos productos industriales y respecto a esta forma de energía. Luego, la Comunidad Económica Europea supo encontrar. en su propio tratado originario un- resquicio para que su Consejo de Ministros iniciara una cierta coordinación entre los miembros de ella en terrenos tales como las nuevas fuentes de energía, la biotecnología y la investigación médica, El Acta Única Europea, ya eñ vigor, ha elevado de rango y ha globalizado lo que era una práctica que había ¡do cuajando lentamente en un primer Programa Marco plürianual de investigación. Duró cuatro años, termina en el actual y significó una inversión por los diez miembros de 3.750 millones de ecus, que hoy equivar len, aproximadamente, a un poco más de 500.000 millones de pesetas. Lo que ha paralizado la respiración de muchos de nuestros sabios, y de todos los políticos o funcionarios que tienen que ver con el segundo Programa Marco, ha sido el largo pulso interno sobre su presupuesto, en el que los tres Gobiernos de los países más fuertes, también en el campo científico, pusieron serias objeciones a dotarlo con algo, más del doble de lo que: recibió su predecesor, con 7.735 millones de ecus. Si bien Francia y la República Federal dieron más tarde su acuerdo a una fórmula transaccional negociada por la presidencia belga del Consejo Europeo, el Reinó Unido se mantuvo también aquí en sus trece. Y es justo reconocer algo: con admirable independencia personal los diputados del Partido Consevador británico- -y muy en especial Amédée E. Turner- -han sabido en todo momento defender el interés general de la ciencia en Europa mucho más que los criterios del Gobierno, al que su partido apoya, por la simple razón de que no los creían acertados. En la pasada semana, el CORREPER (los sufridos embajadores que representan á los ministros) logró un acuerdo: el segundo Programa Marco estará dotado con 5.396 millones de ecus, de los que 417 serán, en principio, atribuidos más tardé. Algunos programas concretos sufrirán, como Race sobre tecnología de las comunicaciones. Pero, una vez más, ün grave obstáculo en el camino lento de Europa ha sido vencido. Quizá no sea un mal resultado después de todo. Garlos ROBLES PIQUER La Marina norteamericana comienza la protección de los petroleros kuwaitíes Irán, blanco potencial de toda la munición de la VI Flota Nueva York. José María Carrascal La semana que empieza puede ser de grandes acontecimientos en el Golfo Pérsico. Grandes y. explosivos. A lo largo de ella comenzará la escolta norteamericana de petroleros de Kuwait puestos bajo el pabellón USA, que nadie sabe qué respuesta tendrá de los iraníes. A juzgar por las amenazas que vienen haciendo, violenta, sin duda alguna. En Washington no se está seguro de nada, mientras se hacen preparativos para todo. Los planes iniciales del Pentágono preveían que la operación comenzase el próximo miércoles, día 22, y del modo más discreto y callado posible. En un principio se había pensado disponer convoyes de varios petroleros, con una auténtica flotilla de navios de guerra en torno, pero tras- mucho pensarlo, se decidió descartarlo; Tal vez militarmente era más. cómodo, por disponerse de mucha más capacidad de observación y potencial de fuego, pero políticamente no lo era, pues Jomeini sonaba demasiado a desafío. Así que se decidió despachar un sólo buque, eso sí, bien escoltado, aunque el número de navios que le escoltaran no se ha anunciado, por obvias razones de inteligecia. Será, como hemos dicho, un petrolero de Kuwait que legalmente se ha hecho norteamericano, cambiando su propiedad sobre el papel, para cumplir con la ley de este país, que prohibe a su armada escoltar a barcos de otra nacionalidad a no ser en caso de guerra declarada. Y aunque en el Gwtfo Pérsico reina de facto esa situación, le falta, a los norteamericanos al menos, entrar de jure. Si todo va bien, seguirá otro despacho, también de un sólo petrolero, el 6 de agosto y puede que, ya tentadas las aguas y establecido el precedente, se podrá pasar a la más cómoda y segura forma de los convoyes, hacia mediados del mes. Este era el plan original y aunque sus líneas fundamentales no han variado, algún detallé puede hacerlo, como el de la fecha exacta en que empezará la operación. Se debe a que ha sido descubierta, como puede constatar el lector de esta crónica, y eso la hace más arriesgada, al informar a los potenciales enemigos de cómo y cuándo discurrirá. Una vez más ha vuelto a demostrarse que la: palabra confidencial no tiene el más rhínimo valor en Washington: El Pentágono convocó a jos líderes del Congreso para infórmariesde eos detalles y que ño pudieran iuego decir qué se les tenía en la inopia, como otras veces. Pero lo primero que hizo el presidente del Comité de las Fuerzas Armadas, congresista Aspin, fue llamar a los periodistas y contarles con pelos y señales lo que le habían dicho. Ante to que es posible se cambió por lo menos la fecha del primer despacho, adelantándosela o retrasándosela un par de días, pero manteniendo el resultado del plan. En cuanto a las órdenes qué llevan ésos navios, son claras: Mantenerse en estado de máxima alerta y disparar ante la menor sospecha de que son atacados. Eso significa que Irán con sus antenas y radares desplegados y las dotaciones de sus piezas artilleras en sus puestos. Toda embarcación o reactor que se aproxime tendrá no sólo que identificarse, sino también que cambiar de rumbo en cuanto. se le diga r si no- quiere convertirse en blanco. Del mismo; modo, se tendrá bajo estricta vigilancia electrónica las baterías de cohetes que los iraníes están instalando en el Estrecho de Ormuz e islas adyacentes. Y en cuanto se detecte que su radar enfoca a los navios norteamericanos o. a los petroleros que escoltan, se disparará contra ellas. Hoy, la defensa electrónica ha avanzado tanto que es posible captar cuándo unas baterías, o el simple sistema de radar de un avión, apunta a un blanco, señal que se va a disparar contra él. Y quiere dispararse antes. No sé lo que va a ocurrir- dice un mando medio del Pentágono- Pero lo que puedo asegurarles es que no ocurrirá otra vez lo del Stark Respuesta iraní ¿Qué van a hacer los iraníes? Eso no lo sabe nadie, puede que ni ellos mismos. A juzgar por las amenazas que vienen profiriendo, van a reaccionar de diversas maneras, todas ellas violentas: Desde atacar a los petroleros y a sus navios de escolta a juzgar a los rehenes nortemaericanos que tienen cautivos los terroristas en el Líbano. Pero habrá que verlo. Los iraníes han demostrado más de una vez que pueden ser locos, pero de tontos no tienen un pelo. Y una confrontación con la poderosa armada norteamericana acumulada en aquellas aguas es lo que menos necesitan, precisamente a punto de llegar a una confrontación abierta con Francia. Claro que conociéndoles, puede vaticinarse que no van a quedarse mano sobre mano. Más que a un ataque frontal, aquí se teme uno lateral, con lanchas rápidas al amparo de la noche o, más posiblemente, con minas, que nunca dicen quién es su padre, y no hay, por tanto, pista para la represalia. En cualquier caso, Reagan ha dado la orden de adelante, creyendo tener esta vez todos los triunfos en la mano: Si la escolta transcurre sin problemas, ha garantizado la libre navegación por el Golfo Pérsico, si les salen al paso, tiene, al fin iá- oportunidad dé dar un buen, palo a los iraníes, cosa que le aplaudiría su país, harto, de humillaciones. Es precisamente el temor a ese triunfo político lo que ha hecho a los demócratas oponerse de sesperadamente al plan. Reagan, que ha caí? do por Irán, puede salvarse por Irán.