Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO PRENSA POR ESPAÑOLA SOCIEDAD ANÓNIMA 20 DE JULIO DE 1987 FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA IBRALTAR fue en e l s i g l o X V I I I base naval militar y punto clave para destrozar la potencia política del Imperio español. En el siglo XIX se convirtió, por un lado, en lugar esencial de enlace con zonas vitales del Imperio británico y, por lo que se refiere a España, en un gigantesco almacén de distribución de productos comerciales. La actual conmemoración del CL aniversario de la compañía naviera británica Peninsular Oriental- l a legendaria P O lo ha puesto de manifiesto bien recientemente. El tráfico peninsular- d e correo, pasajeros y mercancías- dirigido a Portugal y España, se centró, desde la inauguración del servicio, en Gibraltar. En el excelente y amplio reportaje que sobre este sesquicentenario se publicó en The Times de siete de julio, se ve cómo aconteció todo esto desde el viaje inaugural del Don Juan naufragado a la vuelta, a la altura de Tarifa. Desde 1945, todo este montaje se vino al suelo tanto en los aspectos económicos, como en los geopolíticos, así como en los que se relacionan con la estabilidad de los lazos de convivencia que la Plaza tenía en la zona. La languidez progresiva del Peñón se debe, por supuesto, a las medidas coactivas españolas, pero también a que queda, cada vez más, como una especie de rueda loca, aislada, de un imperio que se desmorona. Ahora Gran Bretaña ha hecho un esfuerzo enorme. Presionó a España y aprovechó su debilidad negociadora ante la CEE para imponer al ministro Moran una apertura sin condiciones de la verja. El momento era decisivo. El sector público británico no podía sostener el Arsenal. En 1987 concluían los contratos con él de la Marina Real. Desde el 31 de diciembre de 1984, pasó a estar bajo el control de la entidad Gibraltar Shiprepair Ltd. Esta encargó su funcionamiento concreto a la empresa británica Appledore. La crisis se avecinaba. Los resultados eran tan deficientes que la conflictividad social aumentó verticalmente. El caso Crinavis, la entidad fracasada en el campo de Gibraltar, comenzó a aletear sobre la Roca. Los británicos llegaron a ofrecerlo, en todo o parte, a los españoles. La crisis de los vecinos Astilleros Españoles, de Cádiz, asustaron a un gobierno al que bien se le puede aplicar aquella rotunda frase de Joaquín Costa en El conflicto de la Micronesia: No tuvieron valor ni para soñar Observemos cuál es el nuevo juego del Peñón. El abrir la verja significaba dos cosas. Por una parte, desarrollar en la colonia un centro turístico, que va a aprovechar lo que los economistas llamaríamos las economías externas marshallianas, creadas con la expansión de la Costa del Sol. Su fortaleza exige el empleo activísimo del aeropuerto. Lo que ABC REDACCIÓN ADMINISTRACIÓN TALLERES- SERRANO, 61 2 8 0 0 6- MAD R I D G GIBRALTAR: UN NUEVO PLANTEAMIENTO acaba de hacer España para que la CEE reconozca su soberanía sobre ese trozo del istmo es una especie de eso que llaman los franceses baroud d honneur y nada más. El Acta Única, que mereció tantos elogios de nuestro presidente del Gobierno, probablemente liquidará, creo, las reticencias españolas en este asunto y fortalecerá, sin más, ese aspecto de la economía Nanita. No hemos hecho, empavorecidos ante un posible veto de la señora Thatcher a nuestro ingreso en la CEE, ninguna reserva sobre Gibraltar- incluido el grave tema de las aguas jurisdiccionales- y eso se paga. El centro turístico será acompañado en este proceso de reconversión de la economía gibraltareña con una creación en la Roca de un centro financiero libre- offshore- que ahora mismo está en activa expansión. No creamos que todo van a ser tortas y pan pringado para este intento británico. Los competidores pueden abundar. Monaco ha solicitado permiso a Francia para crear un centro parecido. Las islas del Canal y la isla de Man plantean ya problemas de competencia. No se puede descartar que España, a poca visión que tenga, por motivos muy parecidos cree algo similar en Ceuta, posiblemente en Melilla, ni que Marruecos deje de pensar en reverdecer la hoy arruinada Tánger. ¿Por qué España, ante esto, no hace de la necesidad, virtud? Esto es, ¿por qué no tiene en cuenta, en turismo y en el mundo financiero, lo que planteó en ABC el pasado 16 de junio el buen financiero y excelente político gibraltareño José Manuel Triay? Este escribió entonces, y sus palabras merecen meditarse: es lamentable para quienes luchamos por la solución del contencioso de Gibraltar que sean tan numerosos los sectores gibraltareños, españoles e ingleses, que prefieren crear discordia de lo que podría fácilmente ser tema de interés común y servir para promover el entendimiento EDICIÓN INTERNACIONAL Un medio publicitario único para transmisión de mensajes comerciales a ciento sesenta naciones asunto del aeropuerto, ¿qué se hace ahora mismo en relación con Gibraltar? ¿Cómo se podría jugar en los asuntos del turismo y de la plaza financiera? Un ejemplo, como siempre, lo dan nuestros empresarios. Han empezado a no dejar que todo esto se haga a sus espaldas. Pero un tema político anejo, torpísimamente manejado, tiende a enmarañar esta larguísima contienda. En estos momentos en que España, al ingresar en la OTAN, se niega a concretar su permanencia en ella en toda la extensión requerida por su aparato militar, en Gibraltar se reacciona de modo muy dispar. El almirante británico Peter Dingemans, que tiene el mando de la OTAN para la zona llamada Gibmed, señala que el Peñón ofrece la única garantía de acceso al Mediterráneo en un momento de tensión internacional. El Estrecho debe permanecer abierto No plantea ningún problema la Plaza respecto al armamento nuclear, incluido su almacenamiento, mientras ofrece el único dique seco utilizable sin problemas por la OTAN entre Lisboa y Ñapóles, aparte de facilitar combustible, agua, depósitos de municiones, otros almacenamientos y facilidades para el recreo de los tripulantes, en particular desde que se abrió la frontera por parte española. Debe añadirse el eficaz papel de la colonia dentro de los servicios de información de la OTAN respecto a la vigilancia del Estrecho. Joe Bossano, el dirigente del partido Socialista local de Gibraltar, manifestó enfáticamente, según The Times del 26 de marzo de 1987, aparte de declarar apoyamos a G i b r a l t a r como un centro financiero internacional que dejé claro a Washington que la Marina de Guerra de los Estados Unidos siempre sería bienvenida en Gibraltar bajo un futuro gobierno local socialista Estamos en otros tiempos, Gran Bretaña ha situado, con la OTAN y el planteamiento del futuro económico llanito en torno a las plazas financieras libres- offshore- el tema del Peñón, no ya exactamente en el de un contencioso anglo- español, sino dentro de un tejido muy complejo de intereses. De nuevo guerra y capitalismo se relacionan en este punto, pero de modo diferente a como lo han hecho en el pasado. La disputa anglo- española se va a dirimir ahora en un nuevo campo. Respecto a ciertos acontecimientos, Carlyle opinaba que era absurdo bendecirlos o maldecirlos sin embargo, era importante estudiarlos Por eso era inútil luchar contra ellos; pero era glorioso esparcir, en medio de las ruinas, semillas de fe... que contribuyan a la reedificación No cabe, ante Gibraltar, hacer ahora otra cosa. Juan VELARDE FUERTES Aparte de tocar con sordina la Marcha de Cádiz en el